Reconciliación en la familia Calderón: "Quedaron claros los hechos del pasado y se valoraron los largos años de exitoso trabajo"

LAZARO CALDERON

Lázaro Calderón, gerente general de Ripley Corp.

"Como familia de empresarios reafirmamos nuestro compromiso de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar del país", informaron a través de un comunicado.




Mediante un comunicado, los hermanos Calderón Volochinsky -controladores de Ripley- afirmaron haber resuelto sus diferencias, además de recuperar la confianza entre la familia: "Quedaron claros los hechos del pasado y se valoraron los largos años de exitoso trabajo de los hermanos".

El escrito señala que ante el interés de los medios en relación a las diferencias que protagonizó la familia, los hermanos Calderón comunicaron que resolvieron sus discrepancias, "recomponiéndose las confianzas mutuas".

"Quedaron claros los hechos del pasado y se valoraron los largos años de exitoso trabajo de los hermanos. Como familia de empresarios reafirmamos nuestro compromiso de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar del país", concluye el comunicado.

En mayo, La Tercera PM dio a conocer un escrito prejudicial presentado por Verónica Calderón contra sus hermanos, en que relata su versión y anuncia que los demandará.

La disputa había comenzado unos meses antes, cuando Verónica Calderón se percató de que su participación en Ripley Corp. era la mitad que la de sus hermanos. Esto se produjo tras el aumento de capital realizado en 2011, impulsado por su padre, Alberto Calderón, y en el que Verónica no participó. Ella acusa haber sido excluida sin su consentimiento.

"Luego de conocer lo ocurrido, y de confrontar a mis hermanos, ellos han pretendiendo hacer creer a todo el mundo que mis padres fueron quienes acordaron beneficiarlos con mayor participación. Debido a la avanzada edad de mis padres, y valiéndose del cariño y confianza que ellos les tienen, mis hermanos han logrado manipularlos con el objeto de dar una versión favorable a sus intereses", forma parte de su escrito, firmado el 4 de mayo.

"Mis hermanos defraudaron mi confianza. No he querido actuar en base a apariencias ni indicios. Por el contrario, he optado por el camino más largo y serio, pedir información, la que ha sido negada en muchos casos, y entregada parcialmente en otros", añadió la accionista de Ripley.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.