FNE pidió al TDLC incorporar a procesos tarifarios 15 servicios de empresas sanitarias

Según dijo la Fiscalía, esto se debe a que existen evidencias claras de que los servicios en cuestión se brindan con características monopólicas.


La Fiscalía Nacional Económica (FNE) solicitó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que califique como servicios sujetos a regulación tarifaria una serie de prestaciones de las empresas sanitarias, y que, a su vez, sea la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) la que fije sus precios.


Lo último en Pulso

Según lo expuesto por la FNE, esto se debe a que existen evidencias claras de que los servicios en cuestión se brindan con características monopólicas, por lo cual “se justifica establecer tarifas reguladas bajo el modelo de empresa eficiente”, dijo el abogado de la división antimonopolios de la FNE, Sebastián López.

El abogado sostuvo que se trata de prestaciones adicionales a las que considera el servicio público, es decir producción y distribución de agua potable, y la recolección y disposición de aguas servidas. Estas se agrupan en 6 categorías de servicios.

En primer lugar, en la producción de agua potable se considera la venta de agua potable en camiones aljibes y a través de la red de producción. En segundo lugar, la distribución de agua potable por red que incluye el corte de suministro para la conexión de redes de agua potable y para la conexión de arranque, además de la venta de agua potable desde la red. La tercera categoría corresponde a la recepción y tratamiento de aguas servidas provenientes de camiones limpiafosas.

Otra categoría corresponde a los servicios relacionados al artículo 52 bis de la Ley general de servicios sanitarios, relacionado a zonas rurales, la cual incluye: servicio integral de proyectos; derecho conexión convenios; y venta de agua potable a proyectos. Además de la operación solo agua potable a proyectos de dichas zonas; operación de solo recolección y tratamiento a proyectos; y servicio de tratamiento de aguas servidas a proyectos.

La quinta categoría corresponde a servicios asociados a ampliaciones del territorio operacional; y la sexta a servicios comerciales y administrativos. Esta última incorpora el cobro por agua perdida en la red y el despacho postal de boletas y facturas.

De acuerdo a lo mencionado por la FNE, la última vez que se hizo un proceso de este tipo en torno a empresas sanitarias fue en el 2004.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.