Vivianne Blanlot, vicepresidenta de Icare: “Necesitamos un nuevo paradigma de la gestión del agua”

"En algunas empresas existen políticas de sustentabilidad que incluye el uso eficiente del agua, y la reducción de la intensidad de uso. Sin embargo, esta práctica debería extenderse a todos los sectores", señaló en Enade.




El agua y su acceso es probablemente uno de los temas más debatidos hoy en día. Este miércoles, y luego de más de una década de tramitación el Senado aprobó la Reforma al Código de Aguas y quedó lista para ser promulgada. En Enade, también fue un tema abordado por los expertos. La vicepresidenta de Icare, Vivianne Blanlot indicó que se necesita un nuevo paradigma en la gestión del agua, debido al uso que se hace en las empresas e industrias.

“Pensemos en qué puede hacer la empresa. La empresa está inserta en el quehacer de todas las regiones, de todas las zonas del país. Es un testigo de primera línea de los déficit y carencias que aquejan a nuestro país. Por lo tanto, qué puede hacer la empresa. Identificamos cuatro líneas de acción. La primera que es un dolor que nos cubre a todos, es colaborar con los órganos del Estado en la solución de agua potable rural y saneamiento. El otro factor está relacionado con las capacidades de gestión de los sistemas rurales”, indicó Blanlot.

Sostuvo además que las empresas pueden proponer normas para el uso de este recurso que es cada vez más escaso. El país atraviesa una profunda sequía desde hace más de una década.

Agua

“No existe en nuestro país una cultura del ahorro y conservación. La empresa puede implementar campañas de educación en el uso del agua a nivel nacional. Las empresas sanitarias llegan a todos los hogares en los sectores urbanos, y tienen una posición privilegiada para acceder a las personas. Todas las empresas pueden proponer normas para el uso del agua. Así como sistemas de cargos que estimulen el ahorro de agua y protocolos de reducción de consumo en escenarios de sequía”, señaló.

Por otro lado, enfatizó que “la industria y la agricultura en conjunto consumen más del 80% del agua que se usa en nuestro país. Necesitamos un nuevo paradigma de la gestión del agua. Necesitamos incorporar y declarar metas de reducción en intensidad de uso y en las operaciones en todos los sectores. En algunas empresas existen políticas de sustentabilidad que incluye el uso eficiente del agua, y la reducción de la intensidad de uso. Sin embargo, esta práctica debería extenderse a todos los sectores, porque son todas las empresas que requieren el agua”.

Blanlot también mencionó la importancia de contar con bases de dato integradas para el diseño de políticas públicas.

“Para ello también es necesario fomentar la investigación, la innovación y la aplicación de nuevas tecnologías que están asociadas al uso optimizado del agua, y potenciar la información que existe en nuestro país que está dispersa. Muchas empresas tienen información y datos sobre consumo y el estado de las cuencas en las áreas que operan. Sin embargo, necesitamos bases de dato integradas que puedan servir para políticas públicas y la gestión de todos”, dijo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.