El coronavirus entró en nuestras camas




El coronavirus cambió la vida de todos, incluso se metió en nuestras camas, modificando así la sexualidad de millones de personas en todo el mundo.

Un estudio realizado recientemente por Centro Miintimidad refleja que en el 52% de los encuestados ha visto perjudicada su vida sexual, específicamente durante el período de cuarentena del coronavirus.

Sabemos que la depresión y la ansiedad tienen un efecto negativo sobre la libido, al igual que la sensación de angustia, irritación, inseguridad y aburrimiento que nos provoca el encierro, lo cual nos lleva a desconectarnos con el erotismo y la sexualidad y la capacidad para disfrutar.

Esta pandemia nos lleva a replantearnos muchas de las prácticas sexuales tanto en las parejas estables, en las que recién se inician, y en aquellas personas que están solas. A modo de ejemplo, en tiempo de crisis es donde hay que ser creativos para salir adelante. Así como muchos han ideado formas para seguir ganándose la vida, aprovechemos este encierro para reinventarnos también en la sexualidad.

Asimismo, la tecnología es nuestro mejor aliado hoy en día y a través de ella, junto a la pareja, puedes disfrutar de momentos muy excitantes, dejando volar tu imaginación y creatividad. Tu comunicación erótica podrá incrementarse de manera importante en este período, la cual te traerá, además, beneficios futuros en tu relación.

Para quienes están sin pareja, en tanto, tienen a tu disposición muchas aplicaciones para encontrarte y compartir con personas que están en tu misma situación. Por ahora, eres tu mejor y más segur@ compañer@ sexual. Anímate a usar este tiempo para conocerte, explorarte, saber qué te gusta para poder comunicarlo y también, "a ser protagonista de tu placer”.

En el caso de quienes quedaron encerrados con su pareja, ya sea una relación de corta o larga data, aprovecha esta oportunidad para compartir experiencias y nuevos roles, ser creativos y animarse a echar a volar la imaginación para entretenerse con cosas simples y aprender a jugar.

Podría parecer que, al estar más tiempo en pareja, debieran obligarse a tener más encuentros sexuales, pero esto no tiene por qué ser así, hay que tratar de no presionarse y buscar momentos de calidad en donde exista un mutuo consenso y ambos se sientan conectados para iniciar un encuentro erótico.

Más allá de las complicaciones que significa una pandemia como la del Covid-19, debemos aprovechar este tiempo de “hibernación” con el fin de conectarnos con nosotr@s mism@s, para replantearnos aspectos de la vida que estábamos llevando, trazar nuevas rutas, sacudir antiguos hábitos sexuales y abrirnos a una sexualidad más consciente, más empática, con menos exigencias y más disfrutes en la calidad de los encuentros eróticos, ya sea presenciales o a distancia, para salir nuevamente a las canchas con otra energía y disposición, al encuentro del amor y el erotismo.

*Kinesióloga especialista en sexualidad y disfunciones del suelo pelviano. Directora de Centro Miintimidad

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.