Gobierno evalúa subir impuesto a altos ingresos para acelerar aprobación de la reforma tributaria

Dentro de los partidos de gobierno se mostraron abiertos a escuchar las ideas y sugerencias de la oposición, siempre y cuando no cambie el “corazón” del proyecto, que en este caso es la integración del sistema. El debate se retomará el próximo lunes 7 de enero en la Comisión de Hacienda de la Cámara.


El debate sobre el proyecto de Modernización Tributaria está tomando forma. Si bien la discusión legislativa ha sido lenta, el trabajo de los equipos técnicos de los partidos políticos ha ido avanzando de manera más acelerada. Ese es el caso de los expertos de la DC y del PPD quienes terminaron su trabajo técnico con una serie de propuestas, siendo una de las principales el hecho de que se abrirían a aprobar la integración del sistema impositivo a cambio de un aumento en el gravamen de los sectores de mayores ingresos. En concreto plantean subir el impuesto de segunda categoría (personas) de 35% a 40% o bien crear un nuevo tramo para impuestos a las personas.

Según ambos partidos, este sería uno de los puntos clave, pero no el único para destrabar la reforma tributaria. A esta opción se sumó ayer el Partido Socialista (PS) quienes a través de su equipo técnico están preparando también una minuta con sus propuestas. El extesorero general de la República e integrante del equipo técnico, Hernán Frigolett, entregó algunos ejes centrales de su planteamiento: “Nuestros principios básicos son mantener la progresividad, compensar la recaudación y no debilitar las atribuciones del SII”.

En ese sentido, con respecto a la propuesta de PPD y la DC, Frigolett sostuvo que es una vía a explorar como mecanismo de compensación, pero que también hay otras que se estarán dentro del documento final. “Una alternativa a analizar es combinar una tasa de primera categoría más alta para las grandes empresas, por ejemplo, podríamos dejar a las pymes en 25% y a las grandes empresas dejarlas en 30% en términos de primera categoría y además subir el tramo de 35% volver al 40% en los impuestos personales”.

Una posición más cerrada tuvo el representante del Frente Amplio en la Comisión de Hacienda, Giorgio Jackson, quien dijo que sólo están disponibles para una reforma que aumente o mantenga la progresividad en la recaudación”.

El gobierno abre la puerta

Ante este planteamiento, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se abrió a analizarlas: “Siempre hemos dicho que como gobierno estamos abiertos al diálogo. Estamos en plena discusión de la Modernización Tributaria en el Congreso e incorporaremos distintas ideas al análisis”.

El secretario de Estado añadió que “este no es el momento de definir temas específicos; hay muchas propuestas planteadas por distintos sectores”, sostuvo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín. No obstante, fuentes de gobierno indican que el subir el impuesto a las personas es una opción que se está evaluando, dado que podría ser una buena herramienta de negociación que permitiría acelerar la discusión y cumplir con la meta de Hacienda de tener aprobada la idea de legislar dentro de enero y así acelerar paso legislativo.

Actualmente, el proyecto se encuentra en primer trámite constitucional en la Comisión de Hacienda de la Cámara y su debate se retomará el próximo lunes 7 de enero.

Qué dice el oficialismo

Dentro de los partidos de gobierno se mostraron abiertos a escuchar las ideas y sugerencias de la oposición siempre y cuando no cambie el “corazón” del proyecto, que en este caso es la integración del sistema. El jefe de bancada de Renovación Nacional (RN) e integrante de la Comisión de Hacienda, Leopoldo Pérez, afirmó que “como jefe de la bancada de RN y representante del partido en el Parlamento puedo decir que siempre estamos dispuestos al diálogo, no nos cerramos a cualquier alternativa, por lo que indudablemente habrá que estudiarlo”.

El legislador acotó que “no tenemos cerrada la puerta al aumento de impuesto, hay que analizarlo y si eso no afecta el corazón de la reforma estamos dispuestos a dialogar, aun cuando sean nuestros adversarios políticos”. En la UDI, el diputado integrante de la Comisión de Hacienda, Patricio Melero, sostuvo que está abierto al diálogo. “Medidas como las que están promoviendo la DC y el PPD, pueden estudiarse, pueden verse, pero es necesario que la oposición apoye la idea matriz y fundamental de esta reforma, que es la integración al 100% y el capítulo pyme”. En ese contexto añadió que “la reforma tributaria es un sistema integral, no se puede tocar una cosa sin aceptar a la otra. Lo fundamental es volver a un sistema 100% integrado, no hay que irse por las ramas, hay que cuidar lo sustancial de la reforma que es volver al 100% integrado y salvar el capítulo pymes que es lo fundamental y nos lo han pedido todos los sectores”.

Una posición más dura tuvo el diputado UDI Guillermo Ramírez, quien fue enfático en señalar que el Ejecutivo no debería recibir la propuesta de los partidos de oposición. “Yo prefiero que el gobierno ignore esa propuesta, siga haciendo lo que está haciendo, de tal forma de poder consolidar el progreso económico que estamos experimentando, sentenció el parlamentario miembro de la Comisión de Hacienda”.

Seguir leyendo