Matías Muchnick y los planes de NotCo: el reemplazo del salmón, la llegada a Asia y Oceanía y el debut en el Nasdaq

El fundador y líder de la startup de productos basados en plantas cuenta que en 2022 llegarán a Australia, Nueva Zelanda, China, Singapur, Hong-Kong y Corea del Sur. “NotCo prepara un 2022 para un potencial IPO en el Nasdaq en 2023″, adelanta. Los nuevos productos apuntarán al agua: “Es en el reemplazo al atún y al salmón donde queremos mover la aguja”, señala.




Luego del “modo guerra” que aplicaron el año en que comenzó la pandemia -según la definición del propio Matías Muchnick, CEO de NotCo-, en julio de 2021 lograron ser la segunda startup chilena en convertirse en un “unicornio” y superar el umbral de los US$ 1.000 millones de valorización. En esa fecha, un nuevo levantamiento de capital por US$ 235 millones, liderado por Tiger Global, con inversionistas como Roger Federer, Lewis Hamilton y DJ Questlove, valorizó NotCo en US$ 1.500 millones. No fue lo único del 2021: poco antes de cerrar el año, hace unos días, la compañía que basa su negocio en productos desarrollados por un algoritmo de inteligencia artificial (Giuseppe), lanzó NotChicken, para ahora, reemplazar al pollo con ingredientes vegetales.

Sin embargo, el ingeniero comercial de la Universidad de Chile reconoce que “ser unicornio es la proclamación de un proceso que veníamos construyendo hace un tiempo. Pero las decisiones que tomamos el 2020, tras el estallido social y la pandemia fueron clave, ya que nos convirtieron en una compañía muy hábil, flexible y adaptable”, dice Muchnick.

¿Qué decisiones?

De 75 proyectos de innovación que teníamos, quedamos en uno. De cuatro países potenciales nuevos para entrar, los redujimos a uno: Estados Unidos. Y eso fue fundamental. Somos una compañía que nace en Chile, tiene éxito en Latinoamérica, pero que tiene los huevos para venirse a Estados Unidos. Todo lo que estaba en un PowerPoint el 2020 (cuando le presentamos la idea a la cadena Whole Food), se volvió una realidad el 2021. Agregamos 4.000 tiendas en EE.UU., además de producir en tres partes y entregar nuestros productos a 24 centros de distribución en ese país. Pero, sobre todo, está la gente. En 2021 crecimos de 200 a 350 personas, consolidando un gran equipo y con ejecutivos realmente de primer nivel.

¿Y cómo ayudó la experiencia previa en América Latina?

Fue fundamental. La primera prueba industrial de la NotMilk en EE.UU. salió perfecta, algo que no pasa nunca. Eso se logró debido a cuatro años de aprendizaje en Latam, donde nos equivocamos 800 veces. Y, claramente, un error en Latinoamérica cuesta más barato que en Estados Unidos.

¿Cómo lograron adaptarse a la cultura estadounidense?

Cuando llegamos no nos conocía nadie a nivel de consumidor. Pero desde que iniciamos NotCo siempre supimos que abriríamos en Estados Unidos, por lo que gran parte de los lineamientos de comunicación tenían una consistencia con el mercado norteamericano. Todos los días aparecen nuevas marcas y productos, por lo que el consumidor está acostumbrado al bombardeo de información constante, donde la lealtad no es tan grande. Por otro lado, tuvimos que cambiar nuestro proceso de producción, así como la fórmula, ya que el 90% de la leche que se vende en ese país es refrigerada. Están acostumbrados a la leche fresca y no en tetra pak, como los latinos. Fue escalar el Everest en ocho meses.

¿Cómo viene la expansión de NotCo en 2022?

Nuestra meta número uno en Latinoamérica es consolidar Chile, Argentina, Brasil, y operar directamente en Colombia y México. En estos dos países, nuestros distribuidores pusieron los productos en las góndolas y volaron. También vamos a seguir penetrando en Canadá, donde estamos en 2.300 salas de supermercados, mientras que en EE.UU. queremos estar en 10.000 locales en 2022.

¿Llegarán a otros países el año que comienza?

Tenemos presupuestado llegar a Australia y Nueva Zelanda el segundo trimestre de 2022, donde las dos principales cadenas de supermercados ya nos aceptaron dos categorías de productos. Además, tenemos muchos países confirmados para el próximo año, como Singapur, Hong Kong, China y esperando el cierre de Corea del Sur. Así que vamos a estar, ojalá, imprimiendo los packaging de NotCo en cinco idiomas.

¿Y Europa?

Siempre lo pensamos como una potencial región, pero aún estamos decidiendo qué país y qué producto lanzar. Quizá sea más fácil entrar a Londres, donde ya está presente la cadena Whole Food. Pero también podría ser España o Alemania. En definitiva, tenemos más claro lo que haremos en Asia que en Europa.

Biología sintética

Acaban de lanzar el NotChicken. ¿Sacarán productos nuevos para 2022?

Luego del pollo, ahora estamos mirando el agua. Y es en el reemplazo al atún y al salmón donde queremos mover la aguja. Por ejemplo, en el caso del salmón, hay una industria que tiene destruido el sur de Chile y que dejan la cagada. Necesitamos algo nuevo y que realmente empiece a reemplazar algo tan feroz como la pesca industrial. Con respecto al atún, la pesca de arrastre también es una industria brutal. Por otro lado, estamos metiendo el acelerador a todo lo que es el mundo de la fermentación.

¿Fermentación?

Así es. Por ejemplo, lo relacionado con quesos o productos que vienen de la leche y que son fermentados. Esta es una capa más compleja de lo que hemos hecho. La gran mayoría de los conocimientos científicos en términos de bacterias tiene que ver con el procesamiento de leche como base. Lo que estamos tratando de hacer es entender a “los bichos” y -por medio de módulos de inteligencia artificial- lograr fermentar cosas desde plantas, en vez de animales. Estamos agregándole módulos adicionales a Giuseppe para ayudar a reproducir la fermentación. Los sabores, las texturas y los olores que pueden generar las bacterias en base a plantas. Es todo un conocimiento nuevo del que se conoce poco. Seguro más de alguna patente va a salir de ahí…

Hasta el momento todos son productos que “reemplazan” o “imitan” alimentos que ya existen. ¿Qué hay de crear nuevos?

Podemos hacerlo y estamos viendo cómo. Pero somos humanos y estamos acostumbrados a lo que ya conocemos. Está en nuestro plan de generar alimentos 100% nuevos. No podemos ser una especie que esté comiendo lo mismo durante ocho siglos. La biología sintética es fascinante. Nos lleva a un nivel de ciencia extremo, pero para bien. Nos permite identificar una molécula en particular o una proteína o cualquier cosa que queremos y trabajarla de forma aislada, para evitar el uso de cosas ineficientes.

¿Por ejemplo?

A una vaca se le dan plantas para que crezca. Luego hay que darle agua, tierra y energía. La inseminan, la meten a una granja, le sacan la leche, la que va a una botella, para que llegue al refrigerador a $ 800 el litro. Pero existe un costo oculto brutal, como el impacto medioambiental, la emisión de metano y CO2 o la cantidad de hormonas que le metes a esa vaca para que pueda vivir en 3m2. Lo que permite esta tecnología es agarrar una molécula de lo que genera la vaca, la que sobreexpresamos en un fermentador (así como cuando se genera cerveza), obteniendo leche sin la vaca. Es apasionante... Yo he visto leche que no sale de una vaca, sangre que no viene de la carne, sino que se hacen en biorreactores. He tocado y probado esos productos y realmente te vuela la cabeza. Y esta es una tecnología en la que NotCo comenzará a meterse. La biología sintética es una prioridad para NotCo en 2022.

NotCo Inside

En algún momento tenían la idea crear un área de negocios que comercializara el algoritmo Giuseppe para otras empresas…

Venimos trabajando hace un año en abrir la tecnología de NotCo para otras compañías. 2022 viene sí o sí con los primeros pasos de “NotCo as a Service” (haciendo una analogía con la modalidad “Software as a Service, SaaS). O sea, el mismo modelo de “Intel Inside” de meter una tecnología en un producto de un tercero que quiere usarla porque la valida y sabe que es la mejor.

¿Pero siempre enfocados a la industria de los alimentos o podrían abrirse a otros sectores?

Ehhh... Why not? (ríe).

Otra cosa que llamó la atención es que este año ustedes abrieron una agencia de marketing y publicidad propia: NotAgency, algo poco usual.

En algún momento se nos hizo muy difícil la comunicación con todos los proyectos, productos y geografía distinta. Teníamos que estar explicándole todo como a ocho agencias distintas. Fue cuando a Flavia Buchmann, CMO de NotCo, se le ocurrió crear NotAgency. Una agencia interna fue una de las mejores movidas que hemos hecho a nivel de marketing y comunicaciones e incluso, otras empresas no solo quieren nuestra tecnología, sino también, usar nuestra agencia para promocionar sus productos.

¿Y cuándo se abren a la bolsa?

Luego de un increíble 2021, NotCo prepara un 2022 para un potencial IPO en el Nasdaq en 2023, para lo cual hay que hacer muchas cosas e ir construyendo los building blocks (componentes) necesarios.

¿Cuánto esperan crecer el 2022 con respecto al año pasado?

Nuestra regla es crecer tres veces anualmente.

¿Cuáles son los productos más vendidos de NotCo?

La hamburguesa, definitivamente. Pasó a la leche, la cual está ahora en segundo lugar. Luego viene la mayonesa y le sigue el helado.


El nuevo gobierno

¿Cómo ve el ambiente de los negocios en Chile, tomando en cuenta el nuevo gobierno?

Desde el mundo del emprendimiento, al que estoy más conectado (y donde tenemos un grupo en WhatsApp que conversamos estos temas), tenemos en general una mirada de optimismo, a la cual yo también adscribo. Aquí, pase lo que pase, habrá oportunidades tremendas de emprender y de mejorar. Aquí nada se acaba, todo se abre. Desde lo macroeconómico a lo micro.

Pero aún hay incertidumbre en lo económico…

Existe la incertidumbre de procesos que son nuevos, y justo eso es lo que estamos viviendo. Pero creo que el emprendedor la canaliza de forma diferente al empresario antiguo. Vemos las oportunidades. Creo que Gabriel Boric fue bien claro en poner al frente al emprendimiento. Habrá una cantidad de aprendizajes brutales, así como oportunidades.

¿Cuál cree que es la sensación de los empresarios más tradicionales?

El empresario tradicional tiene más miedo, porque al igual que las dinámicas de las empresas más antiguas, no están preparadas para los cambios, como lo hacen los emprendedores.

¿Y en el mundo de las pymes?

Yo no me leí al pie de la letra el programa de Boric, pero ¡cuántas veces hemos visto que políticas que creímos que iban a ser malas, son buenas! Y viceversa. En la acción se verá realmente el resultado. Pero la recomendación es siempre tener cuidado con los incentivos y qué incentivos estamos dando, porque una política que pensamos que va a ayudar, puede que empeore las cosas. Mi opinión es que el nuevo gobierno debe tener cuidado con las repercusiones en el corto plazo. Si vemos que la curva de pymes está cayendo y hay destrucción de empleos de valor, hay que hacer algo al respecto. Por eso es fundamental operar como una startup, donde fallamos y tenemos éxito rápido. Y eso es lo que eligió la juventud y muy consistente con lo que estamos haciendo nosotros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.