¿Qué tan efectiva es la dosis de refuerzo? Primer estudio mundial hecho en Chile y que consideró a 11 millones de personas revela el poder de la tercera dosis

Estudio del Ministerio de Salud demuestra que todas las vacunas que se aplican en Chile como dosis de refuerzo, son efectivas y han mostrado una disminución en contagios y hospitalizaciones.




Chile es uno de los primeros países que comenzó a vacunar a su población como parte de una estrategía de protección frente a la pandemia de Covid-19 y es también, de los pocos países que tras haber vacunado a la población con dos dosis de la vacuna Coronavac del laboratorio chino Sinovac decidió la aplicación de una dosis de refuerzo a la población que ya tenía más de seis meses desde la primera vacuna.

¿La razón? Todos los estudios confirman que el nivel de los anticuerpos neutralizantes y con ello el nivel de protección frente al virus Sars-CoV-2 , causante de esta enfermedad, disminuía porque lo que las personas quedaban más vulnerables y expuestas al contagio. Era necesario entonces reforzar la inmunidad lograda por las vacunas. En ese contexto, el 11 de agosto se inició la vacunación con dosis de refuerzo a los vacunados con Sinovac.

Hoy se conocieron los resultados del primer estudio a nivel mundial que midió la efectividad de la vacuna de refuerzo y en este caso específico la efectividad una tercera dosis para quienes habían recibido el esquema de dos dosis de la vacuna Coronvac.

El Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) del Ministerio de Salud determinó, hace dos meses, el uso de la vacuna AstraZeneca como dosis de refuerzo para las personas mayores de 55 años que habían completado su esquema de vacunación con CoronaVac, Pfizer para los menores de esa edad, y Sinovac para casos especiales.

Para este esudio específico, se utilizó al basa de datos de personas afiliadas a Fonasa (cohorte total de 11.201.635 personas), mayores de 16 años, sin historia de infección por Covid-19 y que hayan recibido CoronaVac como esquema primario de inmunización (dos dosis).

En este estudio, se consideraron 2.017.878 personas vacunadas con Coronavac que recibieron alguna dosis de refuerzo: 371.592 recibieron Pfizer, 1.506.154 recibieron Astrazeneca y 140.132, la misma vacuna de Sinovac. La efectividad se calculó 14 días después de haber recibido la dosis de refuerzo con cualquiera de las vacunas disponibles.

La principal conclusión de la investigación muestra que las tres vacunas utilizadas como dosis de refuerzo (Sinovac, Pfizer y Astrazenaca) logran aumentar notablemente los niveles de efectividad para prevenir Covid-19 sintomático y también las hopitalizaciones respecto de la población que no se ha vacunado. Más adelante, se medirá la efectividad que tienen frente al ingreso a UCI y la mortalidad.

Para prevenir el Covid sintomático, quienes recibieron como vacuna de refuerzo una tercera dosis de Coronavac, la efectividad subió de 56% a 80,2%; en quienes recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech la efectividad se eleva de 56% a 90%, y con AstraZeneca, aumenta de 56% a 93%. Es decir, si se considera, la efectividad del 90% en la prevención de Covid-19, implica que de 100 personas que hubiesen tenido la enfermedad, solamente habrá 10 casos si todos hubieran hubieran cumplido con la dosis de refuerzo en comparación con aquellas personas que no han sido vacunadas.

En cuanto a la prevención de hospitalización, la efectividad de la vacuna de refuerzo CoronaVac sube de 84% a 88%, con Pfizer-BioNTech aumenta de 84% a 87%, y AstraZeneca crece de 84% a 96,3%.

FOTO: AFP

Decisión correcta

Rafael Araos, asesor de la Subsecretaría de Salud Pública del Minsal, destacó que los resultados obtenidos muestran que la decisión del uso de una dosis de refuerzo es correcta y acertada para la prevención de Covid-19 en el país y que, con cualquiera de las tres vacunas autorizadas como dosis de refuerzo, son altamente efectivas en prevenir Covid-19 y hospitalizaciones.

“Las tres vacunas que usamos son distintas palatafomas, una vacuna inactivada (Sinovac), otra con virus vectores (Astrazeneca) y una con RNA mensajero (Pfizer). Las tres son súper efectivas en recuperar la efectividad que se había perdido con el paso del tiempo y nos llevan a niveles que no habíamos visto con los esquemas primarios lo cual es una excelente noticia”, explicó Araos.

Como las tres vacunas son diferentes y se aplicaron a distintos grupos de la población, de diferentes edades, no se pueden realizar comparaciones entre las vacunas ni inferir que una vacuna de refuerzo es mejor que otras. Además, se debe considerar que también estamos en un momento epidemiológico diferente a cuando se realizaron las mediciones anteriores con solo las dos dosis.

Respecto del tiempo de duración de la inmunidad de la dosis de refuerzo, Araos indicó que no se sabe cuánto es pero se puede especular que debiera durar más tiempo que el esquema primario de vacunación, porque los niveles de anticuerpos que se generan tras una dosis de refuerzo (en estudios que se han realizado fuera de Chile y los datos de la investigación que se realiza en el país) son muy altos y más altos que con las primeras dosis.

“Incluso si los anticuerpos tuvieran la misma velocidad de disminución en el tiempo, el llegar a un peak más alto nos hace pensar que vamos a poder espaciar una eventual cuarta dosis o revacunación el año que viene. Yo esperaría que al menos dure seis meses bien, sobre todo para los desenlaces más graves y así mismo, una cuarta eventual dosis nos permitiría ir espaciando las dosis hasta ojalá, llegar a un sistema de vacunación anual”, indicó Araos, también infectólogo de Clínica Alemana.

Respecto de la vacunación de refuerzo en niños, Araos señaló que probablemente sí la requieran pero no en el mismo tiempo que los adultos porque podrían responder mejor a la vacunación y el refuerzo entonces no sería tan urgente. Pero que se debe considerar dosis de refuerzo para toda la población.

Nivel de anticuerpos

Aunque en este estudio no se midieron los niveles de anticuerpos de las vacunados con dosis de refuerzo, el doctor Araos adelantó que en otro estudio que están realizando con investigadores de la Universidad de Chile encabezados por Fernando Valiente, que ya terminó su reclutamiento, hay cuatro grupos en los que se mide anticuerpos neutralizantes en distintos momentos para saber cuánto difieren estos anticuerpos entre la vacunación basal y el refuerzo. “Les puedo adelantar, de manera informal, que la tendencia es bien clara y los aumentos de anticuerpos neutralizantes son muy muy potentes para todas las vacunas que estamos analizando, por lo tanto, eso de alguna forma respalda lo que estamos observando a nivel epidemiológico”.

Durante la presentación del estudio estuvieron presentes el Presidente de la República, Sebastián Piñera; el Ministro de Salud, Enrique Paris y la subsecretaria de Salud, Paula Daza.

¿Tres dosis de Coronavac?

El académico de la Universidad Católica y director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, Alexis Kalergis y director del ensayo clínico con la vacuna de Sinovac que se realiza en el país (adultos y niños), señala que este estudio es “una noticia positiva que va en la línea de los resultados obtenidos en los estudios científico-clínicos desarrollados en Chile y en otros países”. Es decir, las vacunas son seguras y efectivas.

“En base a tres fundamentos fue que tempranamente , entre marzo y abril de este año, planteamos que sería importante prepararse para una eventual necesidad de una dosis de refuerzo. Esta recomendación fue sustentada en la evidencia científica derivada del estudio científico-clínico que estamos conduciendo en la UC , que reveló un natural decaimiento del nivel circulante de anticuerpos neutralizantes (lo que no significa necesariamente falta de protección)”. Este fenómeno, dice Kalergis, se fundamenta en el proceso normal y necesario de regulación de la inmunidad y se observa tras cualquier tipo de infección o vacunación.

¿Por qué es un buen resultado según el director del IMII?Porque que la exposición repetida a los antígenos de una vacuna genera respuestas inmune cada vez más potentes, debido a la memoria inmunológica. El hecho de que la vacuna CoronaVac llegue a estos niveles de protección sin necesariamente un esquema de combinación con vacunas basadas en otras plataformas sugiere que un régimen de tres dosis de CoronaVac podría ser recomendable como opción de inmunización, considerando que el mayor numero de inmunizaciones en nuestro país ha sido realizada con esta formulación, con el propósito de prevenir muertes, hospitalizaciones por Covid-19 y mantener la buena condición sanitaria que vivimos”.

Kalergis adelantó que próximamente darán a conocer resultados de un análisis que demuestran un aumento significativo en los niveles de anticuerpos contra el virus tras la dosis de refuerzo también de Sinovac (tres dosis de Sinovac).

Siga leyendo en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.