El estallido social como oportunidad para acelerar la innovación en Chile

Izamiento de la Gran Bandera Bicentenario

Renovar los directorios y mejorar el trato a las startups son algunas de las iniciativas que promueven los entendidos en el mundo del desarrollo para generar un impacto positivo dentro de las compañías en tiempos de crisis.


En tiempo de incertidumbre ante lo que pueda suceder en marzo con las protestas y el plebiscito por una nueva Constitución, la innovación nace como una oportunidad para impulsar a las grandes empresas y el mundo de los negocios en Chile tras el estallido social. "En momentos de crisis lo único que puede sacar adelante a una empresa o un emprendimiento es la innovación.

Aquí nos encontramos con la disyuntiva de seguir haciendo lo mismo y quedarnos en el camino o generar cambios que nos permitan surgir y avanzar. Innovar es la clave que permite crear valor y diferenciarnos de la competencia", dice el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas.

Misma línea que la directora de gestión en Transforme Consultores, Trinidad Beuchat, quien apunta que "debería existir irrupción de las grandes compañías en el mundo de la innovación, porque su modelo de negocio tradicional es más riesgoso bajo este contexto en Chile y están viviendo la crisis en carne propia. Pero si se expanden o invierten en desarrollo pueden reducir el riesgo".

En este escenario, la renovación de los directorios por gente que esté más abierta a nuevas ideas o que den un trato preferencial a las startups que llegan a las compañías, son algunas de las propuestas de Beuchat para acelerar este ítem.

"La innovación debe ser un deber permanente, porque de ella va a depender la adaptación a los cambios, la superación de las crisis y, en definitiva, la mantención del negocio en el tiempo", plantea el gerente general de Defontana, Diego González, y llama a mirar de cerca los ejemplos de lo que lograron Uber, Cornershop, Netflix, Rappi y Green Glass.

Sin embargo, los expertos no ven señales de que las compañías vayan por el camino de acelerar la innovación. "Nadie está aumentado la inversión y es preocupante. Las ganas de ganarle a las startups disruptivas son menos", dice Beuchat.

Mientras que el presidente del directorio de la Asociación Chilena de Venture Capital, Andrés Meirovich, coincide con la mirada pesimista. "Chile está muy atrás en el avance de la innovación. Hoy día más que nunca hay que tomar en forma positiva este tema social y hay que desarrollar negocios sustentables en todos los ámbitos".

Por su parte, el Estado seguirá promoviendo la innovación en el mundo de los negocios por medio de sus programas de desarrollo. "Con el propósito de aumentar el número de empresas chilenas que innoven sistemáticamente e inviertan en I+D. Se debe generar un cambio de mentalidad en las empresas y debemos relevar la importancia del I+D a nivel nacional, crear conciencia y conocimiento en la temática", comenta Terrazas.

Comenta