Oxford, CanSino y Sinovac: ¿cómo son las tres vacunas que evalúa probar Chile?

Foto: Reuters

Son tres de las vacunas más prometedoras del mercado, y por lo tanto, son algunas con las que el gobierno negocia. No son las únicas: hay al menos otras tres con las que también se iniciaron conversaciones.




Un aspecto que evidenció la pandemia del nuevo coronavirus Sars-CoV-2 es la importancia de las vacunas para prevenir una enfermedad y con ellos, evitar miles de muertes.

Según el registro que lleva la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que periódicamente actualiza, hoy son 23 iniciativas las iniciativas de vacunas nuevas contra este virus que ya están siendo probadas en estudios clínicos en seres humanos y otros 140 están en etapas preclínicas (laboratorio y modelo animal).

De las que ya están estudiando en personas voluntarias, hay al menos cinco que llevan la delantera y al menos una de ellas, podría ser probada en Chile como parte de los estudios de fase 3, la última etapa de estudio de una vacuna (previo a su aprobación).

Los estudios clínicos en fase 3, son estudios multicéntricos que requieren miles de personas voluntarias alrededor del mundo y, en este caso particular, que además estén expuestas naturalmente al virus. Además, países como Chile, han decidido como estrategia, participar en estos ensayos como una manera de tener más posibilidades de garantizar el acceso a una vacuna cuando esté lista y aprobada para su comercialización.

Según ha anunciado el ministro de Salud, Enrique Paris, ya hay conversaciones avanzadas con tres de de estas candidatas: la vacuna de la farmacéutica china Sinovac Biotech (qué es parte de un convenio firmado por la Universidad Católica), la británica que desarrolla la Universidad de Oxford y el laboratorio Aztrazeca y la también china del laboratorio CanSino Biologics.

No son las únicas vacunas que evalúa probar Chile

Pero no son las únicas. El doctor Carlos Pérez, infectólogo Clínica Universidad de los Andes y decano Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián y ahora también miembro del Comité de Asesores Científicos que acompaña los esfuerzos del país para garantizar el suministro oportuno y equitativo de una vacuna para el Covid-19, explica que ya han tenido reuniones con al menos seis compañías y están agendadas otras varias más en los próximos días, por lo que están teniendo entre tres y cinco reuniones a la semana. “Seremos muy responsables cuando se decida en qué ensayo participaremos. Hay espacio para varios estudios y eso es una buena noticia para el país”, dice el especialista.

Hace algunos días se dio a conocer un convenio que firmó la UC con el laboratorio chino Sinovac Biotech para la participación en el ensayo fase 3 de su vacuna coronovac. Se trata de una vacuna que inocula una parte del virus que está inactivada por lo tanto no generaría la enfermedad, pero sí permitiría la persona vacunada pueda crear anticuerpos contra el Sars-CoV-2. Hasta ahora, ha demostrado seguridad y eficacia en los grupos que se ha probado.

Está en fase 3 en China y Brasil y se espera que también pueda ser aplicada en Chile a un grupo de 3.000 voluntarios sanos, ya que es la que está más adelantada.

Parte del acuerdo, incluye el aporte de 6 millones de dólares (dos de ellos ya están confirmados) y la entrega de 10 millones de dosis en caso de ser aprobada.

FOTO: REUTERS

Oxford-Astrazeneca, otra de las vacunas que se evalúan

Este modelo de vacuna utiliza una plataforma que ya estaba sindo utilizadas en vacunas en estudio contra Mers, Zika, influenza y otros virus. Bautizada como AZD1222 (anteriormente ChAdOx1 nCoV-19) se trata de un adenovirus atenuado, un adenovirus sin capacidad de infectar al que se le inserta la proteína S (Spike) que está en la superficie del nuevo coronavirus para que el sistema inmune la reconozca. De esta manera, el cuerpo generaría anticuerpos contra esa proteína y en caso de tener contacto con el Sars-CoV-2 en el ambiente, ese individuo no enfermaría porque el sistema inmune ya tendría “defensa” contra él.

FOTO: REUTERS

CanSino

El vínculo entre la vacuna de esta compañía y Chile surgió el fin de semana pasado cuando el presidente ejecutivo y cofundador de CanSino Biologics, Qiu Dongxu, dijo que estaba en conversaciones con Chile, Brasil, Rusia y Arabia Saudita para realizar su ensayo fase 3.

Esta es una vacuna que utiliza un modelo de adenovirus que ya se utilizó en el desarrollo de una vacuna contra el virus Ébola. Actualmente, está terminando su fase 2 y en los próximos días podría ya publicar sus resultados y así iniciar su fase tres en las próximas semanas.

Sinopharm

Esta compañía china tiene dos protótipos de vacuna en estudio. Una en asociación con el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan y otra con el Instituto de Productos Biológicos de Beijing. Ambas se trabajan bajo la plataforma de virus inactivados y recientemente, las autoridades chinas anunciaron que la primera vacuna ya terminó su fase dos y está realizando la fase 3 en China y en Emiratos Árabes Unidos.

Moderna. Estados Unidos.

Moderna

Esta farmacéutica estadounidense está utilizando una nueva plataforma: la de ARN mensajero y actualmente está en la etapa de reclutamiento de voluntarios para iniciar la Fase 3. Según las últimas publicaciones, en los estudios de Fase 1 y Fase 2, la vacuna bien tolerada y generó una actividad de anticuerpos neutralizantes en los adultos sanos que participaron en ellas

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.