Minvu presenta nuevo programa de construcción de viviendas para organizaciones de trabajadores

Para este primer llamado del programa, que servirá también como piloto, se consideran en total la construcción de 600 viviendas y se espera que durante el periodo de gobierno se construyan bajo esta modalidad cerca de 16 mil viviendas.




Este lunes se realizó el lanzamiento del Programa de Vivienda para Organizaciones de Trabajadores del Minvu, una iniciativa dirigida a trabajadores agrupados en sindicatos o asociaciones gremiales, tanto de organismos públicos como municipales, así como de empresas privadas o públicas y sus respectivos empleadores, que quieran desarrollar planes habitacionales para que sus trabajadores adquieran una vivienda.

En el acto, realizado en la sede la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), el ministro de Vivienda, Carlos Montes, explicó que este nuevo programa es parte del Plan de Emergencia Habitacional, desarrollado por el Minvu y presentado por el Presidente Boric el 3 de julio pasado.

El titular de Vivienda declaró además que “esperamos en estos cuatro años de Gobierno del Presidente Gabriel Boric, quien busca diversificar soluciones en vivienda, llegar a alrededor de 260 mil soluciones. En eso estamos trabajando. Partimos ahora, inmediatamente, con un primer paso de este programa que son 600 viviendas y esperamos que lleguen muchas postulaciones de distintos trabajadores con sus respectivas empresas, y que esto sirva como ejemplo para que el próximo año esto se desarrolle mucho más”.

Por su parte, el presidente de la CUT, David Acuña, indicó que “lo importante de este lanzamiento es que están todos los actores. Están los que construyen, los empleadores, el Gobierno y las y los trabajadores. Esto demuestra que, efectivamente, hay un trabajo en conjunto, el diálogo social que ha sido fundamental para poder construir este país esperamos poder seguir desarrollándolo fuertemente”.

El nuevo programa se implementará a través de un llamado especial colectivo del Subsidio para Sectores Medios (D.S.1) del Minvu, dirigido a familias de sectores de ingresos medios que no son propietarias de una vivienda, con capacidad de ahorro y posibilidad de complementar el valor de la vivienda con recursos propios o un crédito hipotecario.

Para este primer llamado del programa, que servirá también como piloto, se consideran en total la construcción de 600 viviendas y se espera que durante el periodo de gobierno se construyan bajo esta modalidad cerca de 16 mil viviendas.

Por su parte, el presidente de la Sofofa, Richard von Appen, indicó que “este es el reflejo de lo que tenemos que trabajar en este nuevo Chile, trabajar juntos en forma tripartita. Es muy importante que estemos a disposición para colaborar con la autoridad y con un diálogo fluido y también con el mundo laboral y el mundo sindical. Fundamental también, porque hoy tenemos un desafío de cómo volver a retomar el crecimiento, porque es finalmente la única forma de que las personas también puedan acceder a los recursos para algo tan importante como es la vivienda”.

Entre los requisitos que deben cumplir los trabajadores para optar al subsidio se encuentran contar con capacidad de ahorro y la posibilidad de complementar el valor de la vivienda a través de un crédito hipotecario o aportes adicionales acorde a sus ingresos, considerando el apoyo del Estado mediante subsidio y beneficios adicionales, como el subsidio al pago oportuno del dividendo y un subsidio para financiar un seguro de desempleo, entre otros.

Para este programa, se considera que el empleador aporte el terreno, y los proyectos -que deben ser presentados ante el respectivo Serviu hasta el 30 de noviembre próximo- deben cumplir con los requerimientos que exige el llamado, entre ellos, criterios de localización (cercanía a servicios y equipamientos), factibilidad técnica del terreno y requisitos técnicos de las viviendas.

Igualmente, los proyectos deben considerar un máximo de 300 viviendas, y al menos un 20% de ellas deben ser de un valor de hasta 1.200 U.F., destinadas para trabajadores hasta el 50% del Registro Social de Hogares (RSH), al menos 60% de viviendas de más de 1.200 U.F. y hasta 1.600 U.F. para trabajadores hasta 90% del RSH, y podrá considerarse también un tercer tramo de precio de vivienda, dependiendo de la capacidad de financiamiento de los trabajadores, de más de 1.600 U.F. y hasta y 2.200 UF.

Los montos de ahorros mínimos exigidos serán de 50, 70 y 120 U.F. dependiendo del valor de la vivienda a la que se postule y los trabajadores y trabajadoras deberán tener al menos el 50% del ahorro mínimo señalado depositado al 30 de noviembre de 2022 en alguna de las cuentas o instrumentos de ahorro señalados en el D.S.1. El 50% restante deberá ser enterado hasta la fecha de suscripción de la escritura de compraventa. Para este llamado especial, no será exigible la permanencia o antigüedad de la cuenta de ahorro.

Sigue también en Pulso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.