De héroes a segregados: Colegio Médico denuncia prohibición de uso de espacios comunes a personal sanitario en edificios y condominios

Gremio ya acumula una serie de denuncias de sus asociados que viven en condominios o edificios, donde los han llamado a no usar espacios comunes por el supuesto riesgo de contagiar a la comunidad.




La primera denuncia y que alertó esta situación fue la de un condominio de edificios en Quinta Normal.

"Buenas tardes: ante la situación que vive el país, Covid-19 y que afecta al país y nuestra comunidad, la administración del edificio condominio ciudad de los reyes, hemos tomado las siguientes medidas respecto a evitar la propagación de covid-19 (sic):

Todo profesional de la salud que viva en el condominio, queda prohibido el uso de espacios públicos del condominio, tales como: patio común, sala comunitaria, hall central, ascensor, espacio de juegos infantiles, además de usar mascarillas y guantes cada vez que se necesite salir del condominio o entrar a él...".

Así rezaba parte del cartel del edificio según denuncia el Colegio Médico en el que se restringe el uso de espacios públicos a cualquier vecino que trabaje en servicios de salud.

Uno de los mensajes que circula en internet, denunciado por el Colegio Médico.

“Fue la primera denuncia y que alertó esta situación. La situación fue confirmada por el conserje del recinto y se trató de ubicar, sin éxito, a la administración”, explica Patricio Meza, vicepresidente del Colegio Médico (Colmed).

Añade que producto de la denuncia en las redes sociales, nos notificaron de un caso en Concepción, en Santiago y La Serena; además de otras situaciones en otros lugares, como en supermercados, farmacias y una persona que le avisaron que no la atenderían en un centro odontológico por ser trabajadora de la salud.

“Hemos recibido algunas denuncias directas y en redes sociales. Varios funcionarios de la salud se quejan de que están sufriendo discriminaciones, que les limitan el libre tránsito en sus condominios porque las administraciones temen que puedan contagiar a la comunidad con el coronavirus”, explica Meza.

El lamento del profesional tiene directa relación con los casos de los que se ha ido enterando. La situación ha sido transversal (también se han visto casos en el extranjero), sin importar la comuna de residencia de los profesionales de la salud. “Nos produce tristeza e indignación, porque es algo injustificado, es un acto arbitrario que no tiene ningún fundamento técnico. No hay nada que demuestre que el personal de la salud sea un riesgo de contagio. Si la comunidad tiene temores, no pueden justificar esas medidas que atentan contra esos derechos”, añade el médico, quien además aporta que estas determinaciones demuestran que “situaciones tan lamentables como una pandemia muestras por un lado la mejor cara de las personas, pero también dan espacio para ver la peor de muchas personas. Queremos pensar que es un malentendido”.

Y es que en el Colmed tienen en su poder denuncias que hablan de prohibiciones del uso del ascensor, de patios, de uso de salas comunes como gimnasios, e incluso, que los hijos de esos funcionarios eviten los juegos en el caso de los edificios o condominios que los poseen. “Y si no respetan esto, los multan o les suspenden suministros”, dice Meza.

La información fue ratificada por el propio ministro de Salud, Jaime Mañalich, esta mañana cuando se refirió a la identidad del personal de salud contagiado con Covid-19. Según dijo, hay personal sano “que viven en un piso décimo y se quejan de que los vecinos, por el sólo hecho de ser trabajadores de salud, les dicen que no pueden usar los ascensores y tienen que subir y bajar por la escalera porque la comunidad los discrimina”.

Agregó que ”en ese contexto, nosotros no vamos a entregar, insisto, ninguna información de las personas y la solicitud de esa información, a través de vecinos que denuncian es completamente contraria a derechos y por supuesto que si se produce ese caso vamos, en el mérito de la ley, sancionarla, porque el secreto y el derecho de las personas a su privacidad es inalienable y no se puede vulnerar”.

El gremio de médicos acusa que la situación es delicada, pero están dispuestos a no recurrir a la justicia en una primera instancia. “Estamos tratando de contactarnos con los administradores de dichos condominios para primero verificar si cada denuncia es así, y si es, solicitarles que reviertan las medidas. En el caso donde nosotros veamos que no se retrotraen, junto a la Seremi y el Ministerio de Salud tomaremos las medidas necesarias”, añade el vicepresidente del Colmed.

El Colmed está en diálogo con la Fundación de Asistencia Legal del Colegio Médico de Chile (Falmed), institución que inmediatamente creó un documento para informar a los asociados del Colegio. En él se establece que dichas prácticas constituyen una violación al ordenamiento jurídico vigente, al vulnerar, según ellos, la Constitución, la Ley Zamudio y la Ley 19.537 de copropiedad.

“Estamos consultándolo con abogados para ver cómo podemos enfrentar esto. Primero queremos llegar a acuerdos, tratar de contactarnos para, en forma espontánea se reconozca que hubo un error y si persisten, obviamente vamos a ayudar con los recursos de protección pertinentes”, añade Meza, quien cuenta que esta situación está tensionando aún más al personal de la salud, ya agobiado por la carga diaria de lo que les toca enfrentar, y porque ellos son algunos de los que no pueden optar a quedarse en la casa.

“Como Colegio Médico estamos demostrando que el personal de salud no es ningún riesgo extra que cualquier persona que anda en la calle. Para que se entienda: si se decide esto, también habría que tener prohibiciones para los que llegan desde el extranjero, de la Araucanía, personal de seguridad, de supermercados, de transporte, carabineros… es innecesario, no se justifica. Apelamos al sentido común”, dice el profesional.

Al cierre, Meza hace un llamado a sus asociados que sufran estas acciones: “Que se contacten y que denuncien de inmediato en la Seremi, Intendencia, Colmed o donde se puedan canalizar las denuncias, como el mismo Falmed”.

Comenta