La larga batalla por prohibir los cigarros mentolados y con saborizantes en Chile

tabaco

Una iniciativa legal pretende desde hace siete años prohibir los cigarrillos saborizados con chocolate, vainilla o menta, que para muchos, responde a una estrategia para captar a nuevos fumadores, especialmente más jóvenes.




A fines de enero de 2018, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, despachó a la Comisión de Agricultura el Proyecto de Ley que adecua la legislación nacional al Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco.

En términos simples, esta iniciativa presentada en 2013 por el los senadores Guido Girardi, Fulvio Rossi y el exsenador Mariano Ruiz-Esquide, entre otros aspectos prohíbe la utilización de aditivos y de saborizantes tanto en cigarrillos como en el tabaco suelto.

Según la OMS, los aditivos saborizantes y aromatizantes como el mentol, son perjudiciales para la salud. Además, hay acuerdo respecto en que se trata de una estrategia por parte de la industria tabacalera para atraer a los más jóvenes, menores y también a las mujeres que son quienes más consumen este tipo de tabaco.

Sin embargo, y pese a este consenso sanitario, en todo este año se han autorizado más de una decena de autorizaciones de comercialización. Solo el 23 de abril, se publicaron en el Diario Oficial, tres autorizaciones de productos con sabor. Por ejemplo, el 19 de junio de este año y mientras era ministro de Salud, Jaime Mañalich, se publicaron en el Diario Oficial dos resoluciones exenta (Números 453-454) en las que se autoriza a la empresa Ditab Chile y Aldeasa a comercializar productos de tabaco en variantes de chocolate menta y vanilla crema, vainilla, cherry, grape, menthol, chocolate (tabaco para liar) (tabaco picado) y cigarrillos con doble cápsula o click en el filtro. En abril, en solo un día se publicador tres resoluciones,

El 18 de agosto, y siendo ministro de Salud Enrique París, se publicó otra resolución exenta (Número 647) en la que se autoriza a la empresa British American Tobacco Chile Operaciones (BAT) a comercializar cigarrillos con click en el filtro que cambia el sabor y aroma del tabaco.

Lidia Amarales, directora general del emprendimiento social Respira Libre, considera grave pese a todo el conocimiento existente sobre el daño del tabaco, la autoridad sigue aprobando productos que fomentan el consumo en los más jóvenes, productos que los cautiva y terminan por volverlos adictos.

“Actualmente, a julio de 2020, el 44% de los productos de tabaco en Chile, son saborizados, casi la mitad y todos autorizados por el Minsal. Esto claramente es un comercio muy rentable para las tabacaleras. La estrategia de ellos es iniciar a los más jóvenes en el consumo de tabaco, tener más adictos, eso les genera más demanda, más personas comprando y más ventas”, dice la exsubsecretaria de Salud.

El senador PPD, Guido Girardi, señala que las tabacaleras, no solo en Chile sino en el mundo, hoy están perdiendo fumadores adultos producto de las campañas antitabaco, las prohibiciones y restricciones que se han impuesto por ley. “La estrategia de las tabacaleras es enganchara a los más jóvenes, a los niños, mientras más pequeños, tienen más probabilidades de que se hagan fumadores. Por eso les ponen saborizantes, vainilla, chocolate, mentol. El mentol, por ejemplo, produce broncodilatación, entonces en las primeras fumadas no sienten las molestias, no tienen la experiencia negativa al fumar”.

fumar

Guillermo Paraje, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, señala que hace diez años, prácticamente no existían este tipo de cigarrillos con click en el filtro que dan sabores distintos ni tabaco saborizado. Sin embargo hoy, son el principal producto que se comercializa. “Todos apuntan directamente al mercado de niños y mujeres que son los principales consumidores de este tipo de cigarrillos. En algunos países como Canadá, los cigarrillos mentolados están prohibido, pero en países como Chile, Perú, Colombia, Argentina y Guatemala, han penetrado mucho. En 2014, los cigarrillos con cápsula o click, tenían el 25% del mercado. Hoy llegan al 43,6% y los mentolados sin cápsula al 5%, mientras que los convencionales ocupan el 51,4% del mercado según Euromonitor”, dice.

Urgencia para prohibir los cigarros mentolados

En el año 2013, recuerda Girardi, el Ministerio de Salud envió un Decreto Supremo para prohibir uso de mentol, pero la Contraloría General de la República lo rechazó. El decreto buscaba sacar del comercio los cigarrillos que contienen mentol, pero el ente regulador argumentó que que “no existe una relación directa entre la utilización de este elemento y un aumento en los niveles de adicción o de los daños a la salud o del riesgo de los perjuicios que pueden sobrevenir como consecuencia del consumo de los productos que lo contengan”.

Las autoridades de salud pidieron reconsiderar el fallo, pero nuevamente fue rechazada, argumentando esta vez que “no corresponde que este organismo de control entre a pronunciarse acerca de los eventuales beneficios para la salud que, al margen del contexto normativo señalado, podría importar la eliminación del uso del mentol en los productos del tabaco”.

“La Contraloría asumió un rol sanitario que no le correspondía. Nosotros presentamos proyecto de Ley que prohíbe los aditivos, se aprobó en el Senado, en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y la enviaron a la Comisión de Agricultura y ahí lleva dos años prisionera en una comisión en la que hay diputados que defienden a las tabacaleras”, dice Girardi.

La ex subsecretaria de Salud, añade que para 2013 la Contraloría General de la República era dirigida por Ramiro Mendoza y que “él antes había sido abogado de BAT Chile”, acusa Amarales.

“Desde la mesa de tabaco salud, hemos solicitado, desde que se fue a la Comisión de Agricultura, que se le dé urgencia al proyecto, pero no lo hemos logrado. Nos reunimos con las autoridades, con la subsecretaria Daza. Necesitamos urgencia desde el Minsal”, dice la directora general del emprendimiento social Respira Libre. “Debe haber voluntad política de hacerlo, más aún cuando estamos viviendo Covid y sabemos que el en ese contexto, el tabaquismo tiene mayor incidencia, morbilidad y mortalidad”, dice Amarales.

Consultado el presidente de la Comisión de Agricultura, diputado Jorge Sabag (DC), explica que por ahora se está tramitando la ley del nuevo ministerio que tiene suma urgencia, después revisarán el etiquetado de alcoholes que tiene urgencia simple y “después podríamos ver ese proyecto”.

Más adicción

Amarales explica que los aditivos y saborizantes disminuyen la irritación de la vía área que produce el humo del tabaco por lo que las personas que lo consumen, aumentan la calada o aspiración y como la sensación es de frescor ingresa más nicotina y llega más rápido al cerebro.

Cigarro, cigarrillo

Ronald Reid, especialista en enfermedades respiratorias Clínica Universidad de los Andes, señala que el efecto tóxico de este tipo de tabaco y cigarrillos con sabores es semejante al cigarro tradicional, porque el humo produce el mismo daño. El problema es que las personas tienen la percepción de que es menos dañino, siente el cigarro mentolado más suave, porque se evita la irritación y eso hace que “en lugar de fumarse uno o dos, se fume cuatro o cinco, aumentando el riesgo de cáncer pulmonar y enfisema”.

“El daño del cigarro es un daño acumulativo y está dado por la cantidad de cigarrillos al día y los años que se fuma. El problema es que un niño que parte a los 12 años fumando tiene más riesgo de adicción y a los 40 ya lleva 30 años de adicción”, dice Reid.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.