Tras anunciar su IPO, Tecno Fast define plan de expansión y prevé duplicar Ebitda en 5 años

El ETF IT NOW IPSA anotó flujos por US$32 millones la semana pasada.

Compañía saldrá a bolsa en busca de recursos para su nueva fase de desarrollo. En los próximos meses iniciará un roadshow por Chile, Perú, Colombia, EE.UU. y Canadá. Estos dos últimos, junto con Australia, están en la mira para ingresar.




Todo partió en 2012, cuando el grupo Inder, ligado al empresario José Luis del Río Goudie, adquirió el 40% de Tecno Fast, firma con 24 años de trayectoria y que se dedica a la construcción modular. Desde entonces, un posible debut bursátil es algo que vienen sondeando. Pero el bajón en la minería de los siguientes años los llevó a postergar esa decisión, así como también a diversificar sus negocios.

Siete años después decidieron dar el paso y abrir hasta el 24% la compañía en la Bolsa de Comercio de Santiago plan que tiene previsto concretar durante el segundo semestre de 2019, con el objetivo de seguir creciendo y entrar a nuevos segmentos. Los actuales socios descartaron realizar luego una oferta secundaria tras la IPO.

"En 2012 dijimos que no podíamos depender de la minería. Es nuestro principal cliente y lo queremos, pero entendemos que tenemos que estar diversificados, porque eso es sano para la compañía. Nos pasó en 2008 cuando fue la crisis: en vez de bajar, crecimos porque la gente no tenía plata para comprar edificios y los preferían arrendar. Mientras más crisis hay, al rental le va mejor, porque en la práctica igual tienes que operar", cuenta Cristián Goldberg, presidente y socio de Tecno Fast, en entrevista con PULSO.

Así, integraron nuevos negocios a la firma, fundamentalmente de renta, que los llevó a convertirse en una de las principales compañías del mundo que arrienda, vende y fabrica soluciones espaciales. "El año pasado comenzamos a trabajar fuerte en esto y estamos listos. Esperemos que estén los mercados. Pero independiente de los mercados, esta es una empresa muy disruptiva, creativa, por lo tanto, siempre cuando hay buenas ideas las cosas se pueden hacer", dice Goldberg.

Su plan es duplicar su Ebitda en los próximos 5 años y pasar de los actuales 250 mil m2 disponibles para arriendo a 500 mil m2 en el mismo periodo. Para 2019 espera ventas por unos US$240 millones, aunque cuenta que en 2012, durante el boom minero, llegaron a facturar US$400 milones.

Según el prospecto enviado a la CMF, los ingresos de Tecno Fast alcanzaron los $101.160 millones el año pasado, un 69% más que 2017. En tanto, las utilidades se elevaron 478% en 2018 hasta los $6.721 millones.

Respecto del plazo en el que esperan concretar la operación, calcula que la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) demorará entre dos y tres meses en aprobar la inscripción que se hizo el 29 de mayo, y que "inmediatamente después de eso, si están las condiciones, esperamos tocar la campana", señala.

De la mano de los asesores financieros LarrainVial y BanChile, y con la aprobación del regulador en mano, la compañía dará inicio a su calendario de roadshows, que esperan llevar a cabo en Chile, Perú, Colombia, Estados Unidos y Canadá.

Pero la emisión de acciones no es la única operación que la compañía tiene en sus planes. Considerando que los spreads están especialmente estrechos en el mercado de deuda, planea además emitir un bono previo a la IPO, que les permita complementar el financiamiento que necesitan para sacar adelante el plan de inversiones 2019-2020, por US$250 millones.

Proyectos que vienen

Aunque mantienen en absoluta reserva el monto que esperan recaudar con la salida a bolsa, sí tienen claro los usos que quieren darle a los fondos.

El próximo año planean comenzar su expansión a tres mercados: Estados Unidos, Australia y Canadá. El foco será el área rental. "Estamos viendo alianzas con compañías que son amigas nuestras. A mí no me gustan los greenfield (que parte de cero), son muy riesgosos, prefiero un brownfield (existentes), hacerlo con compañías amigas que puedan apoyarnos y desarrollarla en forma conjunta", señala.

Goldberg cuenta que además están pensando construir hostales modulares "en Chile y en el Caribe, que son los dos lugares que presentan más potencial", dice. "Realmente queremos ser al Apple de las casas en el mundo, creemos en eso y tenemos la fuerza para hacerlo. Tenemos potencial notable y en Chile donde hoy los ánimos andan un poco por el suelo, este es un mensaje de que se puede", comenta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.