María José Zaldívar y subir cotización más allá de 5%: "No es una opción a la que digamos que no definitivamente"

Imagen MARIA JOSE ZALDIVAR11392

La secretaria de Estado descartó de plano la idea de algunos parlamentarios de oposición de retirar el proyecto de reforma previsional para partir de cero: "Es tiempo de actuar". También desestimó que en este proyecto se incluya algún cambio para separar la administración y la recaudación de las cotizaciones.


A toda máquina y buscando los consensos necesarios para acelerar la discusión de la reforma previsional se encuentra el gobierno. El objetivo es presentar las indicaciones a más tardar a principios de enero y así poder tramitar rápidamente este proyecto que ya lleva un año y medio de discusión legislativa.

Por esta razón, la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, descarta de plano acceder a la petición de un grupo de parlamentarios de oposición, quienes han pedido que se retire el proyecto para comenzar a discutir desde cero.

"Nosotros llevamos años en los que nos hemos reunido con distintas sensibilidades para analizar cómo podemos hacer un mejor sistema de pensiones. Todos hemos manifestado nuestras posturas, y tenemos todo el trabajo legislativo que se hizo durante el gobierno de la Presidenta Bachelet más todo el trabajo legislativo que se ha hecho durante el año pasado. Es tiempo de actuar", enfatizó la secretaria de Estado.

¿En qué etapa están las indicaciones de la reforma previsional?

-Estamos trabajando en las indicaciones y ojalá las podamos ingresar lo antes posible.

La oposición ha pedido al gobierno retirar el proyecto para consensuar una nueva propuesta, ¿hay espacio para algo así?

-Quiero ser súper concreta: esa alternativa de retirar el proyecto, no es una opción que el gobierno esté barajando. Y no lo está haciendo porque llevamos más de un año de trabajo. Además, el proyecto está aprobado casi en su totalidad por la Comisión de Trabajo y en la Comisión de Hacienda. Tiene temas que son súper relevantes y que no tiene ningún sentido no legislarlos, porque, si no se hace, perjudicaría profundamente a los trabajadores.

¿Cuáles son los puntos que se están perfeccionando?

-Los temas son tres: uno de ellos tiene que ver con el alza de la tasa de cotización. En ese sentido, dijimos que no puede ser de 4% sino de 5%, y que no puede ir todo a una cuenta individual, porque así no vamos a mejorar las pensiones de los actuales pensionados si no hacemos solidaridad. Entonces una parte de ella, -que es lo que hasta ahora se ha conversado- es el 3% para individual y 2% a lo solidario. De hecho, es una propuesta de la Democracia Cristiana y que ellos mismos han hecho pública y nosotros estamos trabajando con eso.

¿Hay espacio para ir más allá de 5% de cotización extra?

-El Presidente Piñera dijo que había más espacio, pero hay que tener cuidado con la gradualidad, para que esto no vaya a afectar el mundo del trabajo. Y en ese sentido sí, pero nosotros creemos que debe ser con la gradualidad que corresponda es de lo que tenemos que hacernos cargo.

Pero, ¿podría darse un escenario en que ingresen una indicación de 6% y una gradualidad mayor?

-Podría ser, eventualmente, que se discutiera una gradualidad mayor. No es una opción a la que digamos que no definitivamente. Estamos trabajando con 5% y esos son los números. Pero nosotros sabemos que para poder construir un diálogo es necesario tener apertura.

¿Cuáles son los otros ejes que están afinando?

-Otro punto es la regulación de la industria. Nosotros en el proyecto original ya veníamos con normas de regulación de la industria. Sin embargo, creemos que podemos profundizar. Uno de ellos es que las personas sienten que no participan en las utilidades o que les cobran a pesar de que las rentabilidades son negativas, y otro real dolor es que no tienen una incidencia real en las AFP, y por eso estamos trabajando en una indicación que contenga eso. El otro punto es el Consejo Administrador de Seguros Sociales (CASS) que fue aprobado en la Comisión de Trabajo con votos del PPD y PS. No obstante, también creemos que hay espacio para mejorar el tema de los gobiernos corporativos e introducir representación de los afiliados. La indicación recoge el sentir de las personas y lo que la oposición ha dicho que para ellos son los temas más relevantes.

En el ámbito de la industria, ¿qué otros cambios están impulsando?

-Otro tema que súper relevante es que nosotros creemos en la libertad de elección de los trabajadores. En ese sentido, tiene que haber mayor diversidad dentro de las opciones, por eso estamos planteando la posibilidad de que haya AFP con y sin fines de lucro. También hay una idea que propuso hace unos pocos días la diputada Joanna Pérez (DC) que apunta a un nuevo tipo de AFP que surja de una especie de cooperativa de los mismos afiliados. Nos parece que es una muy buena idea y así se lo hemos comunicado.

¿Habrá mayor competencia en la administración del 10%?

-La competencia no solo estará en este administrador público, sino que también en el 10% donde la persona pueda optar por quién administre mis fondos. Eso está en el proyecto de ley actual, y eso a lo mejor no se ha relevado lo suficiente, pero es un punto que nosotros hemos dejado claro desde que se presentó el proyecto.

¿La idea de separar la administración de la recaudación también se está estudiando?

-Es una idea que ha estado siempre circulando dentro de la conversación, incluso desde la comisión Marcel. Es algo a lo que estamos abiertos a poder hacer, pero también creemos que no están los tiempos para incorporarlo dentro de una indicación que queremos presentar de aquí a una o dos semanas. Por lo tanto, es un tema sobre el que pudiera establecerse un mecanismo y un plazo para poder estudiarlo en profundidad.

¿Cuándo cree que estaría lista la indicación?

-Nosotros queremos tener la indicación lo antes posible, porque nos gustaría partir con la discusión en enero. Es decir, a fines de diciembre - principios de enero debería estar lista.

¿Esto pese a que la oposición ha dicho que quiere fijar una nueva hoja de ruta, donde ponen como piso que sea 6% extra de cotización y que vaya solo a la solidaridad?

-Pero también hay sectores de la oposición que plantean que tiene que haber una parte que vaya a las cuentas individuales. Esto es súper importante, porque no podemos utilizar la totalidad de los recursos en hacer solidaridad, porque con eso no estaríamos mejorando la situación de los futuros pensionados. Nosotros estamos buscando un mecanismo que nos permita mejorar las pensiones de los actuales jubilados. No quiero hablar ni de seguro, ni de reparto, sino de un mecanismo que me permita hacer transferencias para mejorar las pensiones de los actuales pensionados.

¿Y cuál es la fórmula que el gobierno le hace más sentido para avanzar en esa dirección?

-A nosotros la fórmula que nos hace más sentido es la que genere consenso tanto entre los parlamentarios de gobierno como con los parlamentarios de oposición.

¿Y esa cuál sería?

-Estamos trabajando en eso.

¿Se han reunido con la oposición considerando la postura que están adoptando?

-Hemos tenido conversaciones con todos los sectores que se han querido reunir. Yo no puedo hablar por ellos, pero sí he tenido reuniones con todos aquellos que se han querido reunir con nosotros.

Entonces, ¿qué le parece esta postura de la posición de querer retirar el proyecto?

-Hay una parte de la oposición que tiene esa idea, pero dentro de esa misma oposición hay otra parte que quiere que nosotros avancemos de manera definitiva en este proyecto y que, además, considera que perder un año y medio de tramitación es un costo que no nos podemos dar, porque no vamos a llegar a tiempo.

¿Ustedes van a salir a buscar los votos necesarios que permitan apoyar la iniciativa más allá de que no sea un acuerdo amplio?

-Lo que pasa es que como Ejecutivo nosotros no vamos a proponer un sistema que creamos que es malo para las personas. Un sistema de pensiones tiene que darles garantías a los actuales pensionados y futuros pensionados. Entonces, un sistema que solo le da una respuesta a los actuales pensionados y dejar por fuera a los que son actualmente cotizantes no me parece responsable.

¿Cuál es el ideal del gobierno de tener aprobado el proyecto?

-Nos hemos demorado en la presentación de la indicación porque hemos estado negociando (con los parlamentarios). Si hubiese sido por nosotros esto lo hubiésemos presentado antes. Ojalá podamos tener esta ley aprobada antes de marzo para que podamos empezar a pagar las pensiones para esa fecha.

¿Cuál es tu opinión respecto al fallo que hizo jueves el TC sobre el retiro de fondos para otro tipo de uso?

-Lo que hizo el Tribunal Constitucional fue ratificar un principio de la seguridad social que se aplica históricamente: los recursos para pensiones son para las pensiones y no para otra cosa.

40 horas: "Tenemos que ver si podemos construir un acuerdo"

El miércoles pasado usted se reunió con el Presidente para analizar el informe de la mesa laboral que analizó la reducción de la jornada, ¿se tomó alguna determinación?

-El objetivo que tiene el gobierno es mejorar la calidad de vida de los trabajadores y entiendo que también es el objetivo que tenían las diputadas comunistas cuando presentaron este proyecto, por lo tanto, aquí hay una confluencia en los objetivos. Ahora, tenemos distintas miradas acerca de si el proyecto, tal como está, mejora o no la calidad de vida de los trabajadores.

¿Se puede llegar a un punto de encuentro?

-Estamos viendo si existen espacios para que este proyecto pueda perfeccionarse para que efectivamente mejore la calidad de vida de los trabajadores. Creemos que una reducción en la jornada puede implicar una mejora en la calidad de vida de los trabajadores, pero esa reducción tiene que hacerse de tal manera de que se asegure que la adaptación que harán las diferentes empresas garantice los mismos puestos de trabajo o más, y que en ningún caso sea menos o con menores condiciones.

¿Se está analizando si se ingresan indicaciones a este proyecto?

-No podemos hacer propio un proyecto que hoy día no recoge estos dos aspectos que son importantes: gradualidad y flexibilidad. A mí lo que me importa es que el informe técnico de esta mesa fuera analizado en su profundidad por parte de la Comisión de Trabajo.

¿Han tenido reuniones de acercamiento con la oposición?

-Ha habido ya conversaciones y hemos recibido varias señales de algunos parlamentarios de oposición que dicen que les pareció muy interesante el informe, pero todavía sin ir más allá y es parte del trabajo que tenemos que hacer.

¿Cuál es la estrategia a seguir considerando que la presidenta de la Comisión de Trabajo, Adriana Muñoz, (PPD) quiere acelerar la discusión?

-Tenemos que ver si podemos construir un acuerdo con respecto a ese proyecto. Nosotros estamos tratando conocer cómo la oposición ha tomado los resultados de este informe y ver qué espacios existen para avanzar.

¿Cuáles son los plazos que maneja el gobierno?

-Tenemos que apurarnos. Estamos trabajando lo más rápido posible. Lo que espero es tener una conversación franca con la oposición y saber si han considerado las propuestas de una mesa técnica que es transversal que responde, además, a distintas sensibilidades dentro de las que ellos también se encuentran representados.

Considerando este proyecto y lo que pasó con el pilar solidario, ¿ve que en el Congreso hay parlamentarios que están presentando abiertamente proyectos que son inconstitucionales? ¿Le preocupa?

-Siento que se están generando falsas expectativas, porque se hacen promesas que después no se pueden cumplir, porque el proyecto termina por no transformarse en ley.

Sala cuna es un proyecto que no ha podido avanzar, ¿qué medidas piensa tomar el gobierno para destrabarlo?

-Nos llama fuertemente la atención la oposición que hemos encontrado en el Congreso. Es no entender que este es el camino para terminar con una discriminación respecto de las mujeres. El tema del beneficio no es el punto ni la piedra de tope, entonces es ahí cuando uno llega a cuestionar cuál es el verdadero motivo para evitar que se derrumbe esta barrera.

Comenta