El mundo sin fronteras laborales que dejó la pandemia: ¿Cómo ofrecer servicios profesionales a otros países?

La pandemia borró los límites geográficos a la hora de trabajar, sobre todo para aquellas profesiones que concentran todas sus actividades en el uso de la computadora, como la programación y el desarrollo de softwares.




Muchas empresas se resistían a la idea de trabajar de forma remota. Sin embargo, la pandemia de Covid-19 las obligó a cambiar de parecer. Fue el modo en que tuvieron que adaptarse para sobrevivir a la crisis sanitaria.

Y la modalidad al parecer permanecerá por un buen tiempo durante el 2021. Según una encuesta de la consultora de recursos humanos, Mercer, el 83 % de los empleadores en Latinoamérica continuarán trabajando en modalidad remota, una vez que se controle la pandemia. Adicionalmente, para la National Association for Business Economics, en Estados Unidos, se estima que el 80% de las compañías mantengan su operación en las mismas condiciones.

El teletrabajo no solo ha sido una ayuda para muchas personas que han podido continuar sus labores desde casa, también es una alternativa para quienes buscan trabajo. Una búsqueda que hasta puede implicar ampliar los horizontes y trabajar en el extranjero. Profesionales dedicados a la programación y el desarrollo de software han visto un crecimiento en la demanda gracias a la virtualización de la jornada laboral y no solo en Chile.

Sí, trabajar de forma remota para cualquier país es hoy una posibilidad. Solo se necesitan un computador y acceso a internet. Así lo plantea Alexander Torrenegra, empresario colombiano y tiburón de Shark Tank, el reality show del canal Sony y CEO de Torre, una plataforma digital gratuita que usa inteligencia artificial y base de datos para conectar a profesionales con empresas en todo el mundo, que destaca la posibilidad de trabajar en Estados Unidos.

homeoffice
Muchas empresas se resistían a la idea de trabajar de forma remota. Sin embargo, la pandemia de Covid-19 las obligó a cambiar de parecer.

Torrenegra sostiene que lo primero es entender que la dinámica de trabajo que se ha vivido en pandemia es el peor tipo de trabajo remoto que hay. También es posible trabajar en espacios como coworking, ejemplifica. Esa modalidad tiene la ventaja de abrir nuevos horizontes de oportunidades profesionales y tener acceso a cientos y miles de opciones de empleo. Para las empresas en tanto, es la posibilidad de contratar talento remoto, es decir, contar con una ventaja competitiva.

ADN laboral

¿Cómo partir? Uno de los primeros pasos, dice Torrenegra es crear una reputación digital creíble. Construir un vínculo de confianza con compañías a distancia mediante un genoma laboral es de gran ayuda, explica.

En Torre explica Torrenegra se crea un perfil con información que nutra el “genoma profesional” de cada persona. “Esto es como el ADN laboral de cada persona, con cientos de datos que reúnen habilidades, fortalezas, debilidades y experiencias; una hoja de vida mucho más completa y en total control de los postulantes”, indica. Gracias a esa información se hace el match entre el talento y las necesidades de cada compañía.

A través de lo que llama ‘simetría de información’ la plataforma en tiempo real permite no solo las compañías saber inmediatamente cuál es la mejor persona en el mundo para hacerle una oferta laboral, “sino para que todas las personas sepan cuál es el mejor trabajo que pueden estar haciendo, tanto flexible, como tiempo completo, el mismo día en que decidan hacer esa búsqueda”.

“Otro de los primeros pasos es ser autodidacta y curioso. Siempre estar buscando nuevos conocimientos para superar los obstáculos del día a día y nutrir su currículum, a modo de volverse más atractivos para las distintas empresas mundiales que busquen talento a distancia”, dice Torrenegra.

Lo único que se necesita para trabajar en cualquier lugar es una buena conexión a internet y una computadora. Además, dice “con plataformas como Torre, se pueden encontrar oportunidades acordes al nivel de ingreso, las habilidades, e incluso la cultura profesional de cada uno”.

Junto con esto, los usuarios pueden decidir si buscan un trabajo freelance, de tiempo completo o una pasantía. “Una persona que trabaja en línea debe sacar provecho de toda la gama de herramientas que existe en internet. Esta es una característica primordial de los trabajadores remotos: ser amigables con la tecnología, ya que muchos de los empleadores que puedan encontrar darán acceso a espacios de trabajo como Slack, Drive, Calendly, entre otros”.

Inglés

Si el interés está puesto en trabajar para empresas globales, Torrenegra resalta que es importante tener un buen dominio del inglés si se quiere trabajar con empresas en mercados como Estados Unidos. “Esto facilitará la comunicación con empleadores y abrirá la posibilidad de tener mejores ofertas laborales”. Sin embargo, añade, también hay muchas empresas con comunicación en español, lo cual hace que no existan limitaciones a la hora de buscar un empleo remoto.

¿Para qué tipo de profesionales está orientado? Es una alternativa para aquellas profesiones que concentran sus actividades en el uso de la computadora, como ventas, atención al cliente y profesiones creativas, como la programación y el desarrollo de softwares, el diseño gráfico, el marketing digital por su propia naturaleza. Pero en general, explica, “todas las que se benefician de procesos tecnológicos y la comunicación a distancia, sea cual sea el rubro”.

La pandemia borró las fronteras a la hora de trabajar, sobre todo para aquellas profesiones que concentran todas sus actividades en el uso de la computadora, como la programación y el desarrollo de softwares. Para ellos el mundo se abrió, entregándoles la posibilidad de vivir en Latino América, pero trabajar, por ejemplo, con Estados Unidos”, plantea Torrenegra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.