Primavera meteorológica culmina con sorpresiva llovizna matinal: ¿volverá a llover?

Llovizna en Santiago

Santiago despertó con llovizna.

En medio de intensas jornadas de calor, la capital amaneció con cielos nublados, baja temperatura y agua caída.


Con sorpresa y asombro despertaron hoy los habitantes de la Región Metropolitana. Acostumbrados a días extremadamente calurosos durante las últimas semanas de noviembre, con olas de calor incluidas, la presente jornada ha estado marcada por una intensa llovizna, niebla y mucho frío. Una situación atípica, considerando que mañana comienza el verano meteorológico en Chile.

Si bien el registro de agua caída es ínfimo (la Dirección Meteorológica de Chile anotó 0,1 mm en la estación Quinta Normal), no es habitual un día con estas características en esta fecha, justamente cuando culmina la primavera meteorológica, la que registró 12 mm de lluvia.

En la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) explican que no lloverá más durante el resto de la jornada, y que incluso es posible que el cielo se despeje durante la tarde, fenómeno que continuará durante los próximos con temperaturas nuevamente sobre 30°C.

De acuerdo al organismo, lo ocurrido este miércoles fue producto de una vaguada en la zona central, lo que provocó el ingreso de estratos y las lloviznas desde la zona de Valparaíso en la madrugada y la Región Metropolitana hasta las 07:30 aproximadamente. La vaguada se moverá hacia Atacama, mientras que a la Región Metropolitana ingresará una dorsal desde el 1 en la tarde (altas presiones), sostiene la DMC.

En medio de intensas jornadas de calor, sorpresa causó la llovizna matinal de hoy. Foto: Agencia Uno

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que el fenómeno de La Niña no favorece las precipitaciones en la zona central, así que no es sorpresivo que hayamos tenido una primavera seca.

“Por otro lado, La Niña modera las temperaturas máximas en la zona central, por lo que era esperable que, a pesar del calentamiento global, esta primavera fuese cálida, pero no récord”, añade Cordero.

Desgraciadamente el cambio climático, que hace más frecuente las olas de calor, “ha cambiado nuestra percepción de “normalidad”. Tener días templados y algunos días de lluvia en primavera es lo normal y era considerado absolutamente típico hasta hace unas décadas atrás. Lo que no es normal es tener tantos días con temperaturas superiores a los 31°C, como los que hemos tenido durante las últimas semanas”, explica el climatólogo.

En otras palabras, sintetiza Cordero, “en primavera no son los días templados y con algo de lluvia los días “anormales”.

Durante la primavera meteorológica, es decir, en el trimestre septiembre, octubre y noviembre, “típicamente se registraban más de 40 mm de precipitaciones hace algunas décadas. Las escasas precipitaciones registradas en la zona central durante esta primavera meteorológica no son particularmente sorpresivas y probablemente han estado influidas por La Niña”, señala.

“Noviembre 2022 se suma a las seguidilla de meses de noviembre secos registrados en la última década. La última vez que tuvimos precipitaciones sobre valores típicos en Santiago, fue en noviembre de 2010, cuando se registraron más de 30 mm en Santiago”, recuerda el académico de la Usach.

La primavera meteorológica seca que acaba de terminar, “contribuirá a que en Santiago el déficit de precipitaciones cierre en valores cercanos al 50%”, finaliza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.