Masa salarial mantiene pérdida de dinamismo y crece en mayo a menor ritmo en más de un año

Según la Cámara Nacional de Comercio (CNC), en el caso de los ocupados el indicador creció 3% y en los asalariados 2,5%, empujado por el débil crecimiento de las remuneraciones reales.


"El mercado laboral se mantiene rezagado y aún no da señales de una reactivación, incluso se hace aún más riesgoso y precario con la escalada en el crecimiento de los trabajadores por cuenta propia, empleo precarios y de menores ingresos, y donde los asalariados del sector privado no logran repuntar".

Esta es una de las principales conclusiones a las que llegó el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), al analizar las variaciones que ha tenido la masa salarial (salarios por cantidad de ocupados) al quinto mes del año.

En este contexto, el estudio de la CNC muestra que la masa salarial de los ocupados, estimada por el Departamento de Estudios de la CNC en base a los datos del INE, registró un alza de 3,0% real en mayo de 2018, cifra por debajo a la observada en abril (3,5%).

"El resultado continúa mostrando un débil escenario, donde la masa salarial ha mostrado una tendencia negativa tras el peak registrado en julio de 2017 (5,0%), dando cuenta de una desaceleración en el crecimiento del conjunto de remuneraciones recibida por los ocupados del país, lo que afecta su poder adquisitivo", señala el análisis.

Al observar la tendencia de la masa salarial de los ocupados, ésta logró su máximo en julio del año pasado, desde enero de 2015. Sin embargo, desde esa fecha que la masa salarial de los trabajadores no ha podido repuntar y ha mostrado una desaceleración en el avance.

Si bien, en noviembre del año pasado habían señales de recuperación, llegando al 4,5%, esto sólo fue producto de un mes.

De esta manera, la masa salarial de mayo muestra su peor resultado en lo que va del año. Así también lo muestra la masa salarial de los asalariados, que llegó a 2,5% de promedio anual en mayo, lo que implica una baja de 0,8 puntos porcentuales respecto al mes previo, y desacelerándose fuertemente desde comienzos de año.

Con estos resultados se observa que la masa salarial tanto en el total de ocupados como en los asalariados, mantiene la pérdida de dinamismo y marca su peor resultado desde abril de 2017, cuando llegaron a 3% y 1,9%, respectivamente.

"El resultado está influido por el débil aumento que experimentaron las remuneraciones reales, junto con el bajo crecimiento que vienen mostrando los asalariados", dice el estudio.

Esto, también viene aparejado por la menor creación de puestos de trabajos asalariados. Al igual - señala el análisis- que los trimestres anteriores, el aumento estuvo liderado por el crecimiento de los trabajadores asalariados del sector público, quienes aumentaron un 6,7% anual, mientras que los asalariados del sector privado, que representan un 58% de los ocupados del país mostraron un alza anual de 0,6%, igualando el alza del período previo, y dando cuenta de un estancamiento en las contrataciones del sector.

Efectos en el Comercio

La baja creación de empleos, y nula creación de empleos asalariados privados, junto al débil impulso que han tenido las remuneraciones, ponen en riesgo el crecimiento del consumo privado, el cual se relaciona directamente con el comportamiento de la masa salarial. Esta es otras de las conclusiones a las que llega el análisis de la CNC, ya que a menor poder adquisitivo, las ventas del comercio también se ven afectadas.

Así también lo asegura, la Gerente del Departamento de Estudios de la CNC, Bernardita Silva, quien sostiene que "estos resultados muestran que se puede ver afectado el consumo y ya hemos visto que se ha visto afectado, porque al observar los indicadores del comercio, sacando ventas mayoristas y automotriz, sigue estando bastante débil".

A esto se suma también un mayor riesgo externo producto de la guerra comercial iniciada por Estado Unidos y China que ya ha impactado en el precio del cobre a la baja y apreciado fuertemente el dólar a nivel global.

"Ante este escenario de un mayor riesgo internacional, se hace imprescindible entonces reactivar la inversión, acompañado de una reactivación del mercado laboral, dando las confianzas necesarias y creando más y mejores empleos", dice el texto.

Para Silva, todos estos factores hacen del mercado laboral un escenario incierto para los próximos meses, con posibles mejoras para finales de este año.

"Si bien el mercado del trabajo se comporta con rezago respecto a la reactivación de la economía, se esperaría que la masa salarial y el empleo comiencen a repuntar, pero esto aún no se observa y todavía tenemos algunos riesgos que aún no están siendo tomados en cuenta para las estimaciones, como es la Guerra Comercial, entre otros", asevera Silva.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.