Subsidio al empleo: construcción y agricultura lideran en nuevas contrataciones

Trabajadores de la Construccion. Foto : Andres Perez10 Marzo 2020 Trabajadores de la Construccion.empleo, trabajo. Foto : Andrés Pérez

En seis meses de vigencia se han entregado 612.939 entre las líneas “Contrata” y “Regresa”. En ambos, las mujeres muestran un mayor rezago. El 75% de los subsidios para nuevos puestos de trabajo se concentra entre las regiones de Valparaíso y del Maule.




El empleo será la variable que se demorará más en recuperarse y volver a niveles prepandemia. Los cálculos de los expertos señalan que aquello recién podría ocurrir el próximo año. Así, aunque desde el peor momento de la crisis, en julio de 2020, se han creado 1,1 millones de empleo de los casi 2 millones perdidos, todavía queda un largo camino por recorrer.

Para apuntalar la recuperación de los puestos de trabajo, el gobierno lanzó en octubre del año pasado dos líneas de subsidios: uno focalizado en la contratación y otro en el reintegro de los trabajadores que estaban acogidos a la Ley de Protección al Empleo. Con ambos, suman 612.939 en seis meses.

De acuerdo con las cifras de la Subsecretaría del Trabajo, en el detalle, el subsidio “Contrata”, focalizado en las nuevas contrataciones, acumula 485.638, de los cuales, el 41% corresponde a mujeres y el 59% hombres. De ese total, el 75% se concentra entre las regiones de Valparaíso y del Maule, lo que se traduce en 361.859 subsidios.

Por sector económico, los rubros Construcción (100.329) y Agricultura (100.171) son los que más han utilizado este instrumento para generar empleo. Más atrás se sitúa el Comercio al por menor y mayor, con 77.374, y Servicios Administrativos y de Apoyo, con 53.181.

Este subsidio en un comienzo entregaba un aporte del 50% de la remuneración bruta para los hombres, con un tope de $ 250 mil, mientras que para mujeres, jóvenes, personas con capacidades diferentes y pensionados por invalidez era el 60% de la remuneración bruta, con tope de $ 270 mil. A principios de marzo de este año el gobierno anunció una modificación y elevó el monto para incentivar la contratación de este último grupo: subió al 65% del ingreso bruto, con un tope de $ 290 mil.

La otra línea, “Regresa”, está focalizada en la reincorporación de los trabajadores que estuvieron bajo la Ley de Protección al Empleo. En seis meses suman 127.301 y la mayoría se concentra entre la Región Metropolitana (92.514) y la de Valparaíso (10.430). Además, el 42% ha sido utilizado por mujeres y el 58% por hombres.

Este subsidio se modificó también en marzo. Aumentó de $ 160 mil a $ 200 mil para mujeres, jóvenes (entre 18 y 23 años), personas con capacidades diferentes y asignatarios de pensión de invalidez. Para el caso de los hombres desde 24 años, el subsidio se mantiene en $ 160 mil.

El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, sostiene que “así como el 2020 el foco estuvo puesto en la protección de los puestos de trabajo, donde más de 800 mil trabajadores estuvieron acogidos a la Ley de Protección al Empleo, este año, junto con proteger los empleos, debemos potenciar la recuperación de los puestos de trabajo perdidos, y ahí el subsidio al empleo tiene un rol fundamental”.

Una tercera línea es el subsidio “Protege”. Este comenzó a funcionar a mediados de enero y en este primer llamado acumula 16.933 solicitudes. El subsidio está destinado a trabajadoras y trabajadores, dependientes o independientes, que tengan el cuidado de niños y niñas menores de 2 años, y que no tengan garantizado el derecho a sala cuna por parte de su empleador. Se trata de un subsidio mensual de $ 200.000 que se entregará directamente a los trabajadores beneficiarios.

Recientemente el gobierno agregó una cuarta línea, el subsidio “Empléate”. Este instrumento estará vigente a partir de mediados de abril y tiene por objetivo entregar un aporte directo, sin intermediarios, a los trabajadores que encuentren un empleo formal. Este subsidio será por 6 meses y ascenderá a $ 50 mil mensuales para hombres y $ 70 mil para mujeres, jóvenes y personas con discapacidad. “Es un subsidio a la oferta y busca fomentar la formalización laboral en tiempos donde la informalidad es un riesgo a la precarización laboral”, comenta el subsecretario.

Arab destaca que con las últimas modificaciones se ha puesto el foco en incentivar aún más la contratación femenina. “Los nuevos montos del subsidio “Regresa” ($ 200 mil) y “Contrata” ($ 290 mil), más la línea “Protege” ($ 200 mil) y la futura línea “Empléate” ($ 70 mil), es mayor para las mujeres. Con esto esperamos que contribuya a disminuir, considerablemente, la brecha en el uso de los subsidios entre hombres y mujeres, pues constituyen un incentivo importante para la contratación de este segmento de la población que sabemos que se ha visto especialmente afectado por la pandemia”.

Ante el explosivo aumento de contagios volvieron las cuarentenas, lo que tendrá impacto nuevamente en la creación de empleo y en el uso de los subsidios. “Evidentemente que las nuevas cuarentenas pueden producir una desaceleración momentánea en el uso de algunos subsidios, especialmente en aquellos enfocados en la contratación”, reconoce Arab. El subsidio “Contrata” tiene una duración de 10 meses y el “Regresa” de seis meses.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.