Shell pierde casi US$ 450 millones en el tercer trimestre pese al aumento del precio del petróleo

Cifra se explica fundamentalmente por un cargo contable por más de US$ 5.000 millones.




Royal Dutch Shell anunció el jueves una pérdida de US$ 447 millones en el tercer trimestre pese al aumento en el precio del petróleo y el gas, debido a un cargo contable de US$ 5.200 millones.

En el tercer trimestre de 2020, el gigante de los hidrocarburos había publicado un beneficio neto de US$ 489 millones.

Quitando el cargo, la utilidad neta de Shell subió a US$ 4.130 millones desde US$ 955 millones en el tercer trimestre de 2020.

Shell dijo que las ganancias ajustadas se vieron favorecidas por el aumento en los precios del petróleo y el gas.

Los precios de la energía se dispararon en el último año, generando amenazas inflacionarias que ponen en riesgo la recuperación económica global.

El presidente de Shell, Ben van Beurden, dijo que el grupo había “generado un flujo récord de dinero y mantuvo la disciplina de capital en el tercer trimestre”.

Al igual que sus competidores, Shell sufrió fuertes pérdidas en 2020, cuando la pandemia del coronavirus minó la demanda y derrumbó los precios de la energía.

El barril del petróleo supera los US$ 80.

Shell registró pérdidas netas de US$ 21.700 millones el año pasado ante el cierre de fábricas y la suspensión de vuelos. Ello provocó que el grupo cortara miles de empleos, como lo hizo su rival británico BP.

Los precios del petróleo se recuperaron este año, y el barril de Brent del mar del Norte alcanzó alrededor de US$ 85 los últimos días.

Los precios del gas y la electricidad también se recuperaron fuertemente, aumentando los ingresos de las empresas energéticas, al tiempo que subieron los costos de los negocios y cayó la capacidad de compra de los individuos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.