Escasez hídrica y altas temperaturas: Santiago sufre su tercer julio más seco en 72 años

Según las cifras entregadas por la Dirección Meteorológica de Chile, las regiones de Coquimbo y Ñuble presentaron en el séptimo mes del año los déficit hídricos más importantes en el país, con un 60% y 80% de baja en las lluvias, respectivamente.




Déficit de lluvias, escasez de nieve y temperaturas por sobre lo normal. Ese es el panorama que actualmente, en pleno invierno, afecta a gran parte del país. El mes recién finalizado el sábado figura así como el tercer julio más seco en 72 años a causa de la megasequía por la que atraviesa Chile de norte a sur, y el escenario venidero es aún peor.

Según los datos de la Dirección Meteorológica de Chile dados a conocer esta mañana por el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, la zona comprendida entre las regiones de Atacama y El Maule presenta un déficit de pluviometría de entre 62% y 80% respecto del promedio histórico acumulado al mes de julio.

Muestra de aquello es que la acumulación de precipitaciones entre los meses de junio y julio de este año es de apenas 23 milímetros, lo que implica “un déficit de un 83% de la lluvia que deberíamos haber recibido en un año normal en ese período”, según señaló Moreno.

De esta manera, las lluvias ocurridas durante julio han sido similares a las del año 2019. En aquel período se registraron 0,6 milímetros, que distan enormemente de los 76 milímetros de un año normal. En otras palabras y tal como señaló el ministro del MOP, “este ha sido uno de los meses de julio más secos de nuestra historia”.

Por su parte, Catalina Cortés, meteoróloga de Dirección Meteorológica de Chile, precisó que respecto al territorio nacional, las regiones de Coquimbo y Ñuble presentan los déficit hídricos más importantes en el país con un 60% y 80% de baja en las lluvias, respectivamente. Mientras, en la zona sur de Chile los déficit varían entre un 40% y 50%.

Respecto a la zona de Santiago, la escasez de lluvias alcanza el 67%, equivalente a 78,1 milímetro de precipitación acumulada, y que, según Cortés, “posiciona a este mes julio como el tercer julio más seco en 72 años”.

Suministro para el consumo humano asegurado

Pese a ser este uno de los escenarios más complejos por los que atraviesa el país en términos climáticos, aún la situación es controlable, al menos durante los próximos tres meses, debido en gran parte a la acumulación de recursos que abastecen a gran parte de la población de la zona central.

Según indicó Moreno, a nivel nacional los embalses cuentan con una superficie de 3.645 hectómetros, es decir un 28% de su capacidad total, lo que representa un 46% del volumen que históricamente tenían a esta fecha.

Respecto al embalse el Yeso, hoy registra 179 hectómetros, un rango muy superior a 2019 y 2020, y que permitiría asegurar que la Región Metropolitana y Santiago contarán con una distribución de agua completamente normal durante la temporada de primavera y verano. “Tenemos seguridad de ese suministro. La situación del agua potable es mucho mejor que la que hemos tenido en los años anteriores”, indicó el jefe de la cartera del MOP.

Un panorama similar al de la Región de Valparaíso, donde el embalse Los Aromos, fundamental para el abastecimiento de aquella población, hoy cuenta con 8,7 hectómetros, similar a lo de 2020. Y a esto se suma la reciente inauguración de la cañería reversible entre este embalse y la Planta de Concón, una obra que, según dijo Moreno, “permitirá superar los problemas de agua potable” y que además permitirá asegurar “el abastecimiento hídrico para el consumo humano”.

Por otro lado y en cuanto a las regiones, los menores almacenamientos se ubican en las regiones de Coquimbo y El Maule. Ejemplo de eso son los embalses La Paloma con déficit de 55%, y la Laguna del Maule con -59% de agua en su interior.

Pero estos no son los únicos índices que revelan próximos déficits hídricos. La escasez de nieve es una situación que esta mañana fue tildada como “muchísimo peor que en los años anteriores”, ya que los déficits son superiores al 85%, tanto en el centronorte como en el centrosur: incluso en algunas zonas de la Región de Coquimbo llega al 100%.

Según los datos entregados, la estación El Sobrante de Petorca acumula un disminución de un 90%, y la estación de Portillo (Cuenca de Aconcagua) registra un déficit del 90%, mientras que Laguna Negra, ubicada en San José de Maipo, presenta un -97% de nieve. Un fenómeno atribuido, a juicio del ministro, a “la combinación de la menor pluviometría, sumado a altísimas temperaturas”.

Pronóstico de temperaturas para agosto-octubre

Según indicó Catalina Cortéz, de la Dirección Meteorológica de Chile, julio de 2021 fue el más cálido de los registros de la Región Metropolitano en 72 años, promediando 19,3°, es decir 4° más sobre lo normal, y que se podría mantener durante los próximos meses. Respecto al próximo trimestre de agosto, septiembre y octubre, dijo que “esperamos que esta condición de déficit precipitaria se mantenga entre Coquimbo y la Araucanía, y que solo la Región de los Ríos y parte norte de Aysén muestren una condición de lluvias sobre lo normal”.

En cuanto a las temperaturas, señaló que se espera que las mínimas sean similares a las que hemos evidenciado en estos meses, o sea, mañanas más frías y tardes cálidas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.