Rebajan nota de matriz de isapre Nueva Masvida ante deterioro financiero y merma del patrimonio tras reparto de dividendos

La clasificadora de riesgo ICR puso a la holding “En Observación”.


La compleja situación que viven las isapres continúa profundizándose, afectando sus niveles de liquidez y de generación de caja. Pero también el reparto de dividendos realizado en 2021 en el caso de la matriz de isapre Nueva Masvida acentuó más los problemas.

La clasificadora de riesgo ICR informó que rebajó la nota de Nexus Chile Health SpA, matriz de la isapre, desde A- con tendencia “Negativa”, hasta categoría BBB- con tendencia “En Observación”.

Según la agencia, la acción de rating a la baja se enmarca en la revisión de la situación de la compañía desde nuestro último comunicado de cambio de tendencia,  “donde se advirtió un severo deterioro de los indicadores de la compañía y un escenario adverso a nivel de industria. Tras analizar la situación de Nexus Chile Health, concluimos que el deterioro que ha mantenido la compañía en sus indicadores durante los últimos trimestres ha debilitado materialmente su fortaleza financiera. El deterioro antes mencionado muestra una baja capacidad de recuperación, ya que su principal filial generadora de flujos (Isapre Nueva Masvida) enfrenta un escenario complejo de industria, imposibilitándola de compensar en el corto plazo el debilitamiento patrimonial que tiene el holding”.

En esa línea, ICR comentó que “la tendencia en observación responde al hecho de que la compañía muestra un punto de inflexión en su deterioro financiero durante el segundo semestre del año, sustentado principalmente en el incremento de los ingresos de su filial Nueva Masvida, a partir de la adecuación del 7,6% en el precio del plan base de salud, que implicaría una menor siniestralidad, considerando además que el año 2022 no presenta los efectos extraordinarios asociados a licencias médicas preventivas parentales. En la medida que esto se cumpla, cabría esperar una mejora del resultado operacional y un freno en las pérdidas del periodo”.

Sin embargo, la clarificadora también apuntó a las “importantes mermas patrimoniales, producto del reparto de dividendos durante 2021 y los resultados desfavorables registrados en los últimos trimestres”.

Así, explicó que al cierre de 2019 el patrimonio del holding alcanzaba $33.772 millones, similar al registrado en 2018, debido a las pérdidas registradas tanto por la filial Nueva Masvida como por el consolidado. Mientras que, al cierre de 2020, dada la siniestralidad históricamente baja asociada a las restricciones de movilidad y postergación de prestaciones médicas, la compañía alcanzó una utilidad de $16.179 millones y un patrimonio de $48.334 millones. “Sin embargo, la decisión de repartir dividendos por $14.561 millones y las pérdidas por $8.480 millones durante 2021, generó una severa pérdida patrimonial”, dijo ICR.

Además, puntualizó que la caída del patrimonio ha presionado los indicadores de endeudamiento del holding, reflejado en un leverage total a marzo de 2022 sobre las 6 veces, financiero sobre las 2,8 veces y financiero neto sobre las 2,6 veces.

“La tendencia en observación responde a que la compañía a junio de 2022 habría llegado a su punto de inflexión en su debilitado desempeño financiero, dado que se espera que Nueva Masvida revierta sus pérdidas al segundo semestre del año —con información preliminar a junio de 2022 ya se observa esta tendencia—tras la implementación del reajuste al precio del plan base. Sin embargo, la mejora en el desempeño de su principal filial no lograría compensar en el corto y mediano plazo el fuerte debilitamiento patrimonial que ha sufrido el holding”, dijo la clasificadora.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.