Quinto retiro: Gobierno extrema gestiones ante incierta votación de hoy

22 DE MARZO DEL 2022 MINISTRO DE HACIENDA, MARIO MARCEL, DURANTE SESION DE SALA EN LA CAMARA DE DIPUTADAS Y DIPUTADOS. FOTOS: DEDVI MISSENE

Según cálculos preliminares, en La Moneda no descartan que ambos retiros -el parlamentario y el oficialista acotado- sean aprobados por el Congreso. En Socialismo Democrático aún no cuadran a sus diputados, mientras que en la oposición tanto en la UDI como Republicanos permanecen en estado de reflexión.




Ad portas del frenético super lunes en el Congreso, el Ejecutivo ha estado preparándose para enfrentar lo que es una de las votaciones más complejas desde su instalación en La Moneda. ¿El objetivo? Lograr que, a partir de las 15.00 en la Cámara de Diputados, no haya 93 votos a favor del proyecto del quinto retiro de fondos previsionales -propuesto por los parlamentarios- y, a la vez, se alcancen 78 apoyos para la alternativa presentada por el gobierno que permite un retiro “acotado” del 10%. A la instancia, no solo asistirá el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, también lo harán los titulares de Hacienda y Trabajo, Mario Marcel y Jeannette Jara. Los mismos quienes, desde el jueves y durante todo el fin de semana largo, estuvieron realizando llamados a los parlamentarios para cuadrar a los partidos y asegurar la votación de hoy. De hecho, hasta el cierre de esta edición, el gobierno, por intermedio de esos tres ministros, convocó a los presidentes de los partidos oficialistas y los jefes de bancada de la Cámara a una reunión telemática para afinar los últimos detalles para la jornada de hoy. Entre los diálogos que hubo entre las autoridades, el mensaje de La Moneda fue claro: redoblar los esfuerzos de los partidos para ordenar a los parlamentarios.

El escenario aún no es claro para el gobierno, pero, además, esta jornada será una difícil prueba del liderazgo del Presidente Gabriel Boric. No por nada la semana pasada él mismo Mandatario encabezó los llamados a diputados como Karol Cariola (PC), Leonardo Soto (PPD) y hasta el presidente y senador de la UDI, Javier Macaya.

Desde las primeras horas del domingo, fueron varias las cuentas del gobierno en redes sociales las que se activaron para defender el proyecto de “Alternativa responsable al quinto retiro” e informar acerca de los riesgos de una mayor inflación como consecuencia del retiro de fondos propuesto en el texto presentado por los parlamentarios. Lo hicieron desde ministerios como la Segegob y Hacienda hasta autoridades locales como la Vocería de Antofagasta, entre otros. A su vez, en el programa de Canal 13, Mesa Central, la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, fue la gran vocera de la jornada del domingo: para ella, la propuesta parlamentaria no era tan universal, asegurando que más de cuatro millones de personas casi no tienen saldo en sus fondos previsionales. “Hubiésemos querido que desde un principio no hubiese retiros, el tema es que, por otro lado, es rol de un gobierno escuchar a las personas. Como oficialismo esperamos que la iniciativa del quinto retiro amplio sea rechazada”, señaló la titular de Trabajo.

El escenario en los partidos

Pese a todos los esfuerzos del gobierno, la situación en el Congreso no es optimista: según cálculos preliminares, no está tan claro que se alcancen los 63 votos para rechazar el quinto retiro presentado por los parlamentarios. De hecho, admiten en el oficialismo, existe riesgo de que estén los 93 votos a favor para aprobarlo al momento en que se debata en sala la moción de los diputados, lo cual se hará antes de que se vote -tanto en general como en particular- el proyecto del Ejecutivo.

Hasta ahora, quienes más estarían por rechazar la moción y por aprobar el proyecto alternativo del gobierno son los diputados oficialistas. El miércoles, el jefe de bancada del Frente Amplio, Gonzalo Winter, ya había asegurado que los 20 diputados del FA estarían por rechazar la propuesta parlamentaria, la que hoy se debe votar en general. El PC era la piedra en el zapato más evidente hasta que salió la diputada Karol Cariola a confirmar que como bancada PC, FREVS e independientes apoyarían al gobierno. Ayer, Cariola aseguró: “La reforma constitucional la rechazaremos. Al menos la mayoría de nosotros apoyaremos al gobierno, es un acuerdo de bancada y si hay un voto distinto lo desconozco”.

En el Socialismo Democrático, bloque que integran el PS, PPD y PR, el escenario es otro: ni los presidentes de partidos ni los jefes de bancada han sido capaces de ordenar a sus parlamentarios. En el PS, las gestiones del fin de semana se activaron desde temprano. Pero lo cierto es que, aún con todos los esfuerzos, de los 13 diputados que tiene la colectividad, Emilia Nuyado y Marcos Ilabaca estarían votando a favor del quinto retiro propuesto por los parlamentarios, además de tener otros dos congresistas que se manifestaron en “estado de reflexión”. En el PR los cuatro diputados también estarían por aprobar.

La situación del PPD es más compleja aún: de los 9 diputados, solo Helia Molina está abiertamente por rechazar el proyecto, así lo dio a conocer ayer en su cuenta de Twitter: “Aprobar el quinto retiro sería la mayor victoria de la derecha, es una mala política usar nuevamente los ahorros previsionales”. Anoche, en la última reunión con el ejecutivo, desde la colectividad transmitieron que se les pidió ampliar las condiciones para rechazar el proyecto presentado por los diputados. Estos iban en la línea de exigir el pronto envío de la reforma al sistema previsional y el reajuste del sueldo mínimo a 370 mil pesos a mitad de año, para en diciembre llegar a los $ 400 mil.

Desde la directiva del PPD, transmitieron la idea de presentar la renuncia de parte de la mesa si es que los diputados no se cuadraban. El problema, dicen desde dentro, es que existe molestia con el gobierno por el hecho de que no se les hubiese anticipado la idea de presentar el proyecto “Alternativa responsable al quinto retiro”. En ese sentido, varios se han sentido desplazados por La Moneda acusando un trato diferente con respecto a las otras bancadas. Sea como fuere, la jefa de bancada de diputados, Carolina Marzán, ya anunció ayer el cierre de filas de la colectividad: “Hoy la bancada se encuentra en diversas posturas, como es mi caso, algunos aprobaremos ambas iniciativas, tanto la parlamentaria como la del gobierno, y en el caso de otros parlamentarios y parlamentarias aprobarán sólo una de las dos iniciativas”.

En la DC pronostican que dentro de sus filas habrán solo dos rechazos al quinto retiro: el voto del diputado Eric Aedo y el de Alberto Undurraga. Hasta el sábado, el ministro de Hacienda, Mario Marcel, se comunicó con varios de ellos, como el diputado Ricardo Cifuentes, Héctor Barría y Felipe Caamaño, para pedirles apoyo y manifestarles lo complejo del escenario en el que se encontraba. “Mayoritariamente la bancada va a votar a favor del quinto retiro, hay algunos que se abstendrán pero eso se va a definir mañana”, dice el jefe de bancada Eric Aedo. Aunque no han sido pocos los intentos para evitar esa votación. Ayer domingo, el exministro y exdiputado Ignacio Walker envió un mensaje de WhatsApp a los 13 parlamentarios democratacristianos: “Con respeto y humildad les pido a mis camaradas parlamentarios y parlamentarias de la DC que voten en contra de los retiros de fondos previsionales (cualesquiera estos sean); lo hago por el bien de la Patria y sobre todo de los trabajadores asalariados y de los pobres y extremadamente pobres, a quienes decimos representar”, decía el texto que enumeraba una serie de argumentos para rechazar.

Desde la otra vereda, en la oposición varios señalan estar a la espera. Después de la polémica por el rechazo de la propuesta de norma que aseguraba explícitamente la exclusiva propiedad de los fondos de los trabajadores en la Convención, los parlamentarios de Chile Vamos pusieron una condición: “Mientras el gobierno no nos garantice la propiedad de los fondos de pensiones, tanto actuales como futuros, como bancada hemos tomado un acuerdo de declararnos en reflexión respecto de la votación del proyecto del quinto retiro”, aseveró el diputado UDI Gustavo Benavente.

En respuesta, el ministro Giorgio Jackson asumió el compromiso: “El gobierno va a ingresar un proyecto para esto mismo. Lo acabamos de comprometer, la próxima semana va a haber un proyecto de estas características”, afirmó el titular de la Segpres.

Aun así, en la UDI estarían votando los 23 diputados a favor del retiro del 10%, si es que el Ejecutivo no cumple con las exigencias, así lo comunicaron la semana pasada. Sin embargo, desde el partido señalan que hasta el domingo seguían en conversaciones con los ministros de La Moneda, avanzando en varias materias que podrían cambiar el escenario actual. Algo similar ocurre con RN: “En la bancada puede haber más de 20 votos a favor del retiro si el gobierno no presenta la reforma que asegura que la propiedad de los fondos es de los trabajadores. Si la presenta mañana, podrían haber más en contra”, dice el diputado y jefe de bancada, Andrés Longton.

Desde Evópoli, adelantan que, hasta el momento, habría dos votos a favor del quinto retiro parlamentario, y dos, en contra. Sin embargo, esto también estaría sujeto a cambios si se cumple el compromiso del gobierno: “Hemos estado conversando con el ministro durante toda la semana y ahora estamos a la espera del proyecto para ver si nos satisface o no nos satisface”, dice el jefe de bancada, Francisco Undurraga.

Con todo, lo más probable es que durante el día no sean pocos los que cambien de opinión en la mitad o se abstengan al momento de votar. Lo que vuelve esta jornada aún más impredecible. Aunque existe un problema futuro con el que el Ejecutivo eventualmente tendrá que lidiar después: ambos retiros previsionales no son excluyentes. ¿Qué pasa si se aprobaran los dos? “Sería un escenario complejo”, reconocen en el gobierno. “Se está trabajando para que eso no sea una realidad”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.