Expectativas de crecimiento vuelven a caer y la ciudadanía percibe a la economía estancada

Paseo Ahumada

Foto. Agenciauno

La encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central redujo la proyección de PIB para 2019 a 2,6%, mientras que la encuesta Cadem muestra una nueva caída en el respaldo al equipo económico del gobierno y un 75% ve a la economía estancada.




Un panorama poco auspicioso evidenció ayer la Encuesta de Expectativas del Banco Central con las proyecciones de PIB para Chile este año, en línea con la encuesta Cadem, que midió cómo aprecian los chilenos el escenario doméstico actual y cómo se proyectan para los próximos meses.

Respecto de lo primero, el sondeo del instituto emisor mostró por séptima vez consecutiva cómo los analistas ajustaron a la baja la proyección de PIB 2019 para Chile hasta el 2,6%, una décima menos que en la muestra del mes pasado. Este resultado se ubica por debajo de la proyección oficial de Hacienda de 3,2% y la del Banco Central que en su último Ipom estimó un rango de entre 2,75%-3,25%.

Pero no es el único ajuste. También corrigieron a la baja -por tercera vez consecutiva- la previsión de crecimiento para 2020 hasta 3,1%, una décima menos que hace un mes y la del PIB de 2021, también en una décima, hasta 3,3%.

Para el corto plazo, el sondeo sí anticipa una mejora en el desempeño de la economía proyectando 3% para el Imacec de julio, cifra que estará apoyada por dos días hábiles adicionales y una baja base de comparación con el mismo mes del año pasado. De hecho, ese último factor apoyará al dinamismo de todo el tercer trimestre.

La baja en las proyecciones de los expertos es coincidente con la percepción de la ciudadanía. Según la encuesta Cadem, el respaldo a la gestión económica del gobierno sufrió una caída de 20 puntos en agosto respecto al año pasado, mientras que el rechazo se elevó hasta 57%, siendo las principales preocupaciones de los chilenos el desempleo (38%), la inflación (15%) y el escenario internacional de guerra comercial (14%).

Pero no solo eso. Pese a la insistencia de Hacienda y el consenso de los expertos respecto de un mejor segundo semestre, la Cadem muestra que quienes piensan que Chile va por un mal camino alcanzan al 54%, mientras que quienes piensan que va por buen camino llegan al 36%.

Otro tanto ocurre con la percepción futura: quienes ven a la economía estancada o retrocediendo alcanzan el 75%, en tanto que aquellos que estiman que está progresando bajó a 23%.

¿Cerca de 2%?

La gran duda a estas alturas es cuánto más podrían seguir cayendo las proyecciones de crecimiento para 2019, dada la debilidad de la economía y si podría acercarse al 2%.

Según Alejandro Fernández, de Gemines, se trata de un escenario que "no se puede descartar", aunque "va a depender de cómo evolucione el escenario externo (para peor o para mejor) y las cifras internas. El Imacec de julio va a ser relevante en ese sentido", señala.

Complementa Sergio Godoy de Tanner, quien plantea que "es un evento de baja probabilidad todavía, menos de 20%. La fortaleza del consumo y la recuperación de la inversión y una mayor expansión fiscal hacen que este escenario se vea altamente improbable", opinión que comparte Tomás Flores de LyD. "Es poco probable que lleguemos a 2%, ya que a partir de julio observaremos variaciones de Imacec superiores a 3%".

Destaca que "en la encuesta de expectativas económicas del Banco Central se espera un tercer trimestre creciendo a 3,3%", mencionando además el adelantamiento en la implementación de la depreciación de inversiones, anunciada por Hacienda ayer como un factor que podría apuntalar el crecimiento.

En ese sentido, Nathan Pincheira de Fynsa apunta que se observa para los próximos meses "a la economía creciendo de 2,5% hacia arriba, más que de 2,5% hacia abajo".

Por su parte, Sergio Lehmann de BCI realiza un análisis mixto. Esto, porque si bien dice que el 2% "es difícil, dada la dinámica propia de la economía, con perspectivas a ir repuntando por minería, mayor gasto público y base de comparación", para 2020, "el 2% es un escenario de riesgo, ante la posibilidad de que se agudice la guerra comercial y que el gobierno no logre avances en reformas, como la modernización tributaria".

Comenta