Los videojuegos ahora son más grandes que la industria mundial del cine y el deporte de EE.UU. juntos

Un informe señala que aunque los próximos años estarán marcados por el dominio de los títulos para móviles, las nuevas consolas no se quedarán atrás, aumentando su cantidad de usuarios y presencia en los hogares de los jugadores en el mundo.




En un año atípico para cualquier industria, el área de los videojuegos fue una de las pocas que pudo sacar cuentas alegres. De acuerdo a analistas del sector, sólo en el primer semestre la crisis sanitaria generó una nueva explosión de usuarios en una industria avaluada en 149 mil millones de dólares, al traer de vuelta a jugadores que habían abandonado este mercado, cautivando a recién llegados e incentivando a que los más experimentados jugaran aún más. Y todo, gracias a que medio planeta se encontraba en confinamiento.

Otra de las razones del alza tiene que ver con una nueva variedad de formas de jugar, dejando atrás los días en que las cifras del mercado se relacionaban a ventas de consolas y los juegos vendidos. Con el aumento de las ventas de juegos digitales, móviles, freemium, multiplataforma, servicios de descarga por suscripción como Game Pass de Microsoft y de distribución en línea como Steam, cualquiera que desee hacer comparaciones de manzanas con manzanas se encuentra con una canasta de frutas difícil de manejar.

El beneficio de los nuevos lanzamientos de consolas se siente principalmente en EE.UU. Hasta noviembre de 2020, el gasto total en videojuegos aumentó un 22% a U$ 44,5 mil millones desde hace un año, según datos de The NPD Group. Mientras que las ventas de hardware aumentaron un 34% a casi U$ 4 mil millones, las ventas de software se incrementaron un 21% a U$ 38,4 mil millones, y ventas de accesorios (teclados para juegos, controladores, ratones y similares) subieron un 22% para llegar a U$ 2,1 mil millones.

En el área de videojuegos para PC, Mariangella Castagnino, analista de Consumo de IDC Chile, cuenta que “donde más se notó la explosión del entretenimiento en casa durante la cuarentena fue en el tercer trimestre. Hubo un alza en la compra de procesadores de gama media alta (AMD Ryzen 5 hacia arriba) para ensamblar, que estaban dirigidos en este segmento. Hubo un alza en los canales especialistas en computación de ventas de home office y gamer, desde procesadores, PC, monitores, entre otras”.

Castagnino señala que debido a la demanda, los fabricantes incluso pudieron haber vendido el doble, pero el problema está en que las marcas no tienen suficientes insumos para la fabricación de estos dispositivos, y también existe falta de containers para traer la mercadería desde China.

Consolas felices

Por otro lado, el área de las consolas caseras vive su propia Navidad, y los expertos no creen que el crecimiento se vea afectado en 2021. De hecho, se espera que los próximos años la industria del entretenimiento electrónico continúe al alza.

“En muchos aspectos 2020 se siente como el año desastroso que algunos predijeron que sería 2012, pero en el contexto de los juegos de consola doméstica, este año debería convertirse en el más grande por ingresos para los juegos basados en televisión hasta ahora”, señala Lewis Ward, director de investigación de juegos de IDC.

Pra el analista, la llegada de Xbox Series de Microsoft y PlayStation 5 de Sony hará que el sector aumentara un 20% (casi U$180 mil millones) este año, convirtiendo al área de los videojuegos en una fuente de ingresos más grande que la industria mundial del cine y del deporte norteamericano juntas, considerando que el área cinematográfica mundial alcanzó los $ 100 mil millones en ingresos por primera vez en 2019, según la Motion Picture Association, mientras que PwC estimó que los deportes norteamericanos generarían más de $ 75 mil millones en 2020.

“La combinación de las recomendaciones de distanciamiento social y quedarse en casa por la pandemia de Covid-19, los lanzamientos de las consolas PlayStation 5 y Xbox Series X y S, y la fuerte demanda continua de hardware y juegos de Nintendo Switch deberían impulsar el gasto total en consolas domésticas a nuevas alturas en 2020, y esperamos que este total aumente aún más en 2021”, comenta Ward.

Esas ganancias fueron más pronunciadas en noviembre, cuando se lanzaron ambas consolas, junto con títulos muy esperados por los fanáticos. Las ventas de hardware se dispararon un 58% con respecto al año anterior, a U$ 1,4 mil millones, el software aumentó un 32% a U$ 5,2 mil millones, y las ventas de accesorios subieron un 8% a U$ 314 millones, según NPD.

Móviles

Si bien las ventas de consolas recibirán un impulso con las nuevas versiones, en ningún caso se trata del área de mayor crecimiento ni la mayor parte de la industria.

Muchas de las empresas se beneficiaron de jugadores que gastaron su dinero en bienes virtuales como trajes digitales, armas o mejoras para sus personajes. Fue así como el uso de juegos en celulares también aumentaron sus ventas, y los fabricantes de estos dispositivos como Apple, Samsung o Huawei no quisieron quedarse al margen.

De acuerdo al analista de IDC, se espera que la mayor ganancia provenga de los juegos móviles, con China desempeñando un papel importante en los ingresos por juegos de teléfonos inteligentes y tabletas, proyectando que los ingresos en todo el mundo aumenten un 24% con respecto al año anterior, a 87,7 mil millones de dólares.

Una de las razones del alza de los móviles sobre los juegos de consola y PC en 2020 tiene que ver con la economía. Los teléfonos móviles, que además sirven como conexión principal para miles de millones de personas en todo el mundo, pueden ser baratos, o gratuitos con planes, a diferencia de las consolas de juegos como PlayStation 5, Xbox o Nintendo Switch. En el medio se encuentran los jugadores de PC, ya que su juego requiere un dispositivo multifunción que es más común que las consolas, pero menos común que los teléfonos inteligentes.

Nintendo Switch

El futuro de las consolas

Aún con un mercado maduro, pero con consolas en pañales, las proyecciones de aquí a 2024 para los dispositivos de nueva generación son muy positivas. De acuerdo a un informe de IDC entregado a La Tercera, el número de unidades de consolas domésticas enviados a nivel mundial debería aumentar a una tasa de crecimiento anual compuesta del 5,4% de 2019, a aproximadamente 46,3 millones en 2024.

En 2020, IDC espera que los envíos de consolas de juegos para el hogar totalicen un poco menos de 36 millones de unidades. De ellos, 24,9 millones deberían ser consolas de novena generación, pero incluyendo a Switch, que corre por un carril paralelo.

Switch Lite debería representar alrededor de un tercio de todos los envíos de paquetes de la familia Switch este año, según el pronóstico de IDC, quien espera que el sucesor de la consola de Nintendo debute a fines de 2023, dando inicio a la décima generación de consolas domésticas, y afectando los últimos dos años de pronósticos.

Para la consultora, la base mundial de consolas domésticas en uso debería aumentar a 182 millones de sistemas durante el período 2019-2024. “La proporción de consolas conectadas a internet aumentó en 2020, en gran medida efecto secundario de la pandemia de Covid-19. De 2015 a 2019, la proporción de consolas de juegos conectadas a la web aumentó entre un 1% y un 4,5% por año, dependiendo del año. El cierre de tiendas minoristas en respuesta a la pandemia provocó un aumento en las ventas de juegos completos digitales en 2020, y las tasas de conexión de consolas a la web aumentaron proporcionalmente”, indica el documento.

Por otro lado, IDC señala que los envíos de juegos físicos deberían disminuir a un 6,4% anual, unos 200 millones de unidades en 2024. “El año 2020 debería ser el último año en que las ventas de juegos físicos de octava generación excedan el total de discos/tarjetas de novena generación. Los volúmenes globales de juegos empaquetados en 2020 deberían aumentar un 5,6% año tras año a 294 millones de discos, en otro efecto indirecto de la pandemia”, dice el informe.

Finalmente, el número de jugadores de consolas domésticas debería aumentar en un promedio de 2,9% por año a un poco más de 333 millones en todo el mundo. Eso equivale aproximadamente a 1,9 jugadores por consola en uso regular hasta 2024, dependiendo del año. En 2020 se registró un aumento del 8,9% en la cantidad de jugadores de consolas domésticas mensuales, después de crecer solo un 3,2% en 2019.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.