El flujo de caja de las grandes petroleras llegaría a su nivel más alto desde la Gran Recesión

Reportarán alrededor de US$29.000 millones en flujo de efectivo libre combinado en el tercer trimestre.




Es probable que las compañías petroleras más grandes del mundo occidental hayan generado más efectivo que en cualquier otro momento desde la Gran Recesión y los inversionistas están a punto de averiguar qué harán con él.

Las cinco más grandes, comenzando con Royal Dutch Shell Plc y TotalEnergies SE, que publican sus resultados el jueves, reportarán alrededor de US$29.000 millones en flujo de efectivo libre combinado en el tercer trimestre, según estimaciones de analistas compiladas por Bloomberg.

Esa sería la mayor cantidad desde principios de 2008. Es probable que la fuerte demanda de crudo, el aumento de los precios del gas natural y los productos químicos, sumado a un repunte en el negocio de refinación sean los principales impulsores.

Precio del combustible en una gasolinera TotalEnergie en Niza, Francia, el 13 de octubre de 2021.

Un conjunto de resultados optimistas ayudaría a cimentar un cambio notable después de un doloroso 2020, en el que las grandes petroleras se vieron obligadas a recortar costos y empleados, dejar de lado los planes de gasto y endeudarse. Shell y BP Plc incluso recurrieron a recortar sus dividendos. Los accionistas ahora están ansiosos por ver si las empresas devolverán sus ganancias inesperadas a través de dividendos más altos o recompras de acciones, o si las utilizarán para producir más petróleo y gas.

“Estamos viendo resultados realmente sólidos en el lado del flujo de caja libre”, dijo Noah Barrett, analista de Denver en Inversores Janus Henderson, que tiene US$428.000 millones bajo administración. “Pero en las convocatorias de resultados, debemos determinar si es sostenible o si las grandes empresas están privando de capital al negocio principal”.

exxon mobil
Exxon Mobil

Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp. informan resultados el viernes y BP cierra el ciclo el 2 de noviembre.

Ejecutivos de empresas petroleras que cotizan en bolsa este año han mostrado interés en reforzar su compromiso con la disciplina de gasto, incluso frente al alza de los precios de las materias primas que en ciclos de auge anteriores habrían provocado un gran aumento en el gasto en nuevos megaproyectos.

En cambio, se concentran en pagar la deuda y devolver efectivo a los accionistas luego de una década de desempeño financiero débil incluso antes de la pandemia, además de los riesgos emergentes que plantea la transición energética.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.