Julio, agosto y septiembre: Invierno tendrá mañanas más frías y tardes más cálidas

Un experto de la dirección Meteorológica de Chile señala que a pesar de las lluvias, dentro del próximo trimestre la zona centro sur tiene mayor probabilidad de estar en niveles bajo lo normal.




La Dirección Meteorológica de Chile (DMC) publicó hoy su pronóstico para los meses de julio, agosto y septiembre, revelando que a pesar de las lluvias en general se mantendrá la sequía, y las mañanas estarán más frías, al contrario de lo que ocurrirá en la tarde.

En relación a las precipitaciones, tendrán niveles sobre lo normal: Vicuña en el norte, mientras que en el sur se contempla a Chaitén, Quellón, Puerto Aysén, Coyhaique, Balmaceda y Puerto Natales.

Normal o sobre lo normal: En el norte, La Serena, Ovalle, Combarbalá, La Ligua; y en el sur Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Futaleufú, Puerto Ibáñez, Punta Arenas y Porvenir.

Bajo lo normal: Curicó, Talca, Linares, Cauquenes, Chillán, Concepción, Los Ángeles y Cochrane.

Todas las demás ciudades (salvo el extremo norte hasta Copiapó) incluyendo a Santiago, muestran niveles normales o bajo lo normal.

En cuanto a este mes, la DMC indica que entre las estaciones de Visviri y Copiapó se mantendrá seco; entre Curicó y Chillán, y entre Lonquimay y Puerto Montt tendremos un nivel normal/bajo lo normal; entre Concepción y Victoria, además de Chaitén, bajo lo normal; y desde Quellón hacia el sur la condición estará normal o sobre lo normal. Cabe señalar que entre Combarbalá y San Fernando el organismo revela que “no es posible identificar alguna de las categorías de pronóstico, por lo que existe alta incertidumbre” sobre lo que ocurrirá con las lluvias.

Temperaturas en los próximos tres meses, según la DMC.

Diego Campos, meteorólogo de la DMC, señala que “a pesar de la importante lluvia de los últimos días, la sequía sigue. No es algo que se va a acabar, porque no es suficiente. Cuando miramos el déficit a largo plazo de los últimos dos a cuatro años vemos que la sequía aún está a valores extremos, muy por debajo como para revertirlo”.

“Por otro lado, incluso dentro del año, el pronóstico nos indica que dentro del próximo trimestre aún hay una zona del país que tiene mayor probabilidad de estar en niveles bajo lo normal. Esto es parte de la ‘variabilidad interanual’ y no necesariamente una tendencia de largo plazo, sobre todo en la zona entre el Maule y el Bíobío hacia fines de agosto”, agrega.

“Esta ‘variabilidad interanual’ no es extraña”, afirma Campos. “No es raro que tengamos un mes seco y después otro lluvioso, más en la zona central que es muy sensible a pequeños cambios como por ejemplo, por dónde pasan los sistemas de lluvia. Ocurre que en Santiago o Valparaíso, son zonas en las que, si el frente pasa un poco más al sur, nos quedamos sin lluvia todo el invierno”.

“Lo que no estábamos acostumbrados en los últimos años era tener un mes relativamente lluvioso porque estamos en el contexto de megasequía, y poco acostumbrados a días lluviosos seguidos. Por eso, un mes lluvioso resulta más extraño que otros años normales, pero es parte de esta variabilidad”, añade el meteorólogo.

“Pero sí hay señales que indican que la zona entre Santiago y Valparaíso esta situación podría ser normal, lo que son buenas noticias. Pero no necesariamente se volverá lluviosa”, sostiene.

Comenta