Rover de la Nasa detecta dos extrañas y desconcertantes formaciones en Marte

La extraña imagen captada por el Curiosity. Foto: Nasa

Tal como el hallazgo de una formación rocosa que parecía una puerta, o de una "flor", ahora el Curiosity vuelve a enviar una sobrecogedora imagen.


La duración prevista del rover Curiosity en Marte era de 1,8 años terrestres (un año de Marte), pero después de 10 años de estadía, continúa enviando datos sobre el planeta rojo, recorriendo más de 19 Km.

Actualmente se está abriendo camino hacia la montaña central del cráter Gale del Monte Sharp, brindando selfies e información sobre la geología, la historia y la atmósfera de Marte a medida que avanza.

Vista del Monte Sharp tomada por el Curiosity. Foto: Nasa

Además, ha enviado fotografías panorámicas y videos en 4K, esto último gracias al procesamiento de imágenes realizada por la Nasa en la Tierra. Su objetivo principal es establecer si existió vida alguna vez en Marte, caracterizar el clima, determinar su geología y ver las posibilidades de exploración humana, la que se espera pueda venir en la próxima década.

Una de las últimas imágenes que envió pareció ser una “puerta”, la que desató todo tipo de comentarios en redes sociales.

Ahora, el rover vuelve a enviar una provocadora imagen de dos delicadas formaciones que desafían la gravedad y que se elevan desde la polvorienta superficie marciana.

El Instituto SETI, una organización de investigación centrada en la búsqueda de vida en el universo, destacó la imagen en un tuit la semana pasada, calificándola de “genial roca”.

Una vez más, las redes sociales volvieron a teorizar sobre el posible origen de estas formaciones, pero fue el propio SETI ofreció una posible explicación para estas fantásticas formaciones: “Lo más probable es que los picos sean los rellenos cementados de antiguas fracturas en una roca sedimentaria. El resto de la roca estaba hecho de un material más blando y se erosionó”.

La imagen provino de la cámara montada en el mástil de Curiosity (Mastcam) y fue tomada el pasado 15 de mayo. Es difícil juzgar la escala real de las rocas y otras pequeñas características del paisaje, pero una vista más amplia sugiere que las formaciones son muy delicadas.

El detalle de las estructuras. Foto: Nasa

Los picos recuerdan a una hermosa flor o concreción en forma de coral (residuos de la erosión de la roca sedimentaria) que el rover detectó a principios de este año.

Las cámaras de Curiosity le permiten ver lo grande y lo pequeño de Marte, desde grandes panoramas hasta pequeños detalles en el suelo. Hay belleza y asombro en ambas perspectivas.

Otras desconcertantes imágenes marcianas

Esta no es la primera vez que Marte ofrece extrañas fotografías. En marzo pasado, Kevin Gill, un ingeniero que ha alcanzado más fama por procesar imágenes espaciales de la Nasa, sorprendió a sus seguidores con las hermosas imágenes obtenidas por un rover de la agencia espacial, las que dio a conocer con un tuit, imagen que describía como “una flor marciana”.

La imagen también fue obtenida por el Curiosity de la Nasa, que capturó una hermosa y delicada formación en Marte que parece que podría ser un pedazo ramificado de coral oceánico. Aunque no es coral, su forma es familiar a estas especies marinas de la Tierra.

La imagen proviene del instrumento Mars Hand Lens Imager (Mahli) de Curiosity, que la Nasa describe como “una versión de la lupa de mano de aumento que los geólogos suelen llevar consigo al campo”. Eso significa que la formación en la imagen es bastante pequeña.

Abigail Fraeman, científica adjunta del proyecto Curiosity, tuiteó una útil guía visual que compara el objeto con un centavo estadounidense para dar una idea aproximada de la escala.

Una misteriosa puerta

El 7 de mayo, el rover captó con una de sus cámaras una inesperada característica en su rocosa superficie: fotografió lo que en una primera mirada pareciera ser una puerta excavada en la ladera de una colina.

La imagen de esta supuesta puerta es tan inquietantemente convincente que muchos internautas amantes de las ideas conspirativas teorizaron que se trata del acceso a un lugar hasta ahora desconocido por los humanos.

Por eso y desde entonces, la agencia espacial ha intentado dar una respuesta convincente de qué se trata esta misteriosa formación geológica. A través de una actualización en el blog de la misión.

la Nasa explicó que el montículo, ubicado en la ladera de Monte Sharp, tiene una serie de fracturas abiertas naturales, incluida una de aproximadamente 30 centímetros de alto y 40 centímetros de ancho, similar en tamaño a una “puerta de perro”. Este tipo de fracturas abiertas son comunes en el lecho rocoso, tanto en la Tierra como en Marte, señaló la agencia.

La imagen panorámica del montículo se confeccionó usando 113 imágenes de la lente izquierda de Mastcam. La imagen se procesa para aproximar el color y el brillo de la escena al aspecto que tendría el ojo humano en condiciones diurnas normales en la Tierra.

La imagen a tamaño real que tomó el Curiosity. Al fondo, en el círculo rojo, la supuesta puerta. Foto: Nasa

Claramente, los humanos tendrían dificultades para ingresar al acantilado a través de esta “puerta”, escribieron los científicos, razón por la cual el equipo Curiosity la definió solo como una “puerta para perros”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.