Gobierno ingresa proyecto que busca reconvertir la Fundición Ventanas de Codelco y mantener operando la refinería

La iniciativa ingresó por la Cámara de Diputados y Diputadas, y cuenta con suma urgencia, por lo que tendrá un plazo de quince días para ser despachada al Senado. La propuesta busca mantener operativa la refinería.


Este martes, el gobierno ingresó el proyecto de ley que permitirá poner fin a la operación de la Fundición Ventanas tal y como se conoce hasta el día de hoy. Así lo establece la iniciativa que modifica la Ley N°19.993, con el objeto de permitir que el tratamiento de los productos de la pequeña y mediana minería de Enami pueda realizarse por Codelco en instalaciones distintas a las de la polémica operación ubicada en Puchuncaví.

El proyecto ingresó por la Cámara de Diputados y Diputadas, y cuenta con suma urgencia, por lo que tendrá con un plazo de 15 días para ser despachada al Senado. La propuesta del Ejecutivo llega a 12 días de conocerse el plan de retiro que la minera estatal ofreció a 349 trabajadores de la División, agrupados en dos sindicatos.

Pese a que el reporte financiero de la iniciativa indica que el proyecto no irrogará gasto fiscal, el plan de retiro voluntario para los trabajadores de la estatal tendría un costo total de US$15 millones, algo que el informe del proyecto asume podría afectar los excedentes que entrega la minera al Estado. “Si bien los excedentes de Codelco son traspasados en forma íntegra al Fisco, y estos podrían verse afectados, no es posible cuantificar potenciales efectos de estas disposiciones sobre los ingresos fiscales”, señala el apartado financiero de la iniciativa.

60% de las emisiones

En concreto, el mensaje justifica el cierre definitivo de la fundición y refinería, que opera en la bahía de Quintero-Puchuncaví, en la contaminación que genera su operación.

“Sus emisiones de dióxido de azufre son cercanas a las 10.000 toneladas anuales y representan más del 60% del total de emisiones de ese contaminante en el polo industrial, lo que genera, a pesar del cumplimiento de la normativa ambiental, que la División Ventanas sea identificada como una de las principales industrias contaminantes de la zona”, señala el proyecto.

Junto con mencionar la vinculación a los “incidentes o crisis ambientales” que han afectado a la zona, la iniciativa agrega que los episodios de intoxicación en la población han ocasionado “altos costos reputacionales y de imagen para la principal empresa estatal del país y productor número uno de cobre en el mundo”.

Ante esto, la iniciativa afirma que “ni siquiera una cuantiosa inversión garantizaría el cumplimiento de las metas de captura de emisiones equivalentes a las mejores tecnologías disponibles para la industria de fundición a nivel mundial, ni evitaría nuevos episodios de emergencia, debido a la crisis socioambiental del polo industrial”.

Reconversión productiva

Pese a lo anterior, el mensaje establece directamente que la autorización a Codelco para procesar los productos de la pequeña y mediana minería que le envíe Enami en otras instalaciones “no significaría el cierre de la División Ventanas”.

“Al contrario, habilitará un proceso de reconversión productiva para ajustar la actividad industrial de ese complejo a la realidad socioambiental de la zona, potenciando el desarrollo de aquellos procesos industriales que, junto con agregar valor a la producción de cobre, resultan compatibles y amigables con la sostenibilidad del entorno y sus habitantes, como lo es la refinación”, indica el proyecto.

La decisión va en línea con lo acordado por el directorio de la minera estatal, de implementar un cierre gradual de la fundición.

Por esto, Ventanas se mantendría como una unidad clave para el negocio de refinería de Codelco. De hecho, el proyecto propone asegurar los insumos necesarios para el funcionamiento de la refinería por todo el tiempo de operación autorizado.

Según detalla la iniciativa, en la Refinería Ventanas se procesan actualmente 245 mil toneladas métricas finas de ánodos provenientes de Caletones-El Teniente, otras 86 mil toneladas de Paipote-Enami, además de las 90 mil toneladas generadas por la Fundición Ventanas. Del total, el 79% de los productos que se refinan proviene de otras fundiciones, teniendo Codelco la capacidad de reemplazar el 21% restante.

La decisión de mantener operando la refinería responde a que el proceso “tiene impactos acotados y controlados, compatibles con la localización de la Refinería Ventanas, entregando cátodos de cobre de la más alta pureza a nivel mundial como producto final”, indica la iniciativa.

“De este modo, la reconversión productiva de la División Ventanas es viable y ofrece una importante potencialidad de desarrollo futuro, al tiempo que permite conciliar una industria que aporta enorme valor a la minería estatal, con los desafíos que impone el contexto socioambiental de la zona”, afirma el proyecto.

Cabe recordar que la fundición Ventanas acumula tres intentos de cierre en el pasado. Y no solo por los episodios de contaminación, sino también por sus pérdidas económicas. Fueron las últimos episodios de contaminación de junio los que abrieron nuevamente la discusión.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.