Eventual quiebra de Sears confirma complejo momento del retail tradicional

Autor: Pulso

FILE PHOTO: A man walks in front of a Sears store in Mississauga, Ontario, Canada, October 6, 2017. REUTERS/Mark Blinch/File Photo SEARSHOLDINGCORP-BANKRUPTCY/STOCKS

La minorista estadounidense ayer cerró su sexta jornada a la baja ante la inminente cesación de pagos y la petición de acogerse a quiebra.


Sears, la icónica minorista estadounidense, sufrió una violenta caída en Wall Street y acaparó todas las miradas del mercado. El papel llegó a caer 37,57% durante el día luego de que contratara a la firma M-III Partners, esto ante una inminente suspensión de pagos y la petición para acogerse a la ley de quiebras de Estados Unidos, según el The Wall Street Journal. Sears estaría a punto de incumplir una obligación por US$ 134 millones.

Al cierre de la jornada el título de la cadena de almacenes moderó su desempeño y terminó cayendo 16,83%, hasta US$ 0,48, completando seis jornadas a la baja.

Edward Lampert, el gestor de fondos que preside y dirige la compañía, además de ser su mayor accionista y principal acreedor, ha salido en anteriores ocasiones al rescate de la empresa haciendo frente al pago de sus deudas.

No obstante, el diario apuntó que Lampert estaría buscando en esta ocasión una reestructuración más amplia de Sears, incluyendo la venta de inmuebles por un valor de US$ 1.500 millones, así como llevar a cabo desinversiones por importe de US$ 1.750 millones, incluyendo la marca de electrodomésticos Kenmore.

Sears probablemente encarna lo que los medios estadounidenses denominan como el apocalipsis del retail en EEUU, el cual básicamente se traduce en que los jóvenes y adolescentes del país están dejando de ir a los centros comerciales y tiendas físicas, inclinándose por las compras online en donde el campeón es Amazon.

Sólo en 2017, se cerraron 8.600 tiendas en el país norteamericano.

A principios de año, otro ícono de las tiendas en ese país, Macy’s, anunció nuevos detalles de su plan de reestructuración el que incluyó el despido de unos 5.000 trabajadores y el cierre de once tiendas en EEUU, que se suman a las 60 que cerró el año pasado.

J.C. Penney no lo ha hecho mucho mejor. La cadena de almacenes perdió US$ 116 millones en su ejercicio fiscal 2017 finalizado en febrero de este año y anunció que despedirá a 360 trabajadores de sus tiendas en todo el país, incluidos 130 de su sede corporativa.

Chile. La arremetida de las plataformas de e-commerce también tiene preocupado a los retailers chilenos, los cuales se están preparando para la eventual llegada de Amazon a Chile. Falabella ha sido una de las más proactivas en esta materia al adquirir el marketplace Linio y ganar la franquicia de Ikea en América Latina. Lider, la filial local de Walmart, se quedó con Cornershop en una operación que superó los US$ 220 millones.

Seguir leyendo