Científicos chilenos confirman por primera vez la existencia de una gigantesca masa de gas que rodea las galaxias

galaxia

Un trabajo de investigación que duró dos años demostró la presencia del gas que otros astrónomos, solo sospechaban.




Se sabía que las galaxias estaban rodeadas de una capa gaseosa pero había sido difícil de demostrara. Hasta ahora que un grupo de científicos chilenos lo consiguió gracias a una nueva técnica de observación.

El descubrimiento se realizó gracias a la utilización de imágenes capturadas por el telescopio espacial Hubble y el espectógrafo MUSE, este último ubicado en el Observatorio Paranal de la ESO (European Southern Observatory), en la región de Antofagasta.

El hallazgo liderado por Sebastián López, académico del Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, demostró que sí existen estos halos alrededor de las galaxias, "pero fue este paper el primero en mostrar en detalle su existencia y dimensión", explica López.

El grupo de científicos está compuesto además por Nicolás Tejos (Pontificia Universidad Católica de Valparaíso), Luis Felipe Barrientos (Pontificia Universidad Católica de Chile), Cedric Ledoux (ESO), y por Antonia Fernández y Magdalena Hamel (estudiantes chilenas del Magíster en ciencias de Departamento de Astronomía FCFM U. de Chile), además de 10 investigadores extranjeros.

Por su parte, Nicolás Tejos, profesor asociado del Instituto de Física PUCV y uno de los los autores de la investigación, profundiza indicando que "lo que descubrimos la existencia de un disco extendido de gas enriquecido con elementos más pesados que el Helio, alrededor de una galaxia ubicada a unos 9 mil millones de años-luz de distancia", señala.

Tejos además agrega que, "podemos inferir que el gas que estamos observando debió haber sido expulsado por ésta (u otra) galaxia en alguna etapa de formación estelar previa. De acuerdo a la teoría de formación de galaxias, estos discos extendidos deberían ser comunes, pero sin embargo, ha sido extremadamente difícil observarlos a distancias más allá del Universo local. Aquí mostramos evidencia observacional directa de la existencia de un disco extendido y enriquecido en una galaxia lejana, gracias a la técnica de tomografía de arco gravitacional que estamos desarrollando desde Chile", finaliza el astrónomo.

El estudio

La investigación consistió en una técnica que permite tomar una "especie de tomografía de rayos-x a las galaxias en formación. "En esta nueva investigación logramos descubrir que aquellas galaxias están rodeadas por unos halos de gas gigantescos, llegando a estar hasta 10 veces más extendidos que las mismas galaxias", explica Sebastián, el también investigador del Centro de Astrofísica CATA.

El trabajo denominado: Seccionando el medio circumgaláctico a redshift=0.7, fue publicado en la edición impresa de la revista científica Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Para el Doctor López, quien ayudó a obtener los datos y analizar los espectros, el siguiente paso será el análisis de más galaxias, "el Observatorio Europeo Austral nos ha concedido más tiempo de telescopio para analizar más de estos objetos con nuestra técnica. Nuestra idea es ver si estos halos de gas son comunes o no", concluye.

Comenta