Enel Américas pone el foco de sus inversiones en Chile en la electromovilidad

Imagen MAURIZIO BEZZECCHERI 014

BENJAMIN RODRIGUEZ / LA TERCERA


Llegó el día. Expectantes están los fanáticos de los automóviles para recibir la Fórmula E. Enel tiene un rol clave en el evento de hoy, que está en el país por segunda vez. Para el gerente general de Enel Américas, Maurizio Bezzecheri, el espectáculo representa la aplicación más extrema de los autos eléctricos, que poco a poco comienzan a llegar a Chile, aunque todavía con precios superiores a los de combustible. Además, agrega que nuestro país fue el que le proporcionó las mejores condiciones para que la Fórmula E se pueda poner en marcha.

¿Cuál es la importancia de este evento?

-La Fórmula E es parte de la visión que Enel tiene del cambio de mundo en la energía. Es lo concreto de que el mundo cambiará y hay tres pilares.

¿Cuáles son esos?

-Uno es la electrificación, es decir, se abrirá el uso de energía a otras aplicaciones, como los autos eléctricos. Cada vez más, la energía entrará en mundos en los cuales no estaba antes. La Fórmula E representa la aplicación más extrema de un auto eléctrico.

El segundo elemento es la descentralización, es decir, la generación y almacenamiento de la energía a nivel local como una casa. Esto cambia radicalmente con el concepto anterior que era una gran planta, transmisión, distribución.

Ahora el cliente es parte del juego, ya que no solo consume sino que también genera. El tercer pilar que cambia el mundo es la digitalización, como el medidor inteligente.

Las grandes ciudades tienen un tema que es la contaminación y ruidos, por lo tanto nosotros podemos dar una respuesta: la movilidad eléctrica que parte con la lógica de los tres pilares.

Entonces, ¿cómo se están preparando en electromovilidad?

-En Latinoamérica los autos privados tienen una penetración mucho más lenta. Pero Chile se presenta de vanguardia no solo para la región, sino que para el mundo en transporte público.

Los 102 buses eléctricos es un ejemplo de ello. Nosotros distribuimos energía en las grandes ciudades de la región, por lo tanto estamos donde está el cliente. Lo que nosotros miramos son las infraestructuras globales de una gran ciudad.

Las grandes ciudades tienen un tema que es la contaminación y ruidos, por lo tanto podemos dar una respuesta: la movilidad eléctrica, que parte con la lógica de los tres pilares.

¿Los países de la región están a tiempo con la regulación?

-Evidentemente se necesita una labor de cambio regulatorio. Otra vez Chile es pionero y hace algunos meses publicó un decreto que permitía a reconocer en tarifa todos los costos relacionados con la digitalización de las redes. Por lo tanto, medidores inteligentes entran en la tarifa. Chile es el único país que formalmente reconoce estos costos. Va a la vanguardia. Estamos en un momento tópico para Chile. También se va a desarrollar el COP25. Chile está cambiando la filosofía y todo se está juntando como una especie de situación favorable.

¿Chile lo lidera entonces?

-Está avanzado. Existe una economía muy dinámica, se tiene una visibilidad en Latinoamérica. Por eso nos interesa estar en Chile, porque es una realidad donde hay una estabilidad regulatoria, hay un consumo que está creciendo y podemos aplicar soluciones a la vanguardia.

También, el país presenta soluciones a la vanguardia en movilidad pública. No hay otro ejemplo de aplicación masiva de buses eléctricos en el tránsito urbano, sin contar China.

Y, ¿hay planes de nuevas plantas en Chile?

-Estamos mirando evidentemente. El tema de la descarbonización pondrá también temas de nuevas renovables. Además, el asunto de la transmisión se debe arreglar, está un poco congestionada. Esto, porque las renovables se ponen donde hay más recursos y no necesariamente cerca de donde se utiliza la energía.

Con Enel X (tecnologías y soluciones eléctricas) continuaremos creciendo también si está la oportunidad. La distribución eléctrica también es un ámbito donde nos gusta crecer.

Comenta