Chile liderará mesa clave en negociaciones de la próxima cumbre climática de la ONU

La ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, en la actual gira del gobierno en Nueva York. Foto: MMA

Perfil científico de la ministra de Medio Ambiente Maisa Rojas permitió que fuera convocada a la discusión sobre “Pérdidas y daños” en la COP27 que se realizará en Egipto.


La ministra del Medio Ambiente, Maisa Rojas, guiará la discusión sobre uno de los temas más relevantes de la próxima Conferencia de las Partes (COP) de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: las negociaciones sobre “Pérdidas y Daños”.

Maisa Rojas explicó que, en el contexto de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente de la COP27, Egipto, invitó a Chile y a Alemania a cofacilitar la discusión en torno a pérdidas y daños. “Es un gran honor para mí aceptar esta invitación y ayudar a guiar esta discusión”. Quien acompañará a la ministra será Jennifer Morgan, actual comisionada del clima de Alemania y exjefa ejecutiva de Greenpeace.

“Pérdidas y daños se refiere a los impactos que ya están viviendo muchos países y que les producen un daño considerable. Recordemos que, hace solo un par de semanas, las inundaciones en Pakistán dejaron a un tercio del país debajo del agua. Pérdidas se refiere a cambios irreversibles del cambio climático”, explicó la ministra Rojas, quien posee un doctorado en Física de la Atmósfera de la Universidad de Oxford.

La titular de Medio Ambiente agregó que “este es un tema muy sentido y donde hay muchas expectativas de que pueda ser tratado en el marco de las conversaciones que se dan en las COP. Estoy muy entusiasmada de poder ayudar en esta discusión”.

Para la ministra Rojas, la importancia de que a Chile se le pida que facilite este tema radica en un reconocimiento a los esfuerzos que está haciendo nuestro país para abordar la crisis climática, con un énfasis en aquellos que están siendo más vulnerables en lo que representa pérdidas y daños. “Esta es una temática sumamente compleja y la esperanza está en que los países puedan lograr dar un primer paso en un proceso que deberá ser cada vez más ambicioso en esta materia”, agregó.

Sobre la agenda en Nueva York, la ministra Rojas comentó que “la Asamblea General de las Naciones Unidas también sirve como una enorme plataforma para desarrollar muchas otras discusiones medioambientales. Por ejemplo, hoy en la mañana Chile se sumó a la Coalición de Alta Ambición Para Terminar con la Contaminación por Plásticos. Y en la tarde, nos sumaremos a la mesa directiva de la Coalición Para el Planeta, Naturaleza y Personas, en el marco de la Convención de Biodiversidad”.

Consultada sobre la asistencia del Presidente Gabriel Boric a la COP 27 de Egipto, la ministra Rojas responde que “en principio sí, está planificado que el Presidente vaya, pero una sabe que las agendas de los presidentes cambian rápidamente”.

¿Qué es “Pérdidas y Daños”?

El concepto “Pérdidas y Daños” está relacionado con los eventos climáticos extremos, que pueden causar pérdidas y daños a la sociedad, la infraestructura y al ambiente natural. Se trata de impactos que ocurren por una combinación del cambio climático antropogénico y la variabilidad climática natural. El cambio climático incide en las variables de las que dependen sequías, olas de calor, incendios, precipitaciones intensificándolas y, por lo tanto, haciendo que sus efectos sean cada vez más destructivos.

Inundaciones generadas por el huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005. Foto: AP

El financiamiento para pérdidas y daños ha sido un tema que los países en desarrollo han querido poner sobre la mesa históricamente en las negociaciones y que los países desarrollados intentan evitar, especialmente cuando se hace alusión a las compensaciones y responsabilidades.

La 27° Conferencia de las Partes (COP) de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se llevará a cabo entre el 6 y el 18 de noviembre de este año en Sharm El Sheikh, Egipto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.