El plan de retiro que ofreció Codelco a trabajadores para sellar el cierre de la Fundición Ventanas

Workers of Codelco's Ventanas copper smelter take part in a rally in support of their job positions, after authorities declared an environmental emergency in the region, pointing to the refinery as a possible cause of contamination along with other companies in the area, in Ventanas, Chile June 14, 2022. REUTERS/Rodrigo Garrido

Conocedores de las propuestas entregadas por parte de la administración, creen que la mitad de los trabajadores de la fundición aceptará la oferta planteada y el resto se acogerá a un plan de retiro voluntario debido a su avanzada edad, lo que tendría un costo total de US$15 millones, aproximadamente.


El nuevo presidente de Codelco, Máximo Pacheco, ha enumerado en privado, en sus poco más de 120 días de gestión, cuatro triunfos de la nueva administración. Primero, cerrar un acuerdo con Marubeni para la construcción de una planta desaladora, poniendo fin a una incertidumbre que se extendía por siete años. El segundo: conseguir el compromiso del actual gobierno de capitalizar el 30% de las utilidades en los próximos cuatro años. Tercero, la discusión de los temas estratégicos con sus dos agrupaciones sindicales más relevantes: la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) y la Federación de Sindicatos de Supervisores. Y el cuarto, el cierre de Ventanas.

El viernes 29 de julio, dos de los sindicatos que reúnen a los 348 trabajadores de la Fundición Ventanas aprobaron el plan de retiro propuesto por la minera estatal. La reunión terminó con aplausos: ese día los trabajadores escucharon la propuesta de los ejecutivos que se trasladaron hasta la Región de Valparaíso a fin de explicar la propuesta y resolver sus dudas en terreno.

En el encuentro, los ejecutivos de Codelco se comprometieron a presentar a cada uno de los trabajadores afectados con el cierre -una vez que sea aprobado el proyecto de ley- una oferta laboral con una mejor remuneración a la que reciben actualmente en Fundición Ventanas y les dijeron que su calidad de vida sería superior en otra división.

Conocedores de las propuestas planteadas por parte de la administración creen que la mitad de los trabajadores de la fundición aceptará la oferta planteada y el resto se acogerá a un plan de retiro voluntario debido a su edad, lo que tendría un costo total de US$15 millones, aproximadamente.

Las fuentes consultadas explicaron que Codelco propuso a los trabajadores que finalicen su vínculo laboral el pago de una indemnización que consiste en la entrega de una remuneración mensual por cada año de servicio, sin topes. Además de una compensación negociada que equivaldría al pago de un sueldo extra.

Oficialmente por escrito, Codelco explicó: “El plan acordado para la transición justa de los trabajadores de la Fundición Ventanas, que incluye opciones como la reubicación, la reconversión o el egreso especial voluntario, sólo podrá ser ejecutado una vez que se modifique la Ley N°19.993, que obliga a Codelco a mantener la capacidad en esa fundición para procesar los concentrados provenientes de Enami. Una vez que ello ocurra y el cese se haga efectivo, los trabajadores podrán elegir entre las alternativas disponibles, por lo que por ahora no es posible determinar la cantidad de trabajadores ni el costo de cada una de las opciones”.

El presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre, Amador Pantoja, explicó que “se supone que el plan de egreso es el mejor de la corporación”. “El mejor plan de egreso en términos económicos que entregó Codelco a sus trabajadores ocurrió con Chuquicamata. Tiene que ver con los días por año, aportes previsionales y salud. Ellos tienen un monto asociado a la salud, más un compromiso que está con una vigencia de cinco años que se llama post egreso”, dijo.

“Otro plan de egreso podría haber sido el nuestro, pero creo que se quedaron con el de Chuquicamata. Ahora, con respecto a los temas de la transición, basado en las transferencias, lo que estoy sintiendo es que el acuerdo debe estar relacionado con traslado de gente nuestra y también, por otro lado, algunos traslados de ellos a otras fundiciones nuestras como Caletones, Potrerillos o Chuquicamata. El costo del plan de egreso por cada trabajador en el caso de Chuquicamata ascendió a US$100 mil o un poco más”, acotó Pantoja.

A su parecer, cualquier trabajador que se traslade desde la Fundición de Ventanas a otra unidad de Codelco siempre será conveniente en términos económicos.

“Casi todos tienen más de 50 años”

La presidenta del Sindicato 1 de Trabajadores de Ventanas, Andrea Cruces, sostuvo que “la batalla no acabará hasta que el Congreso tome una decisión país”. Consultada sobre los términos del acuerdo alcanzado con la administración de Codelco, indicó que “no te puedo dar ninguna información de esa índole”.

“El acuerdo está y las personas afectadas son 348. Casi todos tienen más de 50 años, hablamos entre el 80% a 90%. Esta es una primera etapa, porque tenemos que reubicar a la gente que no querrá irse para su casa. Es un crimen enviar a la casa a alguien con 45 años. Buscamos un primer acuerdo, hoy vamos por un segundo acuerdo para darle salida al traslado de personas, y después es ver cómo quedan las personas que no se fueron para su casa ni tampoco se trasladaron y se quedaron allí. Allí tienen que buscar en qué lugar dejarlos”, añadió.

“No estamos de acuerdo con el cese, pero tampoco podemos cerrarnos a tener algo en caso de que el Congreso tome la decisión de terminar con la Fundición de Ventanas. Si se cierra y no tenemos nada, los trabajadores son los únicos que perderán. Ellos le llaman acuerdo, pero nosotros le llamamos una salida. No es una negociación, es una salida justa”, concluyó la dirigenta.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.