Aterrador cumpleaños: adolescente de 16 años contagia a 37 personas de coronavirus tras su fiesta de celebración

Menor fue responsable de un masivo episodio de contagio, confirmando una vez más el peligro de los "superpropagadores" y lo inconveniente de las celebraciones masivas.




“Superpropagadores”. Cada vez hay más evidencias del tremendo impacto que pueden generar algunos contagiados capaces de infectar de Sars-CoV-2 a más personas que el promedio de cualquier paciente. Por eso han sido apodados así.

Ocurrió en EE.UU., donde durante una reunión familiar de tres semanas que involucró a cinco familias, una adolescente de 13 años logró contagiar a 11 personas en una largas y distendidas vacaciones.

Ahora la prensa de ese país documentó un nuevo caso, el de una adolescente de 16 años de Nueva York, cuya fiesta de cumpleaños celebrada a fines de septiembre terminó con el contagio de coronavirus de 37 personas, según funcionarios del condado de Suffolk.

De los contagiados, 29 asistieron a la fiesta, la que se llevó a cabo en un centro de eventos llamado Miller Place Inn el pasado 25 de septiembre. Según las autoridades, al menos siete de los contagiados fueron contactos domésticos, mientras que un caso fue un contacto cercano de alguien que asistió a la fiesta, dijeron los funcionarios.

El recinto donde se realizó el cumpleaños.

Funcionarios de salud del condado de Suffolk fueron notificados después de “varios” casos positivos de Covid-19 en el distrito escolar de Sachem, que alberga 14 colegios, a uno de los cuales asiste la menor. La lista completa de invitados a la fiesta, que conformaban 81 personas, incluía 49 estudiantes y 32 adultos, todos los cuales fueron puestos en cuarentena preventiva, tuvieran o no la enfermedad.

“Hasta la fecha, los funcionarios de salud han identificado 334 contactos de la menor, 151 que no estaban relacionados a su colegio y 183 que estaban relacionados a la escuela. En la actualidad, 270 contactos se encuentran en cuarentena y 11 casos en aislamiento activo. Varios contactos ya completaron su período de cuarentena, ya que su exposición se remonta a más de 14 días”, señalaron los funcionarios sanitarios.

El centro de eventos ahora enfrenta acciones legales, acusado de “causar, permitir y servir como lugar para una reunión en el interior de más de 50 personas y no hizo cumplir las restricciones del Covid-19 del Departamento de Salud del Estado de Nueva York y del condado de Suffolk”, según un comunicado de prensa, al permitir el ingreso de casi 100 personas al lugar.

“Además, Miller Place Inn fue acusado de manipular alimentos en condiciones insalubres”. Según los informes, el establecimiento ya debió pagar una multa de US $12.000, según un medio de comunicación local.

Esta fue una violación atroz y debería servir como un claro recordatorio de las consecuencias que existen por desobedecer los protocolos Covid-19”, dijo el ejecutivo de condado de Suffolk, Steve Bellone, en un comunicado. “Estas reglas y regulaciones existen por una razón, para mantener seguros a los neoyorquinos, y todos tenemos la obligación de actuar de manera responsable”, agregó.

El tremendo poder de los supercontagiadores

En términos médicos, un evento de “superpropagación” es cuando “el número de casos transmitidos es desproporcionadamente alto en comparación con la transmisión promedio”, explicó a la BBC en julio el Dr. Abraar Karan, médico e investigador de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la U. de Harvard.

Estos pacientes son capaces de contagiar 10, 15 y hasta 20 personas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), han dicho que “los niños y adolescentes pueden servir como fuente de brotes de Covid-19 dentro de las familias, incluso cuando sus síntomas son leves.

El organismo ha advertido que los eventos de “superpropagación” están asociados tanto con un crecimiento explosivo al principio de un brote como con una transmisión sostenida en etapas posteriores.

Los eventos de “superpropagación” se pueden definir cuando el 20% de las personas representan aproximadamente el 80% de la propagación, según han demostrado algunos modelos, dijo Karan a la BBC.

El infectólogo Rodrigo Cruz, director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la U. de Valparaíso (UV), también advirtió del peligro de estos “superdiseminadores”, después de la gran concentración de personas el pasado 18 de octubre en la Plaza Italia, con motivo de la conmemoración del primer aniversario del llamado Estallido Social.

Imagen aérea de Plaza Italia, el epicentro de las manifesaciones.
Imagen aérea de Plaza Italia, de la manifestación del pasado 18 de octubre.

“La presencia en estas multitudes de los denominados spreader o 'súperdiseminadores´, personas -muchas veces asintomáticas- que tienen la capacidad de contagiar más que el infectado promedio. Son personas que a través de las gotículas que expelen transmiten una carga viral mayor y por eso son capaces de contagiar a más, aún al aire libre. Se estima que un infectado promedio puede contagiar el virus a otras dos a tres personas, pero un súper diseminador es capaz de traspasárselo perfectamente a una ocho o eventualmente a más”, aseguró el infectólogo de la UV.

Explicó que si bien por estas fechas es comprensible que las personas quieran salir a la calle a manifestarse, dado el contexto de pandemia que vive el país, existe al mismo tiempo un alto riesgo para la salud que es real y sobre el cual hay que estar conscientes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.