María José Bosch

María José Bosch

Directora del Centro Trabajo y Familia ESE Business School - Universidad de los Andes

Pulso

¿Trabajo o familia? ¿y si quiero las dos?


Es interesante ver todos los cambios. Desde el punto de vista de la mujer en la empresa, es motivante ver tantas iniciativas en paralelo. Uno de ellos, y muy importante, es la sala cuna universal.

Gran proyecto que terminaría con una discriminación directa a hacia la mujer. Más del 85% de las empresas no tiene la obligación de pagar la sala cuna, porque tiene menos de 19 mujeres.

¿Es porque estas empresas son malas? No, es porque dado el artículo 203 (que la sala cuna universal quiere eliminar), esa mujer número 20 es potencialmente 20 salas cunas más caras que si contratan a un hombre.

Otra, es la Iniciativa de Paridad de Género (IPG). Esta busca con medidas concretas impulsar la fuerza laboral femenina en las organizaciones de nuestro país.

Estas iniciativas son dos grandes noticias para nuestro mercado laboral, ya que una mayor participación laboral femenina impacta positivamente a nuestro crecimiento.

Además, con políticas que fomenten la conciliación y la corresponsabilidad, ayudamos a frenar el dato que en Chile la tasa de natalidad disminuye año a año.

Pero la conciliación no solo se trata de conflicto de tiempo y energía, sino también de enriquecimiento. Donde trabajo y familia se nutren y alimentan mutuamente y donde la participación en ambos roles es beneficioso para el trabajo y para la familia.

Las iniciativas que fomenten la corresponsabilidad y la conciliación trabajo y familia, por una parte, disminuyen el conflicto y por otra potencian el enriquecimiento.

Para plantarlo de otra forma, todos intercambiamos activos tangibles, pero también todos nosotros intercambiamos activos emocionales. Intercamabiamos cosas, porque de esta forma buscamos bienestar. El nivel de bienestar que logremos depende de los recursos que encontremos (económicos y emocionales).

Además, una persona que tiene más recursos (de ambos tipos), obtiene mejores resultados. Un ejemplo simple, tengo que hacer un castillo de arena, voy a obtener mejores resultados si tengo una pala, pero mejor aún si mi entorno me alienta y me apoya en la construcción.

Los recursos pueden venir de la organización, pero también pueden venir de la sociedad, como la sala cuna universal y la IPG.

La sala cuna universal facilita la conciliación trabajo y familia entregando un recurso concreto, esto hace que mejore el desempeño de los trabajadores, por ejemplo, al disminuir la tensión que existe entre los diferentes roles de una persona y también ayudan a optimizar el tiempo que se dedica a cada rol, por nombrar solo algunos impactos.

Este mejor desempeño impacta positivamente a las organizaciones. La IPG entrega herramientas a las organizaciones para incentivar el trabajo femenino en todos sus niveles jerárquicos.

Una mayor participación y representatividad de las mujeres, también impacta positivamente los resultados de las organizaciones, como han probado muchísimos estudios.

Más mujeres en el mercado laboral, no significa más conflicto entre trabajo y familia, sino que necesitamos más políticas de conciliación trabajo y familia, que le permita a hombres y mujeres compatibilizar los diferentes roles que tienen, para que así no tenga que elegir entre trabajo o familia, sino que puedan elegir ambos.

Seguir leyendo