Negociación en Escondida entra a semana clave para alcanzar acuerdo y evitar nueva huelga

Conversaciones se extenderían hasta el jueves 26, fecha máxima en la que la administración puede presentar una nueva oferta, que de ser aprobada, evitaría una huelga a mediados de agosto.


Los días para que el sindicato de Minera Escondida -el más grande de la minería privada- y la compañía, de propiedad de BHP, alcancen un acuerdo -en el marco del nuevo proceso de negociación colectiva- se están agotando.

Eso, dado a que durante esta semana se desarrollarán las negociaciones claves del conflicto, en vista de que el próximo martes 24, según el calendario que maneja el sindicato, finaliza el plazo para que la empresa entregue su última oferta, fecha que sin embargo, podría extenderse hasta el jueves 26, con el fin de que la nueva propuesta sea votada por los trabajadores entre el 27 y 31 de julio.

La semana pasada, el sindicato de Escondida expresó su descontento con la oferta de $15,5 millones que hizo la administración, y acuso que sólo consideraba un bono por término de negociación de $4,5 millones, y que otros pagos se realizarían a cambio de la “venta de beneficios”.

“Esta propuesta es inaceptable y de no producirse un cambio sustancial, el sindicato se verá obligado a votar la huelga, abriendo nuevamente el camino a un conflicto”, señalaron la semana pasada.

Pese a lo anterior, ayer la compañía y la dirigencia sindical se sentaron a conversar nuevamente, instancia frente a la cual el sindicato señaló que espera negociar con efectividad “y de buena fe”.

“Llamamos a BHP a evitar los ultimátum y las propuestas del tipo ‘tómalo o déjalo’”, sostuvieron. En ese sentido, fuentes sindicales señalaron que un eventual acuerdo entre las partes podría incluir un monto de $18 millones, cifra lejana a las aspiraciones iniciales del sindicato -que pidió el 4% de los dividendos de Minera Escondida reportados en 2017, equivalentes a unos $25,9 millones- sería una monto que la minera estaría dispuesta a pagar para destrabar el conflicto.

El sindicato aclaró que los puntos de interés de los operarios se relacionan con “bonos variables, beneficios educacionales para hijos de trabajadores, promociones y ascensos, beneficios por desvinculación, incremento sueldos base, reajustabilidad, entre otros. Hemos propuesto que el bono de término se discuta al final.

En otro ámbito, la empresa informó ayer que la producción de Escondida en el año fiscal 2018 subió 57%, a 1,213 millones de toneladas y que se espera que en el año fiscal 2019 alcance entre 1,120 y 1,180 millones de toneladas.

Seguir leyendo