¿Es recomendable tomar un año de descanso luego del colegio si no se tiene claridad sobre qué estudiar?

Foto: Patricio Fuentes Y./Archivo

Lo primero es decir que muchas personas llegan a este punto sin claridad sobre qué estudiar, y en diferentes momentos del proceso de decisión. La respuesta más adecuada es “depende”. En general un año de “descanso” solamente no es lo más recomendable, ya que si no se aprovecha este espacio para tener ciertas experiencias que ayuden a la decisión, pueden terminar con la misma indecisión anterior.

Considerando lo anterior, es clave evaluar opciones para ese año que puedan contribuir a tomar buenas decisiones vocacionales al final de éste. Una de ellas puede ser, si el o la joven no tiene definida una carrera, pero sí un área de interés, entrar a un programa dentro de esa área, ya sea una carrera similar o un programa más amplio como los planes comunes, bachilleratos o College. Esto por supuesto si existen posibilidades económicas para sustentar este “año adicional”. La ventaja es que aproxima a la persona a los desafíos de los estudios superiores, y a la vez contribuye a que profundice en las opciones dentro del área que el interesa. Además es común que se puedan convalidar cursos una vez elegida la carrera definitiva.

Si no hay una opción de área definida, probablemente la mejor opción sea una combinación de decisiones. Por una parte, seguir preparándose académicamente, en clases o preuniversitario, para mejorar las condiciones de ingreso a la carrera que eventualmente elijan, y adicionalmente, buscar apoyo en su colegio, familiares o expertos que les ayuden a tomar una decisión adecuada.

En caso de tomar este camino, es también importante que la o el joven le de estructura a su tiempo, ya sea buscando un trabajo, un voluntariado, ayudando en aspectos concretos en la familia, o alguna actividad sistemática además del preuniversitario. Esto ayuda a mantener el vínculo con la experiencia que tienen sus compañeros y compañeras que sí están estudiando, y les permite tener experiencias de avance, en lugar de sentirse estancados en un “intermedio” poco claro.

* Vicedecana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica



Seguir leyendo