Adultos chilenos exhaustos: estudio dice que su principal pasatiempo es quedarse en casa

Autor: Carlos Montes

La llamada Generación X, personas entre 38 y 55 años, declaran según una encuesta, que prefieren quedarse en casa a salir con amigos o a comer. El problema es que al hablar de entretención con los niños, su segunda preferencia es quedarse en casa. Netflix está acelerando este proceso.


El estudio “Generación X: Los desafíos actuales para un segmento en tensión y cambio en el contexto local”, realizado por la consultora Kawésqar Lab, que consideró 860 casos de hombres y mujeres entre 38 y 55 años (conocida como la Generación X) concluyó que más de la mitad de ellos tiene como panorama ideal quedarse en la casa, por sobre otros pasatiempos.

Según la medición, la principal actividad de ocio de este grupo es quedarse en casa (54% de las preferencias), por sobre salir con amigos o familiares (50%) o salir a comer (35%).

Definitivamente es una generación cansada, dice Ana María Margozzini, psicóloga clínica de la Universidad Católica. “Al buscar estabilidad están intentando conciliar su trabajo y su familia con este sentido de responsabilidad, que los descoloca con los Millennials.  Su sentido de responsabilidad y autoridad inculcado en su infancia les produce una gran autoexigencia y suelen estar siempre apurados”.

Según la psicóloga, se trata de una generación multitarea “por querer equilibrar su trabajo, familia y sus pasatiempos”, lo que también ayuda a generar esta sensación permanente de agotamiento.

Parte de este constante cansancio, dice Christian Oros, socio director de Estrategia y Research de Kawésqar Lab, tiene que ver con la constante colisión de caracteres generacionales que deben enfrentar. Según la investigación, el 54% está casado y  el 52% vive con su pareja e hijos (casado y/o conviviente), con un promedio de 2,2 hijos. El 41% de ellos son menores de 12 años (Generación Alfa) y un 37% tiene entre 13 y 24 (Generación Z). La relación entre la Generación X, la Generación Z y los Millennials es compleja y desafiante, dice. “Son segmentos generacionales bastante distintos entre si, lo que provocan que los hogares X deben lidiar con distintos enfoques y modelos de crianza. La convivencia es compleja, porque deben responder a elementos y estímulos distintos. Por ejemplo, los Hijos Z buscan constantemente estar informados y preparados sobre distintos temas, demandando acceso a información y tecnología. Son críticos de los Fake News. En cambio, los hijos Millennials tienen una mejor resiliencia a los cambios, buscan constantemente superarse a si mismos, entrando en confrontación con la Generación Z, que es mucho más pragmática”.

Entretención favorita: ver series

El problema es que a la hora del esparcimiento con los hijos, la Generación X también privilegia quedarse en casa. Según la medición, si bien el 54% señala como panorama favorito salir a comer con los hijos, le sigue muy de cerca quedarse en casa (51%), seguido por ir al mall (47%).

Y entre las actividades que más hacen con los hijos en el hogar, está ver series. El 68% de los encuestados lo afirma y en este contexto, Netflix (27%) supera a otras ofertas, como ver televisión por cable o abierta (22%) o YouTube (14%).

Y el popular servicio de streaming cumple un rol fundamental para el consumo de ocio y tiempo libre, con una transformación desde los espacios públicos hacia el hogar. “Lo que llamamos el fenómeno del ‘nesting’ (placer de quedarse en la casa) de la mano de tecnologías como Netflix ha hecho que los espacios y tiempo libre se reconviertan. Y no solo es Netflix y sus maratones de contenido, es la posibilidad de pedir vía delivery comida de calidad y de restaurantes que usualmente significaba ir a visitarlos en espacios físicos. El otro aspecto clave, es que las tecnologías como Netflix permiten entregar otras formas de entretención a sus hijos además de controlar el contenido. Es decir, estas tecnologías facilitan el proceso de ocio personal, pero por sobre todo, otras formas de entretención con hijos”, establece Oros.

Además, el 50% declara trabajar y realizar labores en la casa.

Oros agrega que se trata de una generación en permanente cambio y adaptación. “Por ello, denominamos a la Generación X en Chile, como Generación “Challenged”. Su proyecto familiar se ha vuelto un tejido cada vez más complejo (trabajo, familia y crianza), los que los ha vuelto pragmáticos y en contante adaptación”.

Un ejemplo, es la forma en que se han ido involucrando en causas medioambientales, la creciente demanda por conocer, saber y controlar la tecnología, el ecommerce, que les ha permitido tener más tiempo para la familia y el consumo de ocio personal. Es una generación cansada frente a tanta exigencia, pero paradójicamente, deben adaptarse a estas exigencias, y tomarlo como un deber ser. Por ello, es un grupo que han buscando adaptarse en procesos de crianza y poder compartir espacios con sus hijos”.

Según Margozzini, también integrante del Centro Nacional de Bruxismosi bien nacieron con las tecnologías con el surgimiento de internet y dispositivos electrónicos, algunos han tenido que forzadamente subirse a las tecnologías que han ido surgiendo.



Seguir leyendo