FMI reduce proyección de crecimiento para la economía chilena este año y la iguala a la de Hacienda

FMI-2

El organismo prevé un aumento de 3,2% para el PIB de Chile en 2019 frente al 3,4% pronosticado en abril. Sin embargo, mejoró su estimación para el próximo año.




El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la proyección de crecimiento para la economía chilena este año a 3,2% desde el 3,4% previsto en abril, en medio de un deterioro del escenario regional y la desaceleración de la economía china. Sin embargo, mejoró la estimación para el próximo año en el que se prevé una expansión de 3,4% frente al 3,2% pronosticado previamente.

"La proyección de crecimiento de Chile se ha revisado a la baja ligeramente, tras un desempeño económico más débil de lo esperado al comienzo del año, pero se prevé que repunte en 2020 gracias a la adopción de políticas más acomodaticias", dijo el organismo al dar a conocer su informe World Economic Outlook.

Al respecto la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, destacó la política monetaria como uno de los elementos que hacen ser más optimista al organismo para el próximo año, haciendo referencia al agresivo recorte de 50 puntos en la tasa de interés realizado en junio por el Banco Central.

Adsemás recientemente el instituto emisor abrió la puerta a realizar un nuevo recorte a la tasa de interés y de acuerdo a las expectativas del mercado éste se podría concretar en septiembre. Los operadores financieros estiman que en dicho mes el instituto emisor bajaría la tasa a 2,25% frente al 2,5% actual, con lo que se ubicaría en su menor nivel desde septiembre de 2010.

De este modo con la actualización de sus proyecciones el FMI se alineó a las del gobierno. Cabe recordar que en el marco de la Cuenta Pública, el Presidente Sebastián Piñera ajustó desde un 3,5% a un rango de entre 3% y 3,5% la proyección de crecimiento para este año y a inicios de este mes el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, precisó que dicho rango tenía un sesgo a la baja centrado en 3,2%. En tanto, a mediados de junio el Banco Central también redujo su pronóstico a un rango de entre 2,75% y 3,5%, desde el 3%-4% previsto en marzo.

Sin embargo, la previsión es más optimista que la del mercado. En la última Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central, dada a conocer el 3 de julio, los expertos bajaron su estimación para el aumento del PIB en 2019 a 2,8%, frente al 2,9% estimado en el sondeo del mes anterior.

América Latina

Para América Latina en su conjunto el FMI aplicó un fuerte recorte en su estimación a un aumento de sólo 0,6% desde el 1,4% pronosticado en abril, mientras que para el próximo año se espera un repunte de 2,3% levemente inferior al 2,4% previsto anteriormente.

El FMI señaló que en la región la actividad se desaceleró notablemente al comienzo del año en varias economías, debido principalmente a factores idiosincrásicos.

"La considerable revisión a la baja para 2019 refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de Brasil, donde el ánimo se ha deteriorado notablemente dada la persistente incertidumbre acerca de la aprobación de la reforma de las pensiones y otras reformas estructurales, y México, donde la inversión sigue siendo débil y el consumo privado se ha desacelerado, como resultado de la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento, quepodrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana", señala el informe.

Para Brasil el FMI prevé un crecimiento de 0,8% este año y 2,4% el próximo, versus las expansiones de 2,8% y 2,1% estimadas anteriormente, mientras que en el caso de México se pronostica un aumento de 0,9%, comparado con 1,6% de la proyección anterior, y se mantuvo en en 1,9% el cálculo para 2019.

Sobre la economía de Argentina el FMI sostiene que se contrajo en el primer trimestre del año, aunque a un ritmo más lento que en 2018. La proyección de crecimiento para 2019 se ha revisado ligeramente a la baja con respecto al informe de abril, y ahora para 2020 se prevé una recuperación más moderada.

Respecto a Venezuela el informe indica que la profunda crisis humanitaria y la implosión económica en Venezuela siguen teniendo un impacto devastador, y se prevé que la economía se contraiga alrededor de 35% en 2019.

Economía Mundial

En medio de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el FMI redujo por cuarta vez consecutiva sus estimaciones para el crecimiento de la economía mundial.

El organismo ahora proyecta una expansión de 3,2% para 2019, con un repunte a 3,5% en 2020, ambas cifras inferiores en 0,1 puntos porcentuales a las previstas en abril.

"El crecimiento mundial sigue siendo moderado. Desde la publicación de la edición de abril de2019 de Perspectivas de la economía mundial (informe WEO), Estados Unidos ha incrementadoaún más los aranceles sobre ciertas importaciones chinas y China ha respondido elevando los aranceles de un subconjunto de importaciones de Estados Unidos", señala el informe.

Agrega que tras la cumbre del G-20 celebrada en junio se evitó una nueva escalada de estas medidas y que las cadenas mundiales de suministro de tecnología se vieron amenazadas por la posibilidad de que Estados Unidos imponga sanciones, no se ha disipado la incertidumbre relacionada con el brexit y las crecientes tensiones geopolíticas han alterado los precios de la energía.

"Los datos sobre el PIB en lo que va del año, sumados a una moderación general de la inflación, apuntan a una actividad mundial más débil de lo previsto. La inversión y la demandade bienes de consumo duraderos han sido moderadas en las economías avanzadas y demercados emergentes, dado que las empresas y los hogares continúan postergando el gasto alargo plazo. Por consiguiente, el comercio mundial, que es intensivo en cuanto a maquinaria ybienes de consumo duraderos, sigue siendo flojo", señala el informe.

Asimismo indica que el repunte del crecimiento proyectado para 2020 es precario, y supone la estabilización de las economías de mercados emergentes y en desarrollo que están atravesando tensiones y avances hacia la resolución de las diferencias entorno a políticas comerciales.

Comenta