Novavax, la vacuna que financia Bill Gates y que llevará un potenciador chileno está lista para ser aprobada

Las saponinas, son una sustancia que se obtiene del quillay y son utilizadas para potenciar las vacunas. La farmacéutica estadounidense-sueca aumentó exponencialmente sus órdenes de compra también para el próximo año. Y no es el único laboratorio interesado en este recurso.




Si hay algo claro respecto de las vacunas contra Covid-19 y en el que están todos los expertos de acuerdo, es que con las actuales vacunas desarrolladas y aprobadas no alcanza para proteger a la población mundial y sí o sí, se requieren de nuevas herramientas.

Mientras sigue la producción de las ya aprobadas y las últimas investigaciones de las más de 80 vacunas que se están probando en humanos, la próxima vacuna que podría ser aprobada es el prototipo que está desarrollando la biotecnológica estadounidense-sueca Novavax. Los documentos ya fueron entregados y están siendo analizados por la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido y se espera que durante abril, la agencia reguladora de Estados Unidos FDA haga lo propio.

Se trata de una vacuna desarrollada por la farmacéutica estadounidense-sueca (a la que Bill Gates apoyó) que utiliza como uno de sus componentes una sustancia extraída del quillay y que potencia el efecto de la vacuna. Estas saponinas se obtienen directamente en los laboratorios de Desert King, la empresa chilena dueña de varias patentes que dan origen al potenciador de vacunas, que entre otros grandes laboratorios, utiliza Novavax.

El quillay (Quillaja saponaria Molina), árbol endémico de la zona centro sur del país, además de sus reconocidos usos como espanta polillas y shampoo, es rico en saponinas, una sustancia tipo jabón (hace espuma) que por años ha sido clave en la industria de las vacunas veterinarias y humanas.

Andrés González, gerente general de Desert King Chile, explica que el desarrollo de la vacuna de Novavax contra Covid hizo que el año pasado les enviaron una importante orden de compra de saponinas de parte de Novavax y este año llegaron más y mucho más para el próximo año. “En mayo del año pasado tuvimos que ampliar nuestra producción en un 2.000%, es decir 20 veces más. Este año, esa cantidad la tuvimos que multiplicar por tres y por dos el próximo año”, dice.

“El producto que hacemos es altamente concentrado de saponina. Es un producto de alta tecnología, con procesos de concentración muy complejo. Se vende en polvo, en un formato definido por ellos y se envía por kilos. Un kilo alcanza aproximadamente para un millón cien mil vacunas”, detalla.

De la corteza a la saponina

Según explica González no todas las saponinas que contiene el quillay sirven para hacer el coadyuvantes de vacunas, así como tampoco de todos los árboles se puede extraer: cada árbol es un individuo y así como hay personas con ojos verdes, celestes, azules o café, también hay árboles con distinta concentración de saponinas.

El proceso se inicia con la búsqueda del árbol idóneo. Para eso se censan los árboles y se testea la corteza para tener una idea de la composición de saponinas. Son más de 50 las saponinas presentes, pero las que sirven para el potenciador de la vacuna solo son dos: qs7 y qs21.

Entonces, se trabaja solo con los árboles que son ricos en estas dos saponinas. “Nosotros diseñamos un método de testeo, selección y purificación y lo tenemos patentado”, dice González.

En ningún caso, se destruye el árbol, se apura en aclarar el gerente de Desert King. Lo que se utiliza son cortezas del árbol que se extraen de la poda. De estas cortezas se obtiene un extracto que es filtrado varias veces hasta obtener la concentración deseada. Luego el líquido obtenido se envía a un secador especial que lo deja transformado en polvo.

“En la zona central del país, los árboles de quillay están bajo un estrés hídrico, por lo que es natural encontrar un árbol que necesite ser podado para que pueda vivir, porque la mejor forma de viabilizar el bosque nativo es a través de la poda. Trabajamos con Conaf, les presentamos un plan de manejo y ellos aprueban. Todo está certificado”, indica.

Además, en una parcela experimental Casablanca, cuentan también con plantaciones de árboles clones. Se trata de árboles que ya han sido probados, que tienen alta concentración de saponinas necesaria para ser parte del coadyuvante.

Matrix M

Novavax utiliza en su vacuna candidata contra el coronavirus tercera generación de potenciadores de vacunas, llamada Matrix-M, que también contiene saponina extraídas de la corteza del quillay.

En términos sencillos, estos potenciadores o adyuvantes, sirven para estimular la respuesta inmune innata del organismo, que es la primera parte de la respuesta inmune. Si esta es buena, la respuesta inmune adaptativa, que es la que genera memoria frente al patógeno, también es positiva y el individuo adquiere protección en el tiempo.

Novavax es una vacuna de proteína recombinante que utiliza como adyuvante Matrix-M y tal como explica la página web de esta compañía biotecnología, se basa en saponinas y fue patentado por esta misma empresa. Hasta ahora, ha demostrado tener un “efecto potente y bien tolerado”.

En ningún caso, son las saponinas del quillay o el quillay, el que protege contra el virus Sars-CoV-2, causante de Covid-19. “El adyuvante no es el que protege. Es el componente activo. El adyuvante es el carrier, una especie de transportador que potencia la actividad del antígeno”, aclara González.

Más interesados

Pero Novavax no es el único interesado en las saponinas que se producen en nuestro país. El gerente general de DesertKing confirma que hay otros tres grandes laboratorios a nivel mundial que están interesados en las saponinas y ya están trabajando con ellos.

¿Serán también desarrollos para vacunas contra Covid-19? Eso es algo que por el momento no puede revelar.

“Hay mucho interés de los laboratorios por las saponinas y no es solo de ahora. Son desarrollos de un tiempo, no de un año. Hemos sido contactados por muchos laboratorio. Con Novavax llevamos mucho tiempo trabajando, primero con vacunas de influenza. También sé que hay otros laboratorios en el mundo que compran corteza de quillay, pero no sé qué hacen con ellas ni cómo la trabajan”, indica

Resultados preliminares

La vacuna ya ha informado algunos de los resultados obtenidos en su fase clínica.

El estudio que se realizó en el Reino Unido y en el que participaron 15.000 personas, encontró que la vacuna Novavax tenía una eficacia del 96,4% contra la cepa original del coronavirus y 86,3% contra la cepa británica.

En la prevención de la enfermedad grave causada por Covid-19, es 100% efectiva.

La vacuna contiene pequeña partículas de la proteína S o Spike que está presente en la superficie del virus. Esta es reconocida por el sistema inmune generando anticuerpos contra ella, una acción que se ver reforzada con el adyuvante basado en las saponinas del quillay.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.