Los distintos tipos de asesorías según cargo y objetivos empresariales

El mundo del coaching y el mentoring se diversifica cada vez más. Si bien otrora la asesoría personal era una de las más demandadas, hoy, las grandes compañías contratan servicios para sus altos ejecutvos, encargados de área o para cualquier colaborador, de tal forma que sea un aporte a la organización. Incluso hay especializaciones orientadas al mundo de los emprendedores y startups.


La mentoría puede abarcar a todos los profesionales y ejecutivos

Al interior de las empresas, el denominado “coaching ejecutivo” toma cada vez más importancia. Se refiere, básicamente, a “una relación individualizada y de colaboración, entre un ejecutivo y un coach, con el objetivo de conseguir un cambio sostenido en su comportamiento y transformar su calidad de vida personal y profesional”, como plantean Perry Zeus y Suzanne Skiffington, en su libro “Guía completa de coaching en el trabajo”, una especie de Biblia de esta disciplina a nivel mundial.

Según Carolina Miranda, coaching certificada y directora de DNA Outplacement Chile, en general, el objetivo es que los ejecutivos logren un proceso de transformación, entiendo “que busca que la persona tenga un crecimiento positivo para trabajar de mejor forma, tanto en su desempeño profesional, como personal, para lo cual, la persona debe darse cuenta cuáles son sus principales valores y fortalezas, dice Miranda.

En otras palabras, tomar conciencia de sus ventajas y debilidades, para luego hacer planes de acción para mejorar en el tiempo.

Por su parte, Marcela Jiménez, jefe de Área Desarrollo de Personas de Mando medio, opina: “El coaching en un profesional o jefatura, tiene como objetivo el desarrollo del plan táctico, habilidades de liderazgo, objetivos y planes de corto y mediano plazo”, dice Jiménez.

Es por esta razón, que -según los expertos- implementar un plan de este tipo en la organización, es algo que debería venir de la mano del área de RRHH, para que esté alineado con la estrategia de la compañía.

Gerentes generales y tomadores de decisiones de alto nivel

Cuando se va subiendo en el escalafón al interior de una compañía, puede que la forma de abordar el coaching cambie un poco. Según los expertos, una de las claves en este tipo de asesoría a alto nivel, es que los individuos sepan reconocer que, a pesar de su experiencia, deben reconocer nuevas tendencias en el mercado y en las personas, abriéndose a nuevos cambios.

Para Carolina Miranda, quizá donde esto se torna más difícil es cuando estos altos ejecutivos deben buscar nuevas compañías o actividades, al desvincularse de donde están trabajando. Por eso que dentro del mundo del outplacement, la mentoría en este tipo de situación es fundamental. “En este aspecto, el mentoring a un CEO es similar a otro tipo de ejecutivo, pero la clave está en abrir nuevas distinciones.

Por ejemplo, al CEO o gerente general le cuesta entender que tiene que llamar a un headhunter, ya que para llegar donde están, quizá nunca tuvieron que hacerlo. Es un verdadero ejercicio de actualizar cómo funciona el mercado laboral”, dice Miranda.
Justamente en este punto, la asesoría del mentor trata de sacar las habilidades que tienen estos ejecutivos para tomar decisiones y generar redes, y así, utilizarlas a su favor.

Con respecto a este tipo de mentoring o coaching, Jiménez, opina que a diferencia del realizado a los profesionales o jefaturas, el enfocado a un gerente general, “tiene por objetivo desarrollar habilidades en torno al liderazgo y visión estratégica, en temas más globales para la compañía”, dice Jiménez.

Mentorías para emprendedores: un foco diferenciador

Aunque el emprendimiento otorga autonomía e independencia, no está exento de dificultades y los emprendedores muchas veces se ven abrumados en el día a día. Para abordar este problema, en 2009 se creó “Mentores por Chile un programa basado en el sistema Business Mentors New Zealand.

“Es una oportunidad que tiene un emprendedor de recibir un consejo independiente e imparcial de parte de una persona ajena a su negocio. Esto permitirá identificar debilidades y oportunidades de mejora y crecimiento, además de acelerar su curva de aprendizaje. En la medida que los emprendedores comprendan que es bueno contar con mentores de destacada trayectoria laboral en un ámbito de confianza, las posibilidades de tener emprendimientos dinámicos y exitosos en Chile se multiplicarán”, comenta Loreto Moore, directora ejecutiva de Mentores por Chile

Desde el gobierno, Tadashi Takaoka, gerente de Emprendimiento de Corfo, agrega: “El coaching y mentoría son ampliamente reconocidos como los mecanismos que permiten avanzar más rápido, sobre todo en proyectos en etapas tempranas, que es cuando el emprendedor está muy enamorado de su idea, y donde puede cometer muchos errores al dirigirse a una dirección que probablemente no tenga éxito porque nunca lo validó”.

Por su parte, Nicolás Shea, presidente del Grupo de los 100 (G100) de la Asech, cree que un coaching dirigido específicamente a emprendedores debe ser realista y sensato, “presentando casos concretos de éxito que los oyentes puedan asociar a sus propias experiencias y considerando ejemplos aterrizados al mercado”, dice Shea.

Cómo ayuda un coaching orientado a nivel personal

Pero independiente si el coaching o la mentoría están enfocadas a un CEO, a un jefe de área o a un emprendedor, la clave de este tipo de asesorías está en saber llegar al individuo. Es por esto, que muchos especialistas se han enfocado en el denominado “coaching personal”, tanto para mejorar el desempeño de la individualidad o bien, para complementarla con el desarrollo profesional o la actividad laboral al interior de una organización.

Para Andrés Venegas, mentor coach, professional Certified Coach- PCC y director de la escuela Human Company Coaching, “El proceso de coaching personal, ejecutivo, organizacional o empresarial, se asienta sobre las mismas bases. Comienza con acompañar al coachee (cliente) en reconocer desde dónde habla cuando habla, en cualquiera de sus territorios de acción (trabajo, familia pareja, amigos, entorno, su propio crecimiento), apoyándolo en volver a mirar la coherencia que determina su actuar en el mundo, reconociendo en sus quiebres, desafíos, comportamientos, anhelos, sueños y tropiezos como la riqueza que funda la posibilidad de transformar y/o construir una nueva coherencia”, dice Venegas.

Según los especialistas, en este acompañar es vital para el coachee el conocimiento y reaprendizaje de su inteligencia emocional, las distinciones corporales y las distinciones del lenguaje que conforman el vocabulario vital, su marco cultural de creencias y su concepción de futuro, para transformarse en un nuevo observador y desde allí gestionar su equilibrio y abrirse a la creación de nuevos mundos y de nuevas posibilidades de acción.

Seguir leyendo