La pregunta más relevante que se hace el Banco Central: cuán robusta y sostenible será la recuperación de la economía

13 Septiembre 2019 Fachada Banco Central Foto : Andres Perez

La entidad dirigida por Mario Marcel dijo que en la última reunión de política monetaria no hubo ninguna duda en que lo mejor era mantener la tasa en el mínimo técnico de 0,5%.




No hubo dudas. En su última reunión de política monetaria, todos los consejeros del Banco Central concordaron en que “no cabía otra opción” que mantener la tasa de interés en el mínimo técnico de 0,5% debido al complejo escenario económico que enfrenta el país y reforzar el mensaje que permanecería allí por un período prolongado.

Así se desprende de las minutas de esa reunión que publicó esta mañana el instituto emisor, las cuales también revelan que, en relación a las medidas no convencionales, todos los Consejeros concordaron en que las decisiones tomadas en la Reunión pasada se habían validado plenamente, lo que justificaba su mantención.

Producción industrial desacelera su caída, pero menor elaboración de alimentos sigue golpeando al sector manufacturero
Crisis golpea al trabajo de mayor calificación: creación de empleos cae 7,5%
Trabajadores suspendidos ya representa el 12% de los asalariados y llegan a 700 mil

“El mayor estímulo monetario seguía contribuyendo a que el crédito comercial, apoyado por el esquema de garantías y también medidas regulatorias, continuara apoyando al sector productivo. A su vez, el programa de compra de activos había sido bien recibido, con una magnitud y plazos que parecían correctos en las actuales circunstancias”, dijo el documento.

En esa línea, los consejeros liderados por el presidente de la entidad, Mario Marcel, dijeron que la pregunta más relevante dada la coyuntura era cuán robusta y sostenible sería la recuperación de la economía.

La respuesta no era obvia, porque la magnitud del shock estaba dejando muchas heridas, en particular en las personas y las empresas, ya fuera por la pérdida de empleos e ingresos, los problemas de solvencia y/o los ajustes más permanentes que se deberían hacer a la forma de operación de algunos sectores”, dijo.

Por lo mismo, dijo que serán claves las políticas públicas en la etapa que viene especialmente en lo que se refería a la recontratación de trabajadores, la adecuación de las empresas y el manejo de las condiciones y obligaciones financieras, todo ello, además previniendo fuentes de reactivación de la epidemia.

En esa línea, se dijo que hubo hubo coincidencia en que los desafíos para la política monetaria también eran importantes en este contexto.

“Las medidas adoptadas por el Banco en los últimos meses habían sido eficaces no solo en ayudar a mitigar daños mayores para la economía y la población, sino también en lograr un comportamiento contracíclico del crédito y las condiciones financieras”, señala el documento.

Comenta