“¿Dónde se deben juntar tributariamente los extremos?”

Imagen SOLEDAD RECABARREN 2991

"El país necesita desarrollo, crecimiento y estabilidad. La única forma de reestablecer la confianza en materia económica, no pasa por la decisión de disminuir los impuestos, y tampoco pasa por incrementarlos a un punto de alejar las inversiones".




Mi mamá siempre me dice que tenga cuidado, porque los extremos se juntan. Sin embargo, y dados los resultados de la elección presidencial de este domingo, la gran pregunta es dónde se juntarán estos dos extremos.

Hoy en Chile tenemos un país más endeudado que en todo su promedio histórico, hay salida de inversiones por montos muy relevantes que pondrán en riesgo el crecimiento. También, la inestabilidad retrasa o impide el ingreso de inversiones desde el exterior.

Por otra parte, hay necesidades sociales que han dejado de manifiesto las desigualdades existentes en Chile, como son los requerimientos de mejorar el acceso a salud, vivienda, educación de calidad y jubilaciones, entre otras.

Esta realidad nos obliga a exigirle a nuestras autoridades que deban moderarse, y por ello, lo razonable es que ambos extremos debieran terminar juntándose en el centro. Sin embargo, la gran pregunta es: ¿Cuál es el centro en materia tributaria?

El país necesita desarrollo, crecimiento y estabilidad. La única forma de reestablecer la confianza en materia económica, no pasa por la decisión de disminuir los impuestos, y tampoco pasa por incrementarlos a un punto de alejar las inversiones. Se requiere dar señales de estabilidad, de seguridad jurídica y de que estamos retomando una política de acuerdos.

En este contexto, es necesario que los presidenciables acuerden revisar nuestro sistema tributario, no para proponer cambios incorporados como parche, sino que debemos mirar nuestro sistema tributario como un todo orgánico, para darle sentido de progresividad y consistencia; darle orden y coherencia, y por, sobre todo, mirar las instituciones de manera armónica.

Entendemos que puede ser necesario eliminar exenciones o agregar nuevos hechos gravados. Para ello, será necesario revisar las normas civiles, comerciales y tributarias, ya que los impuestos forman parte de un ordenamiento legal más amplio, el cual también debe mirarse a la hora de perfeccionar la Ley Tributaria.

Espero que los candidatos presidenciales se encuentren en el centro, con la finalidad de incrementar la recaudación, incorporando a los informales y sobre todo, creando un sistema más justo, que cree certeza y estabilidad, todo ello para atraer inversiones y crecimiento.

* Soledad Recabarren es Abogada socia Recabarren & Asociados

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.