La apuesta farmacéutica de la familia Philippi Calvo

Kinto Inversiones acaba de invertir en la compañía farmacéutica chilena Ingalfarma, ligada a la familia Galván, de manera de apoyar la internacionalización de sus desarrollos para la salud bucal.




Si bien el Estado predomina con un 48% de la inversión en I+D en Chile, las empresas tienen un rol relevante al financiar el 30% de estos desarrollos, como es el caso de Kinto Inversiones, el family office vinculado a la familia Philippi Calvo, quienes son socios de compañías como Grupo Security y Puerto Ventanas.

Kinto Inversiones acaba de invertir en la compañía farmacéutica chilena Ingalfarma, ligada a la familia Galván, de manera de apoyar la internacionalización de sus desarrollos para la salud bucal.

Ingalfarma trabaja en un nuevo tratamiento para la periodontitis, una enfermedad que infecta las encías y que afecta a 740 millones de personas en el mundo. Actualmente no existen alternativas terapéuticas curativas en el mercado.

El apoyo de los Philippi se dio en el marco de un reciente aumento de capital de la farmacéutica por US$ 5 millones, empresa que también recibió dineros del doctor Pablo Valenzuela y de la Fundación Ciencia y Vida, de Mauricio Rosas, exgerente general de Merck Chile y Perú; y además de Ekonométrica Family Office, firma asociada a la familia de Sergio Undurraga, fundador de Moneda Asset Management.

Uno de sus fundadores y director ejecutivo de Ingalfarma, Felipe Galván, sostiene que el apoyo de Kinto les “permitirá avanzar hacia la consolidación del desarrollo científico detrás de la solución e iniciar próximamente los estudios clínicos en EE.UU., con el objetivo de obtener la aprobación de la principal agencia reguladora mundial, la Food and Drugs Administration (FDA) del país norteamericano”.

Galván también resalta que la compañía “ha sido exitosa en recibir apoyo financiero en rondas anteriores, por lo que la actual inversión de Kinto es fundamental para seguir avanzando en las etapas de expansión comercial a nuevos mercados en Latinoamérica y el plan de desarrollo científico y regulatorio en Europa y EE.UU.”.

Por su parte, Ian Philippi, socio de Kinto, comenta que el grupo decidió invertir en Ingalfarma atraído por el potencial de nuevos desarrollos biotecnológicos y por el “espíritu y la actitud” del equipo de investigadores. A su juicio, es positivo que grupos económicos a nivel local apoyen avances científicos de interés que se llevan a cabo en Chile, como una vía para diversificar la matriz productiva del país e incentivar la aparición de servicios y productos innovadores.

Ingalfarma es una de las empresas de base biotecnología surgidas y apoyadas por la Fundación Ciencia y Vida en los últimos años. El centro de investigación nacional, fundado por el Premio Nacional de Ciencias, Pablo Valenzuela, tiene como uno de sus ejes estratégicos el desarrollo de empresas biotecnológicas que, luego de años de investigación, están transfiriendo productos y servicios al mercado.

La periodontitis es la principal causa para que personas en edad adulta pierdan sus dientes, siendo una enfermedad que afecta a cerca del 11% de la población mundial y que no tiene cura. El producto que prepara Ingalfarma se estima que será un fármaco de administración local, que se utilizará una vez que el paciente esté diagnosticado, como complemento a la terapia periodontal estándar.P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.