“Poco o ningún efecto”: Estudio de la OMS revela los cuatro medicamentos inútiles contra la Covid-19

Uno de ellos es el polémico Remdesivir, que formó parte del cóctel experimental administrado al presidente estadounidense Donald Trump tras haber contraído el coronavirus el mes pasado.




El polémico medicamento Remdesivir, considerado uno de los tratamientos más prometedores contra la Covid-19, resultó, junto a otros tres fármacos, ser muy poco efectivo para prevenir la muerte por la infección, que acumula casi 40 millones de casos y 1,1 millones de fallecidos desde el inicio del brote en diciembre.

Los resultados son parte de un estudio respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que contrasta un estudio anterior que convirtió al remdesivir en un estándar de atención en los Estados Unidos y otros países.

Originalmente destinado como tratamiento para el virus del Ébola, el Remdesivir formó parte del cóctel experimental administrado al presidente estadounidense Donald Trump tras haber contraído el coronavirus el mes pasado. Aunque no ha sido aprobado para la pandemia en EE. UU., sí fue autorizado para uso de emergencia después que un estudio encontró que acortó el tiempo de recuperación en cinco días en promedio.

Por ello, el estudio, que no niega investigaciones anteriores, sí plantea una nueva interrogante sobre cuánto valor da el costoso medicamento a personas enfermas con Covid-19.

Poco efectivos

De acuerdo al documento publicado en medRxiv, se analizaron los efectos en más de 11 mil personas en 30 países, siendo 2.750 personas al azar seleccionadas para obtener remdesivir. El resto recibió el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina, el interferón de refuerzo del sistema inmunológico, la combinación antiviral lopinavir-ritonavir o simplemente la atención habitual. Estos últimos medicamentos ya habían sido descartados en gran medida para la Covid-19 en estudios anteriores, no así el remdesivir.

En los resultados, las tasas de muerte después de 28 días, la necesidad de respiradores y el tiempo en el hospital fueron relativamente similares para quienes recibieron remdesivir versus la atención habitual.

El medicamento “parece tener poco o ningún efecto en los hospitalizados por covid-19, como indican los índices de mortalidad, de inicio de asistencia respiratoria o de duración de estancia hospitalaria”, explica el estudio.

“La gran historia es que el remdesivir no produce un impacto significativo en la supervivencia”, señala Martin Landray, profesor de la Universidad de Oxford que dirigió otras investigaciones sobre el tratamiento del coronavirus.

“Este es un medicamento que debe administrarse por infusión intravenosa durante cinco a 10 días” y cuesta alrededor de 2.550 dólares por curso de tratamiento, dijo.

La Dra. Margaret Harris, portavoz de la OMS, atribuyó la diferencia en las conclusiones de los dos estudios al hecho de que el de la OMS era más masivo.

“Es solo un estudio de mucho mayor poder”, dijo. “Es cuadriplicar el número de personas en todos los demás estudios”.

Cuestionamientos

El Dr. Andre Kalil, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Nebraska, que ayudó a dirigir el estudio del remdesivir en EE.UU., señaló que el estudio de la OMS estaba mal diseñado y por lo tanto era “poco confiable”. Los pacientes y los médicos sabían qué tratamiento estaban usando, no había una infusión de placebo para ayudar a evitar informes sesgados de los riesgos o beneficios, había poca información sobre la gravedad de los síntomas de los pacientes cuando comenzaron los tratamientos y muchos datos faltantes, afirmó.

“El diseño de un estudio de mala calidad no se puede solucionar con un tamaño de muestra grande, sin importar cuán grande sea”, sostuvo.

Además, el estudio de la OMS probó 10 días de remdesivir, por lo que algunos pacientes pueden haber estado hospitalizados más tiempo del necesario para terminar el tratamiento, lo que hace que la duración de su estadía se vea mal en comparación con otros que reciben la atención habitual.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.