Fondo solidario en proyecto de retiro del 10% de las AFP recibe duras críticas

Ministro Briones critica propuesta de pensiones de Gabriel Boric

Luego de que el diputado Gabriel Boric dijera que es un fondo permanente, los economistas y el gobierno salieron a criticar la propuesta. Los expertos coinciden en que este tema debe ser visto en la reforma previsional.




Contradictorio, ambiguo, de dudosa aprobación futura, y que está intentando hacer “pasar gato por liebre”. Esas fueron algunas de las formas en que describieron los expertos el fondo solidario que propone el proyecto para retirar el 10% de las pensiones. En lo que todos coincidieron, es que esto debe ser discutido en la reforma previsional.

“Parece de una liviandad realmente sorprendente”, dijo este lunes el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

La polémica se inició porque en un principio los economistas, autoridades y la opinión pública entendió que lo que proponía la iniciativa era un fondo transitorio que reintegre los retiros que podrían hacerse de las AFP en caso de que se apruebe este proyecto. Sin embargo, mediante una carta el diputado Gabriel Boric y la economista Claudia Sanhueza aclararon que es un fondo permanente para complementar la pensión de todos los afiliados.

El primero en reaccionar fue el economista y académico UCLA, Sebastián Edwards, quien mediante otra carta señaló que “lo grave es que, bajo el pretexto de ayudar a la clase media, se va a aprobar, por medio de un resquicio legal, entre gallos y medianoche y con votos de la derecha, un cambio estructural que debe ser discutido en forma amplia, transparente y exhaustiva (...) Los patrocinadores de la iniciativa están tratando de ‘pasar gato por liebre’”.

En concreto, lo que dice este artículo transitorio en el proyecto, y que fue presentado por el diputado Boric, es lo siguiente: “Créase el Fondo Colectivo Solidario de Pensiones. Este fondo se financiará con aportes de los empleadores y del Estado, y cuyo objetivo será financiar, bajo criterio de progresividad, complementos de pensiones que serán necesarios producto de los montos retirados conforme al derecho que establece esta disposición transitoria”.

Para estos efectos, la iniciativa dice que el Presidente deberá enviar un proyecto de ley con los detalles, en el plazo de un año desde publicada esta reforma constitucional. El exsuperintendente de Pensiones, Alejandro Ferreiro, comenta que “la redacción parece asociar el fondo a eso, pero algún diputado (Boric) lo ve como una reforma permanente, casi subrepticiamente”.

La economista Paula Benavides señala que “aunque se ha dicho que sería para complementar pensiones de todos, esto podría ser algo contradictorio con el proyecto, que se refiere al objetivo de financiar complementos producto de los montos retirados, y también con la expectativa que se ha generado”.

En ese sentido, agrega que “en cualquier caso compensar sería complejo. Si así fuera, estaríamos creando una estructura de seguridad social para financiar retiros masivos vinculados con la capitalización individual, lo que sería regresivo y un contrasentido. Aun si no se compensa, retiros de esa magnitud probablemente harán inviable una reforma de pensiones en los próximos 10 años, ya que solo para equiparar las menores pensiones, se necesitaría una cotización de entre 2 y 3 puntos en ese horizonte”.

Ferreiro añade que le “parece muy ambiguo como forma de compensación. Queda dependiendo de una ley muy incierta en contenido y de dudosa aprobación futura. No es claro como pagaría el Estado y los empleadores, aunque es claro que si pagan actores distintos de los que retiran el incentivo a retirar será imbatible y el costo de compensación será tan alto que es probable que nunca ello ocurra y que el efecto neto sea una caída en pensiones futuras”.

Comenta