Dos científicos y una ilustradora dan vida a un cómic que retrata los “bosques en miniatura” del sur

La bióloga Lynn Margulis, la escritora e ilustradora Beatrix Potter y el reconocido liquenólogo Simon Schwendener inspiraron los nombres de los hermanos protagonistas del libro.




El libro, disponible en el Portal de Libros de la Casa de Bello, cuenta la historia de tres hermanos que durante una visita a un parque nacional descubren a Kalchakura, personaje ficticio que es una mezcla de varios líquenes.

En esta aventura, los exploradores, junto a su fantástico acompañante, conocen la enorme diversidad de líquenes que habitan los bosques australes de Chile, así como su importancia para el ecosistema y particularidades como organismos simbiontes que surgen de la interacción entre hongos, algas, cianobacterias y otros microorganismos.

La bióloga Lynn Margulis, la escritora e ilustradora Beatrix Potter y el reconocido liquenólogo Simon Schwendener inspiraron los nombres de los hermanos protagonistas del libro Explorando los Bosques en miniatura. Lina, apasionada por la biología; Bea, a quien le encanta dibujar; y Simo, el más pequeño y travieso.

La obra, que estará disponible para descarga gratuita en el Portal de Libros de la Casa de Bello, es un cómic para colorear que narra la aventura de estos hermanos en un parque nacional del sur del país, lugar donde descubren a Kalchakura, personaje ficticio que es una mezcla de varios líquenes y cuyo nombre en mapudungún -que significa “pelo de piedra”- hace referencia a un tipo de líquenes.

La publicación, creada por el Laboratorio de Ecología Microbiana de la U. de Chile y la ilustradora científica Francisca Zavala, invita a conocer y colorear el universo de los líquenes, fascinantes organismos que surgen de la simbiosis entre hongos, algas, cianobacterias y otros microorganismos.

“Interactúan de una manera tan estrecha que entre todos llegan a conformar un nuevo individuo, un micro-ecosistema autosustentable en el que todos sus integrantes son importantes”, explica Julieta Orlando, académica de la Facultad de Ciencias de la U. de Chile e impulsora de este trabajo.

El libro tiene un total de 20 páginas.

En esta aventura, los exploradores, junto al fantástico Kalchakura, conocen la enorme diversidad de líquenes que habitan los bosques australes del país y su importancia ecosistémica. “El objetivo principal de nuestra iniciativa es que los lectores (y pintores) se fascinen con estos microorganismos tanto como nosotros.

Por eso también incluimos mensajes sobre la importancia de la conservación en lugares como los bosques del sur de Chile, en los que existe una gran biodiversidad, y donde aún nos falta mucho por conocer”, plantea la investigadora.

Por otra parte, destaca que “muchas veces nos basamos en información de otros países, donde los líquenes son mucho más estudiados, y por ello identificamos erróneamente algunas especies que en realidad, si ahondamos un poco más en su identificación, resultan ser especies endémicas de los ambientes que tenemos en Chile, y eso tiene mucha relevancia en aspectos de su conservación.

Si perturbamos el ambiente de un organismo que crece exclusivamente en él, corremos el riesgo de que se extinga, y eso puede tener consecuencias muy graves para el sistema en general”.

Divulgación en tiempos de pandemia

El libro, lanzado este viernes 20 de noviembre a través del Facebook Live de la Universidad de Chile y 100CIA Webinar de 4ID Play, surgió a partir de la idea de aprovechar el aumento de la conectividad y el uso de plataformas digitales propiciado por el contexto de pandemia.

Fue así como el equipo de investigación del Laboratorio de Ecología Microbiana (LEMi_UCh) se propuso realizar diversas actividades de divulgación científica a través de la web y redes sociales con el objetivo de enseñar y relevar la importancia del universo de los microorganismos, una de las cuales es la creación de “Explorando los Bosques en miniatura”.

En este proceso, conocieron a Francisca Zavala, una ilustradora científica, quien publicó el libro “Explorando el intermareal”, “el cual nos sirvió de inspiración para dar a conocer parte de nuestro trabajo en un formato similar”, comenta Julieta Orlando.

“No es la primera vez que utilizamos la conjunción de arte y ciencia con fines de divulgación, a modo de ejemplo, puedo destacar el “Taller de Gráfica con microbios”, en el que reforzamos los conceptos de uso de antimicrobianos, resistencia a antibióticos y otros aspectos de la biología de microorganismos.

Más recientemente, dimos a conocer junto a la RECHEM (Red Chilena de Ecología Microbiana) y a Alexa Garín, otra genial ilustradora, el “Mapa Microbiano de Chile”, a través del cual colocamos en el territorio nacional algunos de los microorganismos encontrados en nuestro país”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.