Senado aprueba proyecto laboral del gobierno y pasa a la Cámara

La iniciativa incluye que los despidos por coronavirus no son “causa de fuerza mayor”.


Cumpliendo la discusión inmediata, el Senado realizaba este jueves una maratónica jornada para despachar en su primer trámite el proyecto que establece prestaciones del Seguro de Cesantía en casos excepcionales. Ahora el texto lo debe revisar la Cámara de Diputados.

Durante el primer paso en la Comisión de Trabajo se llegó a un acuerdo entre el gobierno y parte de la oposición sobre la aplicación de este aporte y, además, se convino en incorporar en la ley un artículo que impida usar el coronavirus como causal de fuerza mayor para despedir sin indemnización. “Se establecerá claramente un artículo que señale que no se podrá invocar el numeral 159 de causa mayor o hecho fortuito, desde que se decrete estado de excepción. Parte del acuerdo es que tendrá efecto retroactivo” explicó el senador Juan Pablo Letelier (PS), integrante de la instancia especializada.

Es decir, que una vez publicada esta normativa, esa causal específica no podría ser utilizada por ninguna empresa a partir del 18 de marzo cuando se dictó el estado de catástrofe.

El acuerdo contempla varias causales que permitirán que los trabajadores puedan complementar sus ingresos con los aportes realizados previamente al Seguro de Cesantía, siempre y cuando cuenten con tres cotizaciones en el sistema con el mismo empleador.

Podrán acceder a esta modalidad las personas que se vieron obligadas a suspender sus funciones por decisión de la autoridad; aquellos que pacten con el empleador una reducción de jornada; aquellos que la empresa decida reducir la jornada porque la crisis sanitaria la golpeó económicamente y presenta pérdidas o sus ventas se han reducido; o aquellas que si bien redujeron su producción, están obligadas a seguir funcionando.

La cobertura se extenderá a personas con contrato indefinido, plazo fijo u obra o faena. También se incorpora un mecanismo similar para trabajadores de casa particular.

El orden de prelación del uso del seguro se mantuvo como lo propuso el gobierno: primero las cuentas individuales y después el Fondo Solidario. No obstante, el gobierno estaría explorando la posibilidad de incorporar una proporción de aporte del Fondo.

El acuerdo fue refrendado posteriormente en la Comisión de Hacienda.

Comenta