José de Gregorio propone que se puedan retirar fondos de pensiones para enfrentar la crisis, pero como un préstamo

El ex presidente del Banco Central, apunta a focalizar esta idea en personas que no estén recibiendo ayuda del Estado, principalmente clase media, y que hayan visto afectados sus ingresos. Propone que crear un nuevo grupo de economistas para crear una propuesta.




Todos los expertos en pensiones esta semana concordaron en que no era adecuado permitir que las personas retiren fondos de pensiones para enfrentar la crisis, sin embargo, la Ocde no cerró del todo la puerta, y ya hay dos economistas que se han mostrado a favor de esta idea, bajo ciertas condiciones.

Así lo dio a conocer Joseph Ramos, quien propuso sacar hasta $1 millón, pero con la condición de que se postergue la edad de jubilación. Y ahora también se sumó el ex presidente del Banco Central, José de Gregorio, quien en conversación con Mesa Central de Canal 13, dijo que podría idearse un mecanismo para que funcione como un préstamo.

En concreto, el decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, dijo que podría darse un crédito social mientras dure la crisis, con cargo al fondo que tiene acumulado cada persona, donde por ejemplo, se podría retirar una cuota mensual, que esté relacionada con los ingresos pasados que recibía la persona, y demostrando que hoy ya no recibe ingresos. “Después se paga, asegurando que los montos no sean superiores a un 10% de los ingresos en próximos tres años”, ejemplificó.

Detalló que esto sería para gente que no ha estado recibiendo ayuda del Estado en esta crisis, y que tiene dinero en sus fondos de capitalización individual, principalmente clase media. La idea que plantea De Gregorio, “es un préstamo súper seguro, puede ser a tasas bajísimas, y que se descuente a través del tiempo a medida que la persona cotice”, puntualizó.

En ese sentido, cree que no es necesario liquidar la plata del fondo, y que no generaría un problema en el mercado de capitales. “No creo que sean cantidades tan tan masivas si uno lo acota a gente que no está recibiendo ningún tipo de ingreso”, explicó.

También comentó que hay otros economistas, como Joseph Ramos, que están pensando en que pueda existir un mecanismo para poder retirar fondos de pensiones para enfrentar esta crisis. “¿Por qué no hacemos lo mismo que se hizo con los 16 economistas, y se junta un grupo, y en dos semanas tratan de hacer una propuesta bien armada?”, propuso.

Añadió: “Yo entiendo que esta es una discusión seria, entiendo que ellos (gobierno) se opongan a retirar los fondos y que los pague el Estado, o retirar los fondos a contra de nada. Lo que tiene que haber es un crédito social. Eso es lo que hay que hacer, un crédito social para gente que no está recibiendo ningún tipo de ayuda, y que tiene suficiente (ahorro) en su fondo de pensiones”.

La discusión

El economista mencionó que lo que le llama la atención “es que parece que en Chile la discusión la dominan dos grupos de extremos, uno que no quiere cambiar nada, y todos dicen que no hay que cambiar nada porque es abrir la puerta, y al abrir un poquito la puerta se nos va a caer todo, sin darse cuenta que le están haciendo pedazos la puerta de atrás. A eso le llamo los que creen en el capitalismo protegido (...) Después están los que quieren cambiarlo todo, que les da lo mismo lo que proponen, los retroexcavadores, podríamos decir”.

“Pero yo creo que uno puede tener una discusión en el pasillo del medio, una discusión razonable bien fundamentada, y para eso hay dos cosas que no hay que confundir. La primera, lo que ha pasado en Perú con el retiro de fondos, que cuando la gente jubila puede llevarse toda la plata para la casa, o que ahora están retirando hasta el 25%, eso es muy malo para las pensiones”, dijo.

Por otro lado, comentó que es una “muy mala política pública” lo que determinó la Corte de Apelaciones de Antofagasta, que falló que una jubilada pueda retirar todos sus fondos, aunque ahora el caso está en la Corte Suprema.

“En segundo lugar, la idea que he visto salir del Congreso, me parece mala”, agregó. Esto, refiriéndose a una propuesta que permite que la gente pueda sacar el 10% de sus fondos, que luego es devuelto por el Fisco mediante un bono de reconocimiento. “Se podría terminar comiendo los US$12.000 millones de todo este plan (del acuerdo)”, dijo. Además, comentó que está mal focalizado.

Comenta