Expertas recomiendan cambiar estilos de vida que generan calentamiento global

Las científicas durante su presentación.

Antes de pensar en soluciones tecnológicas que se esfuerzan por aumentar las comodidades de la humanidad, las científicas sociales proponen disminuirlas, para empezar cuanto antes a enfriar el planeta.


La versión regional del Congreso Futuro en Magallanes se realizó durante la mañana del lunes 16 de enero, en el Centro Cultural de la Ilustre Municipalidad de Punta Arenas, gracias a la organización a cargo del Gobierno Regional (GORE), el Instituto Antártico Chileno (INACH) y la Universidad de Magallanes (UMAG), y el apoyo de Fundación Prisma Austral.

Durante la jornada, el Programa Asociativo Regional (PAR) Explora de la UMAG, organizó un encuentro más íntimo en el espacio American Corner. “Micrófono abierto con las científicas del Congreso Futuro 2023″ contó con las expertas internacionales Katrina Johnston - antropóloga estadounidense especializada en espacios públicos - y Catriona McKinnon - politóloga inglesa - quienes expusieron ante el público y luego respondieron sus preguntas.

En primer lugar, Katrina explicó que se ha especializado en Arqueología urbana, a través de la etnografía espacial, técnica de investigación que, a través de la observación directa, rescata la historia de la humanidad a partir de su urbanización, la cual ha sido datada con una antigüedad de 10 mil años. Desde su perspectiva, las ciudades son un hábitat que da cuenta de las prácticas y perspectivas de las personas, por lo cual reproducen sexismo, racismo y una serie de miradas discriminadoras de la sociedad.

A continuación, Catriona reflexionó acerca de las fantasías que existen en torno al control del cambio climático, con especial énfasis en la geoingeniería solar, tipo de ingeniería climática que propone devolver una parte de la luz del sol hacia el espacio, a través de la inyección de aerosoles en la estratósfera, induciendo así un enfriamiento global que limite o revierta el cambio climático. Sus reflexiones circundaron los riesgos de dejar las soluciones por completo a la tecnología, sobre todo cuando su gobernanza no está delimitada, pues cree que los cambios se pueden empezar a hacer ahora, disminuyendo las comodidades con las cuales vivimos.

13% del hidrógeno verde mundial

El público asistente manifestó especial interés en las acciones concretas que se pueden realizar para revertir la situación. En este sentido, las científicas afirmaron que no tenemos más opción que seguir intentando, y que una de las maneras más viables es generando ciudades donde la naturaleza sea protagonista, y donde los recorridos para llegar de un lado a otro no superen los 15 minutos, para así mantener la vida de barrio y alcanzar comunidades sustentables.

Otro tema que concentró las inquietudes fue la instalación de la industria del hidrógeno verde en la región, a raíz de las dudas que genera la meta presidencial de alcanzar, sólo en Magallanes, el 13% de la producción mundial de esta energía a partir del viento. Al respecto, Katrina y Catriona comentaron que esta situación habla, precisamente, de justicia ambiental, pues esta suerte de outsourcing muestra un patrón de tercerización europea de los procesos tecnológicos en otro territorio, a fin de mantener un estilo de vida cuando lo que hay que hacer es cambiarlo por uno que ya es factible, como reducir el uso de vehículos individuales para caminar, andar en bicicleta u ocupar transporte público.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..